Restaurante Sagàs, los mejores bocadillos de Barcelona

La gastronomía es una parte muy importante de cada viaje… y en Barcelona ahora hace un año se inauguró la mejor bocadillería de Barcelona. Sagàs (adecuadamente subtitulado “Pagesos i cuiners”) es una apuesta conjunta del chef Oriol Rovira y del Grupo Sagardi, que han unido esfuerzos para volver a los orígenes del bocadillo y ofrecer una carta muy completa con productos de temporada. Tanto es así que toda la carne, productos de charcutería y hortalizas salen de los campos y la huerta que la familia de Rovira tiene en la pequeña población de Sagàs (dónde también está su restaurante insignia, Els Casals).

Pues bien, aprovechando que durante la semana de Sant Jordi el Gremi de Restauració de Barcelona lanzó una oferta muy interesante para disfrutar de la gastronomía nos acercamos al Sagàs.

Carta de Sagàs

Detalle de la Carta de Sagàs

El sitio es precioso, y la atención por parte de su staff aún mejor… pero lo bueno estaba por llegar :)

Barra de Sagàs

Barra de Sagàs

Nada más llegar, nos esperaba una deliciosa copa de bienvenida de cava Agustí Torelló Brut Reserva, acompañado de una selección de aceitunas para chuparse los dedos (y nunca mejor dicho, porque en el Sagàs ¡se come con las manos!)

Tapa de aceitunas en Sagàs

Tapa de aceitunas en Sagàs

Acto seguido llegaron a nuestro trozo de barra las mejores patatas bravas que me he comido en la vida. Un punto crujientes, cortadas gruesas, al punto de sal y con una salsa de Alioli, Romesco y Chile que haría las delicias del mismísimo Ratatouille.

Patatas bravas de Sagàs

Patatas bravas de Sagàs

Y luego fue el turno de los célebres bocadillos. Empezamos con la tradicional Chapata Sagàs hecha con una deliciosa combinación de tocineta, alcaparras, higos, rúcula, queso fresco de La Quar, olivada y vinagreta de “carquinyolis”. Un punto dulce y otro salada, es una explosión de sabor maravillosa… y, para muestra, nada mejor que una fotografía.

Chapata de Sagàs

Chapata de Sagàs

Si la chapata fue mi bocadillo favorito (y que conste que en varias visitas he probado unos cuantos y todos están buenísimos), mi compañero de cena alucinó con los “Pork Buns”. Originales de Shanghai y elevados a la gastronomía de Nueva York por David Chang, Oriol Rovira “reinventa” estos sabrosos mordiscos de pan al vapor rellenos de tocino y salsa picante de de cacahuete y jengibre. Con su textura suave y agradable son un verdadero placer para los sentidos.

Pork buns de Sagàs

Pork buns de Sagàs

Pork buns de Sagàs

Pork buns de Sagàs

Los que me conocen saben que hay un alimento que me pierde y es el chocolate. Y yo creo que en Sagàs también deben saberlo, porque el postre de Chocolate, aceite y sal sobre entrecoca del Mossèn de Folgueroles (aka Jacint Verdaguer) es mi perdición. Suerte que no vivo cerca del restaurante, porque me pasaría la vida comiéndolo… La combinación de una bola de chocolate gigante regada con aceite de oliva de primera calidad y algunas escamas de sal sobre un pan fino y crujiente es tan sencilla y a la vez tan sofisticada que se me hace la boca agua sólo con recordarla… Creo que realmente voy a Sagàs por el postre ;)

Y como sé que no soy la única golosa…

Chocolate, aceite y sal

Chocolate, aceite y sal

Chocolate, aceite y sal

Chocolate, aceite y sal

Todo esto nos costó 20 euros. Los precios de los bocadillos son un poco más caros de lo que es habitual, pero son muy completos y puedes cenar por unos 30, más o menos.

Si queréis ir os recomiendo reservar con antelación (es increíblemente popular, sobre todo por las noches).

Sagàs

Pla de Palau 13 (08003) Barcelona

Tel. +34 933102434 / Reservas: 902 520 522

Me encanta viajar, descubrir rincones, perderme por callejuelas, encantarme con la inmensidad del mar, soñar despierta mientras me tomo un chocolate caliente con vistas a algun paisaje, explorar y dejarme llevar por la intuición. Con este blog, la idea es contaros mis experiencias viajeras, compartir información y aprender cada día un poco más.