Ruta en coche de un día por Fife: puffins, pueblos de pescadores y castillos

Tanto desde Edimburgo como desde Glasgow las posibilidades para una excursión de un día son prácticamente infinitas. Escocia es un país precioso y, vayas donde vayas, siempre encontrarás algún rincón con algo especial. Pero uno de mis favoritos es el Reino de Fife, un trocito de tierra al norte de la capital escocesa, en la “otra” orilla del Firth of Forth, donde los pueblecitos de pescadores, los castillos y los puffins conviven en plena harmonía.

Así que si te apetece salir de Edimburgo en busca de paisajes marineros, fortalezas imponentes y una rica fauna, acompáñame en esta ruta en coche de un día que te llevará a lugares de lo más bonito. Empezamos viendo frailecillos en la Isla de May y terminamos en la muy histórica ciudad universitaria de Saint Andrews. ¿Nos vamos?

Ruta en coche por los pueblos de pescadores de Fife

1. Ver frailecillos en la Isla de May

Nos levantamos pronto por la mañana, recogemos el coche en la oficina de alquiler y nos ponemos en camino. Desde Edimburgo hasta Anstruther hay un poco más de 1 hora de ruta, así que es buena idea madrugar para poder tomar uno de los barcos que salen desde este encantador pueblo de pescadores para avistar frailecillos (o puffins) y muchas otras aves en la Isla de May. Este paraíso pajaril sólo se puede visitar en primavera y verano, cuando decenas de miles de aves se congregan aquí para anidar y criar a sus polluelos antes de iniciar su migración hacia climas más temperados.

Las visitas a la isla de May duran unas 3 horas y permiten disfrutar del entorno natural, de las vistas y de los pájaros que más simpatía generan en Escocia. Si hace buen día, llévate el picnic y cómetelo allí mismo. Es una experiencia súper recomendable.

Si quieres saber cómo llegar hasta la Isla de May y qué ver en ella, haz clic en el enlace y no te pierdas el artículo donde te lo cuento todo.

 

2. Castillo de Kellie

Deja el pueblo de Anstruther para más tarde y acércate al Castillo de Kellie. Yo lo hice al revés (primero el pueblo, luego el castillo) y me lo encontré cerrado. Así que recuerda que la mayoría de las atracciones turísticas suelen cerrar incluso en verano antes de las 5 y aprovecha el tiempo. Además, si te da hambre, tienen una cafetería perfecta para saciar el apetito.

Castillo de Kellie

El castillo de Kellie, a 5 kilómetros al norte de otro de los pueblos más monos de Escocia (Pittenweem) es una de las fortalezas más completas del East Neuk de Fife. Lo que empezó como una sencilla torre fortificada en el siglo XII es hoy un complejo monumental lleno de escondites y marcado por la historia. Por aquí han pasado reyes y ha estado en manos de dinastías escocesas como las familias Siward, Oliphant o Erskine, los Condes de Kellie. Cuando el linaje de los condes finalizó en 1829 el castillo fue abandonado y cayó en la ruina. Hasta que en 1878 el profesor universitario James Lorimer (padre del ilustre arquitecto Sir Robert Lorimer) lo alquiló. Su familia lo reconstruyó para usarlo como lugar de vacaciones… pero les gustó tanto que lo convirtieron en su hogar. Los Lorimer finalmente compraron el castillo de Kellie y vivieron aquí hasta la década de 1970, cuando lo vendieron al National Trust for Scotland, que hoy se encarga de conservarlo y abrirlo al público.

Castillo de Kellie

Si te pasa como a mi y llegas tarde, aprovecha para echarle un vistazo a su espectacular jardín vallado del siglo XVII, para admirar la robustez de sus muros y para darte una vuelta por el bosque que rodea al castillo de Kellie. Pero si eres más afortunado y te lo encuentras abierto, haz la visita guiada y disfruta de sus techos ornamentados, sus paneles decorativos pintados, el mobiliario original y todos los detalles que lo hacen tan singular.

Más información sobre el Kellie Castle

Dirección: Pittenweem, Fife, KY10 2RF

Dirección de e-mail: robrown@nts.org.uk

Tel: +44 (0) 133 720271

Horarios: 12 – 17h (Jueves – Lunes, del 3 de abril al 31 de mayo; cada día, del 1 de junio al 31 de agosto; Jueves – Lunes, del 1 de septiembre al 31 de octubre).

Precio: 10’50£ (adultos), 24’50£ (familias), 7’50£ (entrada reducida). Los miembros del National Trust for Scotland tienen la entrada gratis.

Página web oficial del castillo de Kellie 

 

3. Saint Andrews

Aprovecha que los días son largos en verano y alarga la ruta en coche por Fife hasta Saint Andrews. La ciudad universitaria por excelencia de Escocia se visita en unas cuantas horas y tiene mucho por descubrir. Pasea por las ruinas de su antigua catedral, una de las más hermosas del Reino Unido; sube hasta lo alto del campanario y disfruta de las vistas; pasea junto a los acantilados y contempla el flysch; piérdete por el centro históricos y los edificios de la Universidad de Saint Andrews; explora el castillo; pisa el campo de golf en el que se inventó este deporte o incluso intenta echar una carrera por la playa en la que se rodó una de las escenas más famosas de la película Carros de Fuego. A pesar de lo reducido de su tamaño, esta ciudad te va a encantar.

Si no sabes por dónde empezar no te pierdas mi artículo con todo lo que deberías ver y hacer en Saint Andrews.

 

4. Crail

Con los ojos cerrados, Crail es uno de los pueblos más bonitos de toda Escocia. A medio camino entre Saint Andrews y Anstruther por la panorámica carretera de la costa, es un lugar de parada imprescindible. Este rincón del mundo en el que parece que el tiempo se haya congelado te robará el corazón. Su coqueto puerto de pescadores, sus tiendas de artesanía y arte, el paseo frente al mar…

Échale un vistazo a mi artículo sobre Crail

 

5. Anstruther

Nada mejor que acabar esta ruta en coche por Fife desde Edimburgo que volver al punto de partida. Sí, no te vas a encontrar el Museo de la Pesca abierto… Pero te compensará darte una vuelta junto a los barcos pesqueros en el puerto, pisar la arena dorada de su playa, respirar el salitre y, por supuesto, cenar un buen plato de fish and chips fresquísimo y ver la puesta de sol. Luego tocará volver a Edimburgo (o a Glasgow) o dormir en la zona para continuar la ruta en coche por Escocia a la mañana siguiente.

No te pierdas mi artículo sobre Anstruther.

 

Sin prisas (pero sin pausa) podrás ver en un solo día algunos de los lugares más bonitos de Escocia. Cruzarás la suave campiña de Fife, disfrutarás de castillos y fortalezas, conocerás a la fauna autóctona (y no, no me refiero a los lugareños… ¿o sí?), podrás comer pescado fresco y te lo pasarás genial llueva o haga sol. Tú prepárate para hacer una ruta en coche estupenda y déjate guiar. ¡No re arrepentirás!

 

Mapa de la Ruta en coche de un dia por Fife, Escocia

Esta ruta es perfecta para hacerla en un día, tanto si quieres volver a pasar la noche a Edimburgo como si quieres continuar hacia el norte. Las distancias son cortas (máximo 1 hora y media entre un punto y otro), las carreteras bucólicas y los paisajes de postal. ¡Tendrás que parar mucho a hacer fotos!

 

¿Conocías el Reino de Fife? Cuéntame cuál es tu rincón favorito y prometo contestarte.

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

2 pensamientos en “Ruta en coche de un día por Fife: puffins, pueblos de pescadores y castillos

Deja un comentario