The Kingsmills, el mejor hotel de las Highlands

This post has a version in English

La ciudad de Inverness es una pequeña joya en las Highlands a la que siempre encuentro algún buen motivo para volver. Se puede visitar fácilmente en un sólo día pero en mi última visita sólo estuve allí para pasar la noche, ya que mi destino final estaba más al norte, en Orkney. Desde el momento en el que supe que iba a subir tan arriba, decidí que sería una buena idea pasar algunas horas en uno de los lugares más vibrantes de las Highlands de Escocia. Y el magnífico Kingsmills Hotel era el lugar en el que quedarme. 

Perfectamente situado cerca de un campo de golf y a tan sólo 1 milla del centro histórico de Inverness, el hotel Kingsmills fue elegido el Mejor Hotel de las Highlands y las Islas en 2012 (y este año ha quedado finalista). Después de pasar una noche allí, puedo ver claramente por qué. .

The magnificient Kingsmills Hotel in Inverness, Scotland

El magnífico hotel Kingsmills

Interior of the Kingsmills Hotel in InvernessInterior of the Kingsmills Hotel in Inverness

Sala donde se puede ver la carta de Robert Burns en el Hotel Kingsmills

Bar y Lounge del hotel Kingsmills

Kingsmills Bar and Lounge

Este es un lugar en el que historia, tradición, confort y lujo van de la mano. El Hotel Kingsmills es un resort de lujo de cuatro estrellas con Spa y opciones de Ocio ubicado dentro de 4 acres de jardines cuidados al detalle y con vistas del campo de golf de al lado. El hotel toma su nombre de un molino que estuvo en este lugar hasta 1950 y dispone de dos edificios: la elegante e histórica mansión principal, construida en 1786 para William Inglis, y visitada un año más tarde por el famoso bardo Robert Burns (se puede ver incluso la carta que le envió al propietario en agradecimiento, ya que está enmarcada y cuelga de una de las paredes); y el KingsClub, un spa de lujo perfecto para relajarte y disfrutar de la vida slow… Una pena que no tuviera tiempo para probar sus tratamientos. Lo cual quiere decir que… tendré que volver! 😉

Desde el primer momento de mi llegada, todo el mundo fue tan encantador, educado y familiar que me sentí como en casa. Y algunas sorpresas esperaban en mi habitación, que estaba en el estiloso Kingsclub and Spa, la última incorporación al hotel. La habitación era preciosa y me dio la bienvenida con un mensaje muy cálido de los managers del Kingsmills y varios bocados deliciosos y muy escoceses: tablet, shortbread y un cupcake (junto con una botella de prosecco). La cama era más cómoda imposible y había incluso un despertador en el que podía conectar mi ipod.

Testing my awesome bed for the night at the Kingsmills Hotel

Probando mi cama en el Kingsmills Hotel

A cup of prosecco to celebrate Scotland in style

Una copa de prosecco para brindar por Escocia

Welcome treats at the Kingsmills Hotel in Inverness

Dulces de bienvenida en el Hotel Kingsmills

Early morning from my balcony at the Kingsmills Hotel

El amanecer desde mi balcón

Aparte de por su historia y grandes instalaciones, el Hotel Kingsmills es conocido por su  fabulosa cocina local y de temporada. El mejor hotel de Inverness tiene dos restaurantes: Inglis y The Conservatory. Disfruté de una de las mejores cenas que nunca he comido en Escocia en el Conservatory: rico y fresco carpaccio de salmón marinado con limón, una hamburguesa buenísima y el mejor bizcocho de chocolate caliente del mundo. Miro las fotos y se me hace la boca agua todavía hoy.

Dinner at the Kingsmills Hotel

Cena en el Hotel Kingsmills

Burger at the Kingsmills Hotel

Hamburguesa de ternera de Angus para cenar

Chocolate sponge cake

Bizcocho de chocolate con helado de vainilla

Restaurante The Conservatory

Restaurante The Conservatory

Y ya que hablamos de comida en el Hotel Kingsmills, el desayuno es de campeonato. La selección de comida no tiene fin: desde fruta a platos calientes como el porridge, los huevos o la salchicha; diferentes tipos de cereales, tostadas, mermeladas y muchos zumos diferentes. La manera perfecta de empezar un día en las Highlands. No sé cuando volveré a Inverness pero, cuando vuelva, ya sé dónde voy a quedarme. 

Muffins for breakfast

Muffins para desayunar

Información útil sobre el Hotel Kingsmills de Inverness:

Aunque mi estancia en el Hotel Kingsmills es parte de una colaboración con el hotel todas las opiniones expresadas en este post son sólo mías y totalmente honestas. 

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

12 thoughts on “The Kingsmills, el mejor hotel de las Highlands

    1. Patricia Cuni Post author

      La verdad es que el precio es algo más caro de lo que pagarías por un hostel… pero a mi no siempre me apetece ir de mochilera y de vez en cuando un pequeño capricho no está mal 😉 Por cierto, están muy abiertos a hablar con bloggers… Así que ya lo sabes si algún día vas por la zona 😉

      Reply
    1. Patricia Cuni Post author

      Exacto José Carlos! De vez en cuando… uno se tiene que dar un capricho 😉 Y el Kingsmills es una pasada! Y no podía estar en mejor lugar, la verdad. Tengo ganas de volver en verano y explorar mejor la zona, porque todavía me queda mucho por ver.

      Un abrazo

      Reply
  1. Sonia - La Zapatilla

    Pero qué buena pinta tiene este hotel… ya veo que te cuidas bien!!! 🙂 La verdad que lo de los dulces de bienvenida es un puntazo pero a mi me ha enamorado la foto del restaurante The Conservatory… precioooso. Una pena que no te diera tiempo a probar el SPA sino seguro que veríamos también unas fotos espectaculares. Ahora mismo haría la maleta y me iría para allí. 🙂

    Reply
    1. Patricia Cuni Post author

      Fabuloso, Sonia! Una pasada de lugar e ideal tanto para explorar la zona como para relajarte… Y aunque todo era perfecto, el Conservatory es un restaurante ideal (y la comida era de 10).

      Uf… Tengo ganas de volver!

      Un abrazo, guapa!

      Reply
  2. Pingback: The Kingsmills, the best hotel in Inverness | Madaboutravel

Deja un comentario