Archivo por meses: enero 2013

El castillo de Loarre, una joya del Románico aragonés

Decir que el castillo de Loarre está bien conservado sería quedarme corta. Situado en lo alto de un promontonio a las afueras del pueblo de su mismo nombre es la fortaleza románica mejor conservada de Europa. Hacía años que quería verlo y hace poco pude cumplir el sueño.

castillo de Loarre

De camino al castillo de Loarre

Se asciende por una carretera algo serpenteante y empinada y se ve en todo momento, aunque a veces el roquedal sobre el que está construido lo oculta parcialmente. Las vistas son espectaculares y es muy fácil entender porque el rey Sancho III de Navarra mandó construirlo en el siglo XI para usarlo como avanzadilla desde la que organizar la reconquista de la zona y los ataques a Bolea, la principal plaza musulmana. Cuando la frontera con los reinos moros se desplazó más al sur, en el siglo XII, el castillo de Loarre perdió su función de control de fronteras… Y en el siglo XV fue abandonado definitivamente y la población se instaló en el actual pueblo de Loarre, en el llano.

castillo de Loarre

Castillo de Loarre

castillo de loarre Huesca

Castillo de Loarre

Destaca lo espectacular de su construcción. Desde detrás se observa perfectamente cómo lo construyeron sobre un promontorio de roca caliza a más de mil metros de altura. El resto del recinto está protegido por una muralla de 170 metros de perímetro en la que se intercalan 9 torres semicirculares. Desde el parking para los coches hay que andar un poco, dejando atrás un pequeño bosque, hasta el punto de información y taquillas, desde donde las vistas del Castillo de Loarre y de la comarca de la Hoya de Huesca, que se domina a la perfección.

Castillo románico de Loarre Huesca

Entrada al castillo de Loarre, en Huesca

El acceso al castillo de Loarre se hace cruzando las murallas. Desde aquí, una rampa sube hasta la fortaleza, dejando a la izquierda la solitaria Torre del Vigía. Para después llegar a la puerta de entrada principal, decorada con profusión con esculturas de estilo románico. El lugar es un mirador ideal y un punto de control perfecto de toda la comarca. Y aún más si os encontráis un día tan claro como el que vivimos.

Castillo de Loarre, Huesca

Torre de vigía y muralla del castillo de Loarre, Huesca

Castillo de Loarre, Huesca

Vistas de la Hoya de Huesca desde el castillo de Loarre

Desde aquí, se sube por una escalera recta, encajada en un pasadizo. Es la única entrada y en caso de invasión debía de ser muy fácil de defender. A lado y lado, se abren dos pasos: a la izquierda hay el pequeño recinto que ocupaba el cuerpo de guardia; a la derecha la preciosa cripta de Santa Quiteria, pequeña, oscura, con una acústica perfecta y llena de misterios, como la del perro que hay tallado en uno de sus sillares de piedra. Desde aquí, hay una escalera muy estrecha y bastante oculta que comunica la cripta con el presbiterio de la iglesia, que está directamente encima.

castillo de loarre

Escalinata principal del castillo de Loarre

castillo de loarre

Perro grabado en la cripta del castillo de Loarre

Al final de la escalinata, a mano izquierda está la Iglesia Románica de San Pedro, de la que destacan su gran cúpula de sillería (de 25 metros de altura y bastante inusual para la época) y unos grandes ventanales y arcos ciegos de medio punto en el ábside con muchos detalles esculpidos con claras influencias del románico francés y de Jaca. A partir de aquí el pasillo se bifurca y da paso al conjunto de salas, pasadizos, escaleras y galerías de la fortaleza, que a veces parece un laberinto.

