Ses Salines, el parque natural de la sal en Ibiza

Hace muchos años, quizás siglos, Ibiza era conocida como “la isla de la sal”. La explicación de este nombre está en el Parque Natural de Ses Salines de Ibiza, uno de los lugares más sorprendentes de las Islas Baleares y una verdadero paraíso en el que la sal convierte el paisaje en una postal. Situado entre las islas de Ibiza y Formentera (las Pitiusas), está protegido desde el año 2001 y desde el aire es tan espectacular como desde la tierra.

El parque natural de Ses Salines de Ibiza visto desde el avión

El parque natural de Ses Salines de Ibiza visto desde el avión

Aprovechando que mi vuelo no salía hasta las 11 de la mañana, me acerqué a primera hora, antes de ir al aeropuerto. El sol había salido hacía poco y no había nadie… Después del encanto de Dalt Vila, Ses Salines son ideales para desconectar. Aunque sólo puede explorar una parte muy pequeña de las 2.838 hectáreas del parque, que se extiende desde la ciudad de Ibiza al pueblo de Sant Josep de Sa Talaia, y que llega hasta las salinas de Formentera, a las que se añaden 13.000 hectáreas marinas de Es Freus, un estrecho de unos 6,3 km que une las dos islas.

Ya en el siglo V aC los Cartagineses fueron los primeros en explotar el humedal y en extraer este “oro blanco”. Durante siglos, las salinas de Ibiza fueron unas de las más importantes del Mediterráneo y hoy la extracción continúa. Se siguen usando métodos tradicionales y las montañas blancas de sal, casi irreales, dan forma a un paisaje único. Incluso el suelo es salado y los copos de sal parecen nieve seca.

Salina en Ibiza

Salina

Edificio en el Parque Natural de Ses Salines de Ibiza

Montón de sal en el Parque Natural de Ses Salines de Ibiza

Una carretera bastante solitaria cruza el parque. Conducir por allí, sin nadie a la vista, sin cruzarme con ningún otro coche es maravilloso. A ambos lados se suceden los humedales, los instrumentos para extraer la sal, una especie de presas… El Parque cuenta con un ecosistema de gran riqueza y es Zona de Especial Protección para las Aves. Se han catalogado más de 210 especies, entre las que destacan las garzas y los flamencos, que hacen descansan aquí durante su migración de julio a octubre y de febrero a mayo.

Sal en el Parque Natural de Ses Salines

Terreno salado

Poser en las salinas

Poser en las salinas

Al final de la carretera se llega a la fantástica playa de Ses Salines. Lugar de veraneo de famosos y lugareños, no pude bañarme en sus aguas cristalinas por falta de tiempo pero me quedé con las ganas. La playa forma una curva arenosa y está rodeada de pinos y dunas. El agua, turquesa y en calma, es el refugio de los bañistas y de unos cuantos veleros. No sé cómo será en hora punta ni en temporada alta de baño, pero el lugar me transmitió muchísima paz 🙂

Playa de Ses Salines en Ibiza

Playa de Ses Salines

Edificio en el Parque Natural de Ses Salines de Ibiza

Edificio en Ses Salines

Estoy deseando volver para disfrutar de la zona con calma…

Llegar a las Salinas es muy fácil, sobre todo si alquiláis un coche, y están muy cerca del aeropuerto de Ibiza (de hecho, se ven desde el avión).

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

13 thoughts on “Ses Salines, el parque natural de la sal en Ibiza

  1. Octavio, Montse y Álvaro

    Preciosas fotos e interesantísimo post. De Ibiza conocemos lo que casi todo el mundo, playas, juergas y poco más, que lástima!!!!. Menos mal que tenemos cerquita a personas como tu que nos enseñas lugares tan bonitos y desconocidos como las preciosas salinas. Si volvemos a la isla a buen seguro las visitaremos.
    Saludos??

    Reply
    1. Madaboutravel Post author

      Muchas gracias familia! Quizás precisamente porque a mi la cara fiestera de Ibiza me interesa más bien poco (por no decir nada) intenté buscar lugares algo más especiales… y acerté! Me gusta que os guste…

      Un abrazo enoooorme

      Reply
    1. Madaboutravel Post author

      Exacto Marta, de aquí sale la famosa sal de Ibiza. Me gustó muchísimo el lugar y, quizás porque era a primera hora del día y no había nadie, lo disfruté muchísimo… A la vuelta, por supuesto, compré sal para probarla y debo reconocer que es buenísima 😉

      Un abrazo enorme, guapa!

      Reply
    1. Madaboutravel Post author

      Thanks a lot for your comment, Bente! I really appreciate that you like it! Ibiza has so much more to offer than just parties and beaches…

      Cheers xx

      Reply
  2. Eva - Una Idea Un Viaje

    Qué post más interesante y qué fotazas. No sabía todo eso de la sal… España es tan grande y nos queda tan a desmano que nunca he estado, pero lo cierto es que tengo muchas ganas de ir 🙂 Como decías, una forma de animarnos este fin de semana de frío, jeje.

    Reply
    1. Madaboutravel Post author

      GRacias Eva! El lugar me pareció espectacular! Coincido totalmente contigo: hay muchísimo por ver y por hacer en España 😉 El truco es tomárselo con calma e ir poco a poco…

      Un abrazo

      Reply
  3. Biel

    Tanto Ses Salines de Ibiza como las de Formentera me gustan mucho. En Mallorca también hay unas apenas conocidas. Lo que tiene delito es que en ningún caso haya probado su sal!! (al menos conscientemente)

    Reply
    1. Madaboutravel Post author

      Bon dia Biel! Sólo he visto las de Ibiza y me gustaron mucho. Me han hablado super bien de las de Formentera pero nunca he estado… y las de Mallorca las desconocía totalmente! Por cierto, si no has probado su sal, ya tardas! En Barcelona es relativamente fácil encontrarla… 😉

      Reply
  4. Carles Almagro

    Muy interesante el post, en formentera he estado (no precisamente de fiesta, esto ya lo hice en Ibiza), y se respira una magia y una tranquilidad como en ningún sitio. Dicen que es su magnetismo, yo la verdad no se que es, pero repetiría muy a menudo. Te voy leyendo y nos vemos pronto.. ;)) Kisses

    Reply
    1. Madaboutravel Post author

      Gracias por tu comentario Carles! Le tengo muchísimas ganas a Formentera y todo el mundo habla maravillas de la isla, así que por algo será… Ojalá me pueda escapar pronto unos días para disfrutar de esa magia y tranquilidad… Ibiza me gustó, pero no precisamente su parte festiva (tuve alguna mala experiencia, así que se me han quitado las ganas de repetir).

      Un abrazo

      Reply
  5. Pingback: Qué ver en Ibiza: Dalt Vila | Madaboutravel

Deja un comentario