Qué ver en 6 horas en París

Intentar ver todo lo que hay que ver de París en 6 horas es imposible, así que si por algún motivo sólo podéis visitar la “Ciudad de la Luz” tendréis que escoger. A mediados de mayo tuve que hacer una breve escala en la capital de Francia. Tenía una boda en la campiña de Normandía por la tarde pero mi transporte no salía hasta las 4 de la tarde… y mi vuelo llegó a París a las 9 de la mañana. Así que decidí volver a algunos de mis lugares favoritos para saborearlos con calma y sin prisas.

Rincón bonito de Montmartre

Rincón bonito de Montmartre

Lo primero que hice fue plantarme en Montmartre, dejar la maleta en casa de un amigo y echar a andar hasta “La butte” (como los parisinos conocen a la colina que alberga a uno de sus barrios más fotogénicos). La rodeé, me familiaricé con un entorno ya conocido, hice una pequeña parada en el Halle Saint Pierre, un antiguo mercado de hierro art decó que ahora alberga un museo de Arte Contemporáneo. Y eché a andar hacia la plaza inferior en la que todavía hoy sigue el tiovivo que salía en Amélie. Aunque sólo sea por las magníficas vistas que se obtienen de París desde lo alto de la escalinata, justo enfrente del Sagrado Corazón, ya vale la pena subir.

Halle Saint Pierre, Montmartre, Paris

Halle Saint Pierre, Montmartre, Paris

Iglesia del Sacré Coeur, Montmartre, París

Iglesia del Sacré Coeur, Montmartre, París

Vistas de París desde Montmartre

Vistas de París desde Montmartre

Una vez arriba el principal obstáculo es la marea humano-turística que lo envuelve todo… Pero pese a todo, aún es posible alejarse de las multitudes en Montmartre. Sólo os tenéis que salir de las principales zonas turísticas, callejar sin rumbo y es posible llegar hasta la tranquilidad de los viñedos que quedan en el barrio, descubrir el mítico cabaret Au Lapin Agile (el más antiguo de París y frecuentado en su época de esplendor por grandes como Maurice Utrillo, Modigliani o Picasso), disfrutar del encanto de las zonas que habitan los parisiens y toparte de bruces con otro icono tan importante para el Impresionismo como el Moulin de la Galette cuyo frenesí inmortalizaron grandes como Renoir, Toulouse-Lautrec, Picasso o Van Gogh.

Viñedos en París, Montmartre

Viñedos en París, Montmartre

Cabaret Au Lapin Agile

Cabaret Au Lapin Agile, el más antiguo de París

Calles de Montmartre

Calles de Montmartre

Le Moulin de la Galette en Montmartre, París

Le Moulin de la Galette en Montmartre, París

Montmartre tiene un aire chic, despreocupado y campestre. A veces es como si no estuvieras en París… Me encantan sus viñedos, sus molinos, sus casitas bajas pintadas de colores y sus terracitas. Después de tanto “aire bucólico” me acerqué al Cementerio de Montmartre, uno de los más bonitos que hay en la ciudad. Se construyó a principios del siglo XIX para sustituir al Cementerio de los Inocentes, que se cerró porque estaba en el centro de la ciudad y representaba problemas sanitarios. Entre los miles de tumbas que lo pueblan están las de algunos inquilinos famosos como el pintor Degas, el escritor Alexandre Dumas o Émile Zola (aunque su cuerpo fue trasladado al Panteón, su mausoleo sigue en el cementerio). Es un lugar de paz y recogimiento… y si sois algo mitómanos, podéis jugar a encontrar la tumba de alguna celebridad. A pocos pasos, de camino al metro, está el famoso Moulin Rouge, que me parece un monumento a lo kitsch y lo hortera. Es curioso, cuanto menos, que dos lugares tan diferentes estén tan cerca…