castillo de Loarre

Iglesia de San Pedro en el castillo de Loarre

CAstillo de Loarre románico en Huesca

Interior del castillo

Como todo buen castillo que se precie, tiene unas mazmorras inquietantes, restos de un monasterio, cisternas y una zona fuerte con varias torres y dependencias. Es precisamente en la parte superior del castillo, cuando la emoción ya me embargaba, donde están las construcciones más antiguas: una diminuta capilla, la torre del Homenaje -o de los Reyes, de 5 plantas y 22 metros de altura, que se comunica con el camino de ronda de la muralla- y la torre de la Reina. Desde el Mirador de la Reina las vistas de toda la Hoya de Huesca se despliegan ante nuestros ojos y se pierden en el horizonte.

castillo de Loarre

Zona superior del castillo de Loarre

vistas de la hoya de huesca

Vistas de la Hoya de Huesca desde el castillo de Loarre

Pasamos en el castillo de Loarre unas 2 horas muy completas y sólo nos fuimos cuando cerraron. El sol se empezaba a poner y teñía el paisaje de infinitas tonalidades de rojo, violeta y ocre, que se fundían en el cielo para dar paso a la noche. Esos colores fueron el colofón ideal para una jornada descubriendo una de las joyas del románico nacional.

Castillo románico de Loarre

Atardecer en el castillo de Loarre

El Reino de los Cielos

En 2005 el Castillo de Loarre fue el escenario del rodaje de la película de Ridley Scott El Reino de los Cielos. En el punto de información nos enseñaron un libro con fotos de la filmación y nos contaron que durante los meses que duró el rodaje, los vecinos hicieron de extras y se codearon con grandes como Liam Neeson, Jeremy Irons, Orlando Bloom o Eva Green. Y a mi que me hubiera encantado participar… ;)

castillo románico de Loarre

El Castillo de Loarre, dominando el paisaje al atardecer

Horarios del castillo de Loarre

  • Del 1 de noviembre al 28 de febrero: 11 – 17.30h
  • 1 de marzo – 15 de junio y del 16 de septiembre al 31 de octubre: 10 – 14h y 16 – 19h
  • 16 de junio – 15 de septiembre: 10 – 14h y 16 – 20h
El castillo cierra el 25 de diciembre y el 1 de enero; y el 24 y el 31 cierra a las 14h.

Precios de las entradas

  • Entrada Normal: 3,90€
  • Entrada reducida (estudiantes, grupos de + de 20 personas, jubilados): 3,30€
  • Infantil (6 – 16 años): 2,70€
  • Discapacitados y menores de 6 años: gratis

Se organizan visitas guiadas.

Es muy recomendable pedir la audioguía, porque permite hacerte una mejor idea de cómo era la vida en el castillo.

Información y reservas

¿Cómo llegar al castillo de Loarre?

  • Al castillo de Loarre se llega en coche desde Huesca, en dirección Ayerbe por la carretera A-1206. Está a unos 30 kms de la capital de la provincia, en un promontorio muy visible a las afueras del pueblo de su mismo nombre.

Visita a Rosslyn Chapel en Escocia

La capilla de Rosslyn es quizás uno de los lugares más fascinantes de Escocia. Rodeada de misterios, leyendas y una larga historia es de visita obligada. Vinculada al Santo Grial, a los templarios, a los masones e incluso a los avistamientos de ovnis es una pequeña joya a los pies de las Pentland Hills y el éxito de la novela y la película El Código Da Vinci no ha hecho más que acrecentar su fama.

Exterior de la Capilla de Rosslyn, con las obras de restauración en curso

Exterior de la Capilla de Rosslyn, con las obras de restauración en curso

Fuimos después de visitar los puentes sobre el Firth of Forth y antes de volver a casa. Las dos horas mejor aprovechadas del viaje, sin lugar a dudas. A unos 30 minutos del centro de la ciudad, es el lugar perfecto para hacer una excursión de un día desde Edimburgo.

