Qué ver en el Castillo de Stirling, una fortaleza en la puerta de las Highlands

¿Qué es mejor, el castillo de Edimburgo o el castillo de Stirling? Muchos se lo preguntan y, si quieres una respuesta sincera, yo me quedo con el de Stirling. Quizás sea porque le tengo un afecto especial desde que estudié en la universidad de esta pequeña ciudad… O quizás sea porque sencillamente el castillo de Stirling es mucho más molón y el más bonito de toda Escocia. ¿Quieres saber por qué? El Palacio Real, la galería de las cabezas, la capilla real, el Gran Salón, las cocinas… ¡Acompáñame!

Situado en lo alto de la homónima colina, el Castillo de Stirling es imponente como pocos y se ve desde casi todas partes. Al igual que la fortaleza que domina Edimburgo, la roca sobre la que se asienta es de origen volcánico, pero la diferencia es que aquí no hay tanta gente y eso, quieras que no, se agradece.

Vistas desde el castillo de stirling

Es llegar a la esplanada y emocionarme como el primer dia ante la inmensidad de varias cordilleras que lo rodean, con el monumento a William Wallace a lo lejos y la estatua del rey Robert de Bruce guardando la entrada. El Castillo de Stirling es todo lo que uno podría esperar de una fortaleza medieval en la que a lo largo de los siglos han vivido reyes y reinas, que ha sido asediada y que impone con tan sólo echarle una mirada.

¿Vas a visitar el Castillo de Stirling y no sabes qué ver? Pues aquí va todo lo que no te puedes perder. ¡Te va a encantar!

QUÉ VER EN EL CASTILLO DE STIRLING

Cruza los gruesos muros del castillo de Stirling, atraviesa su robusta puerta y viaja en el tiempo a un pasado en el que Escocia vivía inmersa en el conflicto, las guerras y las luchas por el poder. Esta fortaleza fue testigo de buena parte de los eventos que han forjado la historia del país… y, si les dejas, sus muros de lo contarán.

Entrada al castillo de stirling

1. El Gran Salón

Construido por el rey James IV alrededor de 1503 con el objetivo, en parte, de impresionar a su nueva reina, Margarita Tudor. Su color ocre puede sorprender pero, por lo visto, en sus orígenes debió estar pintado precisamente de ese tono al que se conocía como “Dorado Real” por aquel entonces y que se usaba para denotar poder. Es, de lejos, el mayor salón para banquetes de toda la Escocia medieval y su techo de madera se asemeja a la quilla de un barco al revés. Fíjate y te darás cuenta.

Interior del Gran Salón de Stirling

Y ahora imagínate las lujosas fiestas que se dieron en honor al nacimiento del primer hijo de la reina Mary Queen of Scots, el futuro heredero al trono, James VI. O a los juglares en la galería y los suntuosos banquetes. Siéntate como un rey (o una reina) en una de las sillas altas y siéntete, por un día, como el dueño del mundo.

 Gran Salón del castillo de Stirling

 Gran Salón del castillo de Stirling

2. El Palacio Real

Las elegantes habitaciones del Palacio Real fueron reinauguradas en verano de 2011 después de 10 años de obras y 12 millones de libras muy bien invertidos. Gracias a ello, hoy tú y yo nos podemos hacer una idea de cómo vivieron los reyes escoceses en la Edad Media. Y si te queda alguna duda, siempre le puedes preguntar a alguno de los personajes caracterizados que te encontrarás en cada habitación, desde una dama de la Reina hasta el Maestro de Ceremonias.

El Palacio de Stirling fue construido para el Rey James V y su segunda esposa, Mary of Guise, la madre de Mary Queen of Scots. Todavía hoy es uno de los edificios de estilo renacentista más destacados y completos de toda Gran Bretaña. Cada una de sus salas, ricamente restauradas, estaba pensada para impresionar y mostrar la riqueza, sofisticación y poder del monarca escocés. Está cargado de simbología, como podrás comprobar con las pinturas sobre las chimeneas con unicornios (el símbolo de la casa real) y con el suntuoso tapiz del rapto del unicornio, en la sala del trono.

Tapiz del unicornio en el Palacio de Stirling

Tapiz del unicornio en el Palacio de Stirling

No te vayas de las estancias del Rey sin alzar la vista para admirar las réplicas de las “Stirling heads”, unos rosetones de madera pintada que representan a figuras históricas y contemporáneas de James V. Son sencillamente espectaculares y están llenos de vida. Busca entre la multitud la efigie de Enrique VIII o a Julio César… Si quieres ver las originales tendrás que subir a la Galería de las Cabezas.

Cabezas pintadas en el castillo de Stirling Cabezas pintadas en el palacio de Stirling

3. La Galería de las Cabezas

Las conocidas como “Cabezas de Stirling” fueron dispersadas después de que los techos del palacio fueran arrancados en el año 1777. Algunas se perdieron para siempre, pero un buen número (34 en total) se ha podido recuperar y se muestra en una sombría galería que hay en el segundo piso del Palacio Real.