Cementerio de Montmartre en París

Cementerio de Montmartre en París

Moulin Rouge, París

Moulin Rouge, París

En total, esta ruta os puede llevar entre 3 y 4 horas. Como me sobraba tiempo, me subí al metro y me planté en el barrio de Saint Michel. Es una zona radicalmente diferente de Montmartre, más bulliciosa, con más tráfico, más urbana y marcada por su proximidad con la Universidad de la Sorbonne. Sus callejuelas empedradas y estrechas evocan las protestas de mayo del 68… Una buena idea es visitar el Museo Nacional de la Edad Media o Musée de Cluny. El lugar alberga restos de unas termas galo-romanas y una colección de arte medieval espectacular. Pero si no tenéis tiempo, nada mejor que volver andando tranquilamente de vuelta al río Sena, hacer una pequeña parada en la librería Shakespeare and Co, uno de mis rincones favoritos en todo París. Siempre que vuelvo, me acerco y dedico un buen rato a husmear entre sus libros de viejo, sus estanterías llenas hasta los topes y su encanto vintage… aunque en los últimos años cada vez está más llena de gente y se hace difícil curiosear, sigo fiel a mi cita literaria parisina.

Muy cerca, pegados al río, están los imprescindibles Bouquinistes, los libreros de viejo más auténticos de París. En sus paraditas podéis encontrar todo tipo de libros antiguos y de ocasión, mapas antiguos, postales o pósters. ¡Son la perdición! A su lado está la magnífica catedral de Notre Dame, una joya del gótico frente a la cual han colocado una especie de gradas/asientos en las que los turistas se sientan pero que impiden obtener una visión general del templo 🙁

Musée de Cluny

Musée de Cluny

Librería Shakespeare and Company en París

Librería Shakespeare and Company en París

Bouquinistes de París

Bouquinistes junto al Sena

Catedral de Notre Dame

Catedral de Notre Dame

Parada de metro Art Déco en París

Parada de metro Art Déco en París

Y vosotros… Si sólo tuvierais 6 horas para disfrutar de París, ¿qué es lo que no os perderíais por nada del mundo?

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

44 pensamientos en “Qué ver en 6 horas en París

  1. masedimburgo

    Poquito tiempo, pero condensado a la perfección! 😀 Creo que yo también haría algo parecido, me encanta la zona de viñedos y lo tranquila que es la otra ladera de Montmartre, y Notre Dame es mi debilidad, es tan imponente, tan mágica… Shakaspeare & Co tampoco puede faltar, y todo Saint Michel y el Quartier Latin me encantan para comer, tomar algo o comprar libros de segunda mano 🙂

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Fue un día exprimido al máximo… y lo mejor de todo es que me lo tomé con muchísima calma. Eso sí, las gradas horripilantes que han puesto enfrente de notre Dame son un big fail porque impiden hacer una foto frontal en la que salga el edificio entero. Ni idea de quien tuvo la “brillante idea” pero vamos…

      Un abrazo Angie!

      Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Gracias por comentar Alejandra 😉 Yo estuve dudando entre Montmartre y Le marais… pero la proximidad con el apartamento del amigo en el que dejé la maleta me puso la elección fácil. Esa zona de París todavía tiene cierta autenticidad, y más si huyes de las hordas de turistas y buscas sus rincones tranquilos.

      Por cierto, preciosa la foto!

      Un abrazo

      Responder
  2. Marta Aguilera

    Qué recorrido más chulo!! Me han dado muchas ganas de volver a Paris y perderme por Montmatre!! ¿Por qué han hecho tal aberración frente a Notre Dame? ¡Qué necesidad!

    Responder
  3. M.C.

    Pues si que te cundieron esas 6 horas!!! Yo soy una enamoradad de la torre Eiffel y tras pasar por Montmatre que también me encanta ese barrio, me habría ido a la torre. Las dos veces que he ido a París he subido.
    Saludos

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Jiji… Yo, por esta vez, preferí verla desde la distancia, aunque me dolió muchísimo más no poder callejear por el Marais, mi segundo barrio favorito de París. La Tour Eiffel es maravillosa, pero otra vez será… Además, ya he subido 3 veces, así que tampoco estaba entre las prioridades de esta vez.