Fundada a mediados del siglo XV por William St. Clair, 3r príncipe de Orkney y primer conde de Caithness, se empezó a construir en 1446 en el pequeño pueblo de Roslin, a las afueras de Edimburgo. Hoy en día se accede a través del centro de visitantes, donde hay muchísima información audiovisual e interactiva que nadie se debería saltar. Cruzas una puerta de cristal y voilà! Uno de los edificios medievales más singulares e inclasificables que has visto.

Aunque están restaurando parte de la fachada, la mayoría es visible. Nada más llegar, sorprende una pequeña exposición que explica el proceso de creación de las peculiares gárgolas que adornan la capilla de Rosslyn.

Gárgolas y detalles de la capilla de Rosslyn

Gárgolas y detalles de la capilla de Rosslyn

Gárgola de león en la fachada de la capilla de Rosslyn

Gárgola de león en la fachada de la capilla de Rosslyn

Quizás por el halo de misterio que la rodea o porque había leído tanto sobre ella, estaba expectante. Y no hay para menos, porque el edificio está cubierto de símbolos por todas partes tanto en el exterior como en el interior, donde es difícil no maravillarse ante el genio de los artesanos que tallaron cada una de las figuras, decoraron las columnas o se encargaron de uno de los techos más bonitos que he visto.

El edificio se proyecto originalmente como Capilla de San Mateo y se cree que debería haber sido más grande… pero después de la muerte de St. Clair en 1484, el proyecto se quedó tal cual nos ha llegado. Con una superfície de 21 metros de largo y 13 de alto, prácticamente no hay un centímetro de Rosslyn que no esté trabajado. Centenares de relieves y esculturas recubren el edificio y es difícil dejar de mirarlos.

Entrada a la capilla de Rosslyn

Entrada a la capilla de Rosslyn

La sorpresa es aún mayor cuando entras… Lamentablemente, no dejan hacer fotos en el interior -práctica que ni entiendo ni creo que vaya a entender nunca. Hay escenas bíblicas como la expulsión del Jardín del Edén, el ángel caído o la crucifixión de Cristo, que se mezclan con un par de arcos cubiertos por esqueletos que danzan, ángeles que tocan la gaita, esculturas relacionadas con los caballeros templarios, otras masónicas y varias de carácter pagano.  Entre estas destaca la presencia repetida del “Green Man”, que aparece más de 100 veces en toda la capilla de Rosslyn. 

Se trata de una figura pagana que simboliza el crecimiento y la fertilidad de la naturaleza y que está por todas partes. Admitiré que me da algo de miedo su cara… pero es tan misteriosa su presencia en un templo religioso que no podía dejar de buscarlo. De hecho, dentro de la capilla hay unas fichas para que busques algunas de las esculturas más interesantes y simbólicas, con sus explicaciones.

Green Man en la capilla de Rosslyn

Green Man en la capilla de Rosslyn (foto: Wikimedia Commons)

Otra de las joyas la capilla de Rosslyn es el llamado “Pilar del Aprendiz”, una columna decorada con profusión que se retuerce sobre sí misma y que debe su nombre a una leyenda relacionada con las tradiciones masónicas. Se cuenta que el albañil encargado de las obras fue a inspirarse para tallar un pilar a Roma… y cuando volvió, su aprendiz -que había soñado con el pilar acabado- terminó el trabajo con tal maestría que él, preso de la ira, lo mató con una maza.

Cripta de la capilla de Rosslyn

Cripta de la capilla de Rosslyn

Dejamos atrás la luz de colores que se filtra por las vidrieras y descendemos a la cripta, lugar donde según dicen algunos hay un tesoro, un túnel y mil cosas más… Algunas leyendas afirman que la verdadera cripta está todavía oculta debajo del pilar del aprendiz y que esconde algún secreto templario… Pero no lo pudimos comprobar porque había demasiados vigilantes, pendientes de que ni hiciéramos fotos ni tocáramos nada.

Hay tanto por ver, tantos detalles, tantos símbolos que es un lugar al que hubiera podido dedicarle toda la mañana… Desde lo alto de sus pináculos hasta la base de sus pilares, no hay nada que no me gustara. Si vais, tomadlo con calma y saboread cada rincón.

Pináculo en el exterior de la capilla de Rosslyn

Pináculo en el exterior de la capilla de Rosslyn

Monumento en la capilla de Rosslyn

Monumento en la capilla de Rosslyn

Después de visitar la capilla, si tenéis tiempo, dedicadle un rato al cementerio que hay a sus pies. El lugar tiene una atmósfera muy especial y las vistas de las Pentlands nevadas en una mañana de principios de diciembre fueron el colofón perfecto para esta excursión desde Edimburgo. Lástima de no haberme podido perder algunas horas por un sendero… Supongo que tendré que volver ;)

Las Pentlands vistas desde Roslin

Las Pentlands vistas desde Roslin

INFORMACIÓN PRÁCTICA DE LA CAPILLA DE ROSSLYN

Horarios

Abren todos los días (excepto el 24, 25 y 31 de Diciembre, y el 1 de Enero):

  • Lunes – sábado: 9.30 – 17h
  • Domingos: 12 – 16.45
  • Hay visitas guiadas cada día, varias veces. Para más información, consultad la web de la capilla de Rosslyn

Precios

  • Adultos: 9 libras
  • Entrada reducida: 7 libras
  • Menores de 18 años (con familia): gratis

CÓMO LLEGAR A LA CAPILLA DE ROSSLYN

La capilla de Rosslyn es bastante accessible tanto en transporte privado como público, y no tiene pérdida:

  • En coche: esta es su dirección en Google Maps (Rosslyn Chapel, Roslin, Midlothian, Scotland, EH25 9PU)
  • El bus número 15 de Lothian Buses va desde el centro de Edimburgo hasta el pueblo de Roslin, a 2 minutos a pie de la capilla. Los horarios están en su página web. 

Las mejores vistas de los puentes sobre el Firth of Forth en Edimburgo

En Escocia no todo es verde o medieval. Una de las cosas que más me llaman la atención cada vez que vuelvo son los puentes que, por ferrocarril o en coche, permiten salvar la distancia entre Edimburgo y la zona de Fife cruzando el estuario del río Forth, el famoso “Firth of Forth”.

Puente sobre el río Forth

Puente sobre el río Forth

Los he cruzado tantas veces que he perdido la cuenta pero nunca han dejado de fascinarme, en especial el del ferrocarril, una estructura imponente de metal rojo del siglo XIX que sigue pareciendo nuevo. Así que en mi última visita a Escocia quise verlos desde una perspectiva diferente.

El Forth Bridge

Detalle del puente del ferrocarril sobre el río Forth

Detalle del puente del ferrocarril sobre el río Forth

Si en Escocia decís Forth Bridge os mandarán al puente del ferrocarril. Al otro, paralelo y más moderno, lo llaman Forth Road Bridge, para dejar claro que por él pasan los coches.

El puente es una obra maestra de la ingeniería diseñado por Sir John Fowler y Sir Benjamin Baker, y construido por la la compañía de Sir William Arrol entre 1883 y 1890. El Príncipe de Gales y luego rey Eduardo VII lo inauguró el 4 de marzo de 1890 y desde entonces no ha dejado de funcionar. Es todo un emblema del país y está en perfecto estado, mucho mejor que su vecino.