      Un abrazo

      Responder
  4. Edu y Eri Viajes

    Seis horas en París siendo la primera vez e intentando ver todo pueden ser un infierno. Sin embargo, con el enfoque que tú le has dado (recordar sitios que te han gustado, un paseo exigente aunque no estresante) es un día inolvidable.

    Nosotros haríamos una ruta muy similar a la tuya! 😛

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Exacto! 6 horas para una primera vez sería imposible y muy estresante, pero para retomar el idilio… La próxima vez espero tener más tiempo, porque me quedé con las ganas de regresar a Le Marais 🙂

      Un abrazo gigante, majos!

      Responder
  5. Javier Domingo

    En Montmartre conozco el Moulin Rouge, la basílica y el cementerio, pero no he callejeado más allá, y los viñedos me han dejado boquiabierto, no tenía ni idea…
    En tan poco tiempo, obviamente, hay que darse un paseo por una zona o dos, como tú hiciste. Para mí,

    Responder
  6. Javier Domingo

    (No sé qué he hecho, que se me ha publicado de repente a medio escribir… Bueno, aquí lo copio y lo termino).
    En Montmartre conozco el Moulin Rouge, la basílica y el cementerio, pero no he callejeado más allá, y los viñedos me han dejado boquiabierto, no tenía ni idea…
    En tan poco tiempo, obviamente, hay que darse un paseo por una zona o dos, como tú hiciste. Para mí, que soy de ciudad fluvial, un paseo por los puentes y por las islas del Sena tiene un encanto especial (sobre todo la isla de San Luis, un pueblecico dentro de la gran urbe). Si te gustan los parques, los jardines de Luxemburgo, sin duda. Y ya que te gustan los cementerios, el de Père Lachaise: grandioso.
    Un estupendo artículo, como siempre.

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Y a mi que el Moulin no me va… jiji! Pero Montmartre tiene muchíiiisimos rincones de paz y alejados de la marabunta. Es una joyita. Como Le Marais, otro imprescindible al que no tuve tiempo de volver. Y el Père Lachaise con su tumba de Oscar Wilde. A mi como parque me gusta muchísimo el Jardin des Plantes o el Parc Monceau. En fin, que París no te la acabas ni en una semana. Me temo que me va a tocar volver 😉

      Un abrazo y mil gracias por tus palabras, Javi!

      Responder
  7. Alicia Bea

    6 horas exprimidas al máximo, sin duda. Yo me guardaría una para subir al “batobus” y ver la ciudad desde el Sena. De regreso, un paseo por Saint-Germain-des-Près y luego cenita en el barrio latino. Un saludo!

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Jiji… A mi los bateau mouche como que no me van mucho… Eso sí, la próxima vez que vuelva a París caerá ruta de “Antes del Atardecer” y entonces seguro que cae paseo en barquito. El Barrio Latino es genial… Y me hubiera gustado tener más tiempo para volver a Le Marais, mi barrio preferido.

      Un abrazo

      Responder
  8. Eduardo@Andaremos

    Hay mucho que ver. Una semana no sería suficiente. Se puede ver algo en 6 horas pero hay que correr. Gracias al metro podemos movernos de un lado al otro. Que te pareció ese metro? Para mi que es el mas fácil del mundo.

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Por supuesto! París es enorme, eterna y preciosa y ni una semana sería suficiente para conocer todos sus encantos… Pero aún así, si sabemos elegir, incluso una pequeña escala puede ser tan estupenda como la mía del pasado sábado. 😉

      Y su metro es, además de fácil, precioso

      Responder
  9. El Guisante Verde Project

    Es una opción muy buena. Agotadora, porque te has dado una vuelta bastante cañera. Nosotros en una ocasión teníamos ocho horas de aeropuerto por delante, así que rápidamente tren y al centro. Es verdad que conocer la ciudad ayuda mucho, porque vas a tiro hecho, a ver lo que realmente quieres.
    Una recomendación que aplaudimos es el Museo Cluny, te aseguro que no muchos lo conocen, y merece la pena sin duda.
    Saludos!