Forth Bridge desde North Queensferry

Forth Bridge desde North Queensferry

Detalle del puente sobre el estuario del río Forth

Detalle del puente sobre el estuario del río Forth

Algunos datos interesantes sobre el Forth Bridge:

  • Fue el primer gran puente de acero del mundo
  • Tiene 2,5 km de longitud y su doble vía de ferrocarril se eleva a 46 metros sobre el nivel máximo del agua
  • Su altura máxima son 104 metros, que descansan sobre pilares de 21 metros de diámetro.
  • Sus cimientos están a una profundidad de 27 metros.
  • Llegaron a trabajar 4.600 personas a la vez en su construcción.
  • Hubo más de 26.000 accidentes, que dejan un cómputo de 98 muertes de obreros, 8 hombres rescatados por botes salvavidas y cientos de trabajadores inválidos o mutilados
  • En su construcción se emplearon: más de 8 millones de remaches, 55.000 toneladas de acero de gran calidad, 18.122 metros cúbicos de granito.
  • Todavía hoy lo cruzan unos 200 trenes al día.
  • Aparece en una escena de la película 39 escalones de Alfred Hitchcock y en su remake.

Forth Road Bridge

Forth Road Bridge

Forth Road Bridge

El puente para los coches que cruza el río Forth es el típico puente colgante. Se inauguró en 1964 para sustituir a los ferrys. A diferencia del viaducto del ferrocarril, se ha deteriorado rápidamente y está previsto que lo cierren en 2016. Actualmente los trabajos para construir un nuevo puente para el tráfico rodado ya están en marcha.

El puente en cifras

  • Tiene una longitud total de 2.512 metros y cuando se construyó era el puente colgante más grande de fuera de EEUU y el cuarto más largo del mundo.
  • Está hecho de 39.000 toneladas de acero y 115.000 metros cúbicos de cemento.
  • Los cables principales tienen 590 milímetros de grosor y cada uno soporta 13.800 toneladas de peso
  • Pasan por el puente cada año más de 11 millones de vehículos.
El Forth Road Bridge desde North Queensferry

El Forth Road Bridge desde North Queensferry

¿Desde dónde ver los puentes sobre el río Forth?

Hay bastantes buenas vistas tanto desde la costa de Fife como desde la de Edimburgo (Leith) pero la palma se la llevan los pueblos de South y North Queensferry.  Estas dos poblaciones casi gemelas están situadas en las dos orillas de la parte más estrecha del estuario del río Forth y toman su nombre de los primeros ferrys que cruzaban el Firth of Forth y, en concreto, de los ferrys que en el siglo XI llevaban a la reina Margaret de Escocia de la residencia real en Dunfermline hasta el castillo de Edimburgo.  Por este lugar también pasaron otros ilustres como la omnipresente Maria, Reina de los Escoceses, camino de su encierro en el Loch Leven, o el infame Oliver Cromwell, cuyo ejército realizó una verdadera masacre cerca de Inverkeithing.

North Queensferry

North Queensferry

Para verlos de cerca, por proximidad y porque había oído que las vistas eran buenísimas, me acerqué a North Queensferry. El pueblo, diminuto, está entre los dos puentes y tiene un aire muy pintoresco y pesquero. Aunque quedan lejos los años en que los ferrys la llenaban de turistas y pasajeros, conserva un encanto innegable. Con sus casitas y sus cottages frente al mar, tiene un muelle del siglo XIX, un pequeño faro, los restos de la capilla de San James (que fundó el mismísimo Robert The Bruce en el XIV) y desde hace algunos años el acuario más grande del Reino UnidoPero como no me gustan mucho los peces, exploré el pueblo y pasé de largo de esta atracción. Por cierto, en el Albert Hotel sirven unos desayunos de campeonato!

Albert Hotel y el Forth Bridge en North Queensferry

Albert Hotel y el Forth Bridge en North Queensferry

Faro de North Queensferry

Faro de North Queensferry

Si os gustan las fiestas populares y estáis por la zona el primer viernes de Agosto, en la vecina South Queensferry se celebra el festival pagano del Burry Man, en el que un curioso personaje se pasea ataviado de una manera muy… peculiar en una especie de ritual para dar suerte a todos los que le den dinero o whisky. ¡Muy escocés!

¿Cómo llegar a los puentes del Firth of Forth?

  • North Queensferry: (en coche) por la M90, a 20 minutos de Edimburgo; (en tren) hasta la estación de ferrocarril de North Queensferry. 
  • South Queensferry: (en coche) por la M90, a 10 minutos de Edimburgo; (en tren) hasta la estación de Dalmeny; (en bus) el número 43 de la compañía First.

Un cambio de look en el blog

Después de una semana desaparecida, por fin estoy de vuelta… Y con novedades!

  1. Finalmente he migrado el blog a dominio propio, así que ahora me podréis encontrar en www.madaboutravel.com
  2. Hay un cambio de look bastante palpable… aunque manteniendo la esencia del blog antiguo. Ahora que ya me he familiarizado con él, creo que es tan “yo” o más que el anterior: el toque sencillo, limpio, la claridad, el toque verde (en honor a la verde Escocia) y una cabecera en homenaje a mi país preferido.
  3. Un logo chulísimo que me ha hecho una amiga fotógrafa y diseñadora, Sarah que, además, tiene un blog genial. Ha conseguido integrar en una taza de té algunas de las cosas que más me gustan… y las ha colocado en algunos de mis paisajes escoceses preferidos, en fotos mías que me traen buenísimos recuerdos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde aquí, quiero dar las gracias a todos los que han hecho posible que esto fuera posible, que me han echado una mano y que me han ayudado a no rendirme y a no desfallecer cuando la técnica me superaba…

  • Mil gracias a Roser y a Arnau por el apoyo técnico en todo el proceso. Sin ellos no hubiera sido posible llegar a hoy.
  • A Sarah Rodríguez por entender tan bien lo que quería, por crear un logo monísimo y por saber transmitir un poco más de mi alma a este espacio.
  • A Eva por acabar de darle los últimos toques y ayudarme con los plugins y con el formulario de contacto.

Y a muchos más que siempre están ahí, para apoyarme cuando más les necesito, que siempre intentan animarme y que me impulsan a luchar por ser cada día y poquito mejor y por acercarme un poco más a mis sueños. A todos, mil gracias!

Por cierto, si queréis, os podéis suscribir por e-mail para seguir recibiendo todas las actualizaciones ;) Si ya lo estabais, tendréis que volver a hacerlo, porque con la migración no se han conservado vuestros suscripciones…

Crail, el pueblo más bonito de la costa de Fife en Escocia

En Crail todos los caminos llevan al mar y, en concreto, a uno de los puertos de pescadores más bonitos de toda Escocia. Como que ya había estado en Saint Andrews varias veces, el pasado mes de diciembre me apetecía explorar algunos de los famosos pueblos pesqueros de la costa de FifeNos levantamos pronto, nos pusimos en marcha y nos perdimos gracias al GPS, que nos hizo tardar casi 3 horas en hacer 20 quilómetros por caminos de campo… Finalmente, conseguimos llegar a Crail. Eso sí, a partir de ese momento apagamos el GPS y decidimos guiarnos por las señales de tráfico, mucho más fiables (al menos en Escocia).

Vistas del pueblo de Crail

Vistas de la costa de Crail

Crail es un pueblo de postal. Precioso, bonito y visitable en una mañana… Y si además hace tan buen tiempo como el que nos hizo, ofrece unas vistas de la costa del llamado East Neuk de Fife espectaculares. Construido alrededor de su famoso puerto y bahía, ha ido creciendo de forma lenta y parece que el tiempo se hubiera detenido aquí.  La mejor manera de descubrirlo es recorrer su frente marítimo, desde el que se divisa misteriosa la Isle of MayLa isla alberga un faro de principios del siglo XIX, algunas ruinas y es una reserva natural donde anidan muchas aves y crían focas. Para proteger a esta fauna, los ferrys que van allí desde Crail y Anstruther no funcionan del 1 de octubre al 1 de mayo.