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Ahí está la clave en conocer bien la ciudad (o en saber elegir bien, si no la conoces, y ser consciente del poco tiempo que tienes). Me encanta el Museo de Cluny! Como amante de la arqueología y todo lo viejuno, su colección me parece magnífica, y que esté levantado en parte sobre unas termas galo-romanas todavía más 😉

      Un abrazo

      Responder
  10. Pingback: VIAJES Y EVENTOS » 24 horas en París

  11. Lorena

    Nosaltres vam cometre el gran error (culpa meva) d’entrar a prendre un cafè amb llet al bar Les Deux Moulins d’Amélie, a Montmartre…
    Encara recordem els 4,5€ (!) que ens van clavar!

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Uf, a mi em va passar una cosa similar a Roma. VAig comprar un wonderful “gelatto” a prop de la Piazza Spagna i em van clavar 14 euros (sí, 14 10 + 4). Mai m’he sentit més timada/estafada/enganyada en la vida… I després de l’ensurt no em va sentar ni bé 🙁 Aish… Jo aquesta vegada amb vaig limitar a voltar pel barri i fugir de la massa, i va ser una experiència genial!

      Responder
  12. Eva - Una idea, un viaje

    6 horas aprovechadísimas. Los lugares de los que hablas tengo la gran suerte de conocerlos, pero Montmatre y los alrededores me vuelven loca. No sé qué tiene París, que cada vez me gusta más y siempre me apetece volver… Es tan bonita esa ciudad… 🙂

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Gracias por pasarte Eva! La verdad es que conocer de antemano la ciudad ayuda a redescubrirla en una visita-exprés 😉 Montmartre es uno de mis barrios favoritos de París, junto con el Marais. Aish… y como a ti, a mi la ciudad de la luz me tiene el corazón robado (aunque no tanto como Edimburgo) y no me importa volver nunca

      Un abrazo

      Responder
  13. Pingback: Qué ver y qué hacer en... París | En el mundo perdidoEn el mundo perdido

  14. Pingback: Boda chic en Normandía | Madaboutravel

  15. Dani

    Hola,

    Una proposta diferent per a qui ha estat vàries vegades i coneix bé París: una escapada a Chartres, a uns 80 km de París, accessible per la SCNF. La seva Catedral gòtica és brutal, en la meva opinió la més bella de totes 🙂

    Responder
  16. Globellers

    La verdad es que París es precioso tanto para mucho tiempo como para las pocas horas que aprovechastes en la capital de la luz. Sin lugar a dudas hicistes muy buena elección, Montmartre es también uno de nuestros lugares favoritos!!! Saludos viajeros!!! 😉

    Responder
  17. Zulay Albornoz

    Me has animado con mi plan de querer hacer lo mismo, conocer un poco de París al tomar una escala que me deja 6 horas libre (igual que tú) ¿Por qué no pudiste deja las maletas en el aeropuerto? Viajo por Airfrance hasta Alemanía, ¿Sabes si se encargarán ellos de llevar mi maleta al destino final, o me veo en la situación de cargar con ellas?

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Hola Zulay! Genial idea!!! Yo la verdad es que salí con las maletas porque tenía que tomar un tren para ir a Normandía… así que necesitaba las maletas 😉 Supongo que si estás en tránsito AirFrance se encargará de tus maletas, pero lo mejor es que lo consultes 😉

      UN abrazo

      Responder
  18. Pingback: 5 de las bibliotecas más bonitas del mundo | Madaboutravel

  19. Pingback: Bruselas en 6 horas: qué ver y qué hacer | Madaboutravel

Deja un comentario