Faro de Crail, Escocia

Torre de vigilancia en Crail, Escocia

Playa de Roomebay

Playa de Roomebay

Pasear junto al mar es una buena manera de conocer Crail, de acercarnos a su esencia como los marineros y los pescadores que cada día salen a por pescado. El agua de las olas se filtra entre las fisuras de las rocas de esta playa y crea lagunas naturales que reflejan el paisaje como si fueran un espejo. Hasta que, al final del paseo se divisan los restos del castillo, ahora reconvertido en jardines, del que apenas han sobrevivido las murallas y una torre.

Playa de Crail

Playa de Crail

Castillo de Crail desde el paseo marítimo

Castillo de Crail desde el paseo marítimo

Llegamos así hasta la calle que desemboca en el pintoresco puerto de Crail. Con semejante visión y tantas casas bien conservadas de los siglos XVII y XIX, es perfectamente entendible que el pueblo se haya convertido en una especie de refugio de artistas. Tanto es así que hace años el National Trust decidió restaurar y recuperar las que estaban en peor estado para devolver la gloria pasada a un pueblo fundado en el siglo XII y cuyos orígenes se remontan a los pictos.

Casas de pescadores en Crail

Casas de pescadores en Crail

Puerto de Crail

Puerto de Crail

En un sábado por la mañana, con el frío helado y el cielo azul, el lugar respiraba la típica calma de los lugares que se toman la vida con calma. Los barcos de pescadores reflejándose en el agua, las jaulas para pescar el popular marisco de la zona, el espigón, la playa desierta y llena de algas en invierno… Ideales para dejar pasar los minutos y disfrutar del momento.

Jaulas para pescar marisco en el puerto de Crail

Jaulas para pescar marisco en el puerto de Crail

Barcos en el puerto de Crail

Barcas de pescadores en el puerto de Crail

La vinculación de Crail con la pesca, su motor económico principal quizás hasta la llegada de los artistas y del turismo (aunque el lugar no está para nada masificado), es tan grande que muchas casas se han decorado con motivos marineros. Una incluso había colocado unas langostas en el frontón de la fachada

La cabaña de las langostas en Crail

La cabaña de las langostas en Crail

Mientras que uno de los cottages más cercanos al puerto se ha reconvertido en la cafetería y galería de arte más mona que he visto, y que no esperaba para nada encontrar en un lugar tan remoto. La Crail Harbour Gallery and Tearoom combina con maestría lo mejor de una tienda de decoración bonita con repostería, tés y chocolates calientes para chuparse los dedos. Ideal para entrar en calor y recuperar fuerzas. Para muestra, estas fotos…

Decoración en Crail Harbour Gallery

Decoración en Crail Harbour Gallery

Chocolate caliente en Crail Harbour Gallery and Tearoom

Chocolate caliente en Crail Harbour Gallery and Tearoom

Terraza frente al mar en Crail Harbour Gallery and Tearoom

Terraza frente al mar en Crail Harbour Gallery and Tearoom

Nuestra idea original era acercarnos después de Crail a otros pueblos de la zona como Anstruther, Pittenweem o Saint Monans (donde se casó una de mis amigas, en una iglesia frente al mar mientras un gaitero tocaba… gran momento). Pero el incidente del GPS y las pocas horas de luz del invierno escocés nos hicieron desistir. Eso sí, antes de llegar a nuestro destino en Methil, disfrutamos de un atardecer magnífico en la playa de Leven.

Atardecer en la playa de Leven

Atardecer en la playa de Leven

En cualquier caso, es la excusa perfecta para volver… ya con más tiempo y mejores temperaturas. El reto es andar parte del Fife Coastal Path, una ruta a pie que recorre la costa de Fife desde Newport-on-Tay hasta North Queensferry.

¿CÓMO LLEGAR A CRAIL?

  • En coche (la mejor opción… pero no pongáis el GPS o os hará dar mil vueltas inútiles)
  • En bus desde Saint Andrews o desde Leven (empresa Stagecoach)