Galería de las Cabezas en el Castillo de Stirling

Si la rica ornamentación de las réplicas te ha gustado, los originales restaurados te sorprenderán por el detalle y el cuidado que se le dedicó a cada uno. Podrás ver a personalidades del siglo XVI como la primera esposa de James V (una de mis favoritas), Madeleine, su padre James IV, su abuelo y su madre, Margaret Tudor, además del Emperador Carlos V. También figuran personajes bíblicos, de la Antigüedad Romana, cortesanos y algunas de las tareas de Hércules.

4. La Capilla Real

El último edificio real en ser construido en el Castillo de Stirling, la elegante capilla real fue un proyecto del rey James VI en 1593-1594 para el bautizo de su heredero al trono. Es bastante sencilla y austera, siguiendo el estilo de las iglesias protestantes escocesas, pero el precioso friso interior que la recorre por los cuatro costados y que representa a las joyas de la corona escocesas es una delicia.

Capilla del Palacio de Stirling Capilla del Palacio de Stirling

5. Las grandes cocinas

Todavía recuerdo la primera vez que visité las grandes cocinas del Castillo de Stirling… y estaban vacías. Allá por 2005, la visita a la fortaleza no era ni tan completa ni tan instructiva como estos días. Si alguna vez has querido ver cómo se gestionaba la cocina de un palacio medieval, estás en el lugar correcto, incluso aunque los maniquís realistas te den algo de grima.

Grandes cocinas del Castillo de Stirling

La recreación de una cocina medieval en pleno proceso de creación de un banquete es soberbia. Se puede ver dónde se preparaba la comida, qué tipo de platos se cocinaban, dónde se elaboraba la cerveza, se almacenaba el vino y se horneaba el pan para todos los invitados.

6. El paseo de la muralla

Una de las mejores maneras de hacerse una idea de la importancia estratégica y militar del Castillo de Stirling es dar un paseo por la muralla que lo rodea. Estas plataformas por las que patrullaban los guardas hoy son uno de los mejores miradores de Stirling y ofrecen vistas de 360 grados sobre la ciudad, los campos que la rodean, las montañas cercanas, el monumento a William Wallace y los meandros del río Forth.

Paseo de la muralla castillo de Stirling

7. El estudio de los tapices

Hoy los magníficos tapices del rapto del unicornio cuelgan en las habitacones reales en el Palacio… pero yo recuerdo todavía como en 2005 un equipo de expertos les estaba dando forma usando técnicas medievales en estas salas al final de todo del Castillo. Están inspirados en unos originales de principios del siglo XVI de los Países Bajos y se sabe que el rey James V tenía 2 juegos de tapices con unicornios. En total, los nuevos tardaron en tejerse 13 años. ¡Casi nada!

Tapiz del unicornio en el castillo de Stirling

8. El jardín de la Reina Ana

El jardín de la Reina Ana es uno de los mejores lugares del Castillo de Stirling para admirar la robustez de la fortaleza… y sus diferentes fases de construcción. Muy bonito y pacífico, está en una zona soleada (si es que eso es posible en Escocia) y supone un respiro más que bienvenido después de tanto bombardeo histórico.

Jardín de la Reina Ana en el castillo de Stirling

9. La exposición del castillo

Casi en la misma entrada se encuentra este espacio expositivo que cuenta la historia del Castillo de Stirling desde sus orígenes hasta la actualidad. Hay ilustraciones, reconstrucciones y muchísima información. Pero si no tienes mucho tiempo… o si no te interesa, no pasa nada si lo obvias.

10. El Museo Regimental

No soy una gran fan de lo militar y el Museo Regimental, que conmemora la vinculación del regimiento de los Sutherland Highlanders con el Castillo de Stirling, a mi no me dice nada. Pero si te gusta la historia militar, te chiflan los uniformes y quieres saber más sobre este cuerpo militar, no te lo pierdas. Si no es el caso, pasando.

Museo Regimental en el Castillo de Stirling

11. Las criptas del castillo

Las antiguas criptas o bóvedas del castillo son hoy el lugar de Stirling que no te puedes perder si viajas con niños. Estos antiguos almacenes hoy albergan una serie de espacios de exposición interactivos pensados para los más pequeños de la casa donde podrán tocar, pintar o incluso disfrazarse de medievales.

Historia del Castillo de Stirling

Pese a que algunas leyendas hablan del paso de los Romanos por aquí y de que hay quien afirma que las tribus locales ya lo ocupaban en el siglo VII, las primeras referencias al Castillo de Stirling son del siglo XII, cuando el rey Alexander I consagró una capilla. Por lo visto, por aquel entonces ya era un centro de poder, y con David I se convirtió en residencia real. El castillo de Stirling ha sido testigo de varias coronaciones de reyes y reinas como la misma Mary Queen of Scots, ha vivido varios asedios, vivido guerras, presenciado asesinatos como el del octavo Conde de Douglas y muertes como la de la esposa de James II, la reina Margarita de Dinamarca.

Castillo de Stirling

Castillo de Stirling

Detalle de la decoración renancentista del Palacio de Stirling

Desde los primeros reyes Estuardo (o Stewart), que fueron quienes construyeron las partes más antiguas de lo que hoy vemos, hasta los últimos, que lo convirtieron en un espléndido palacio renacentista, el castillo de Stirling es una verdadera joya. La fortaleza que guardaba la llave a las Highlands fue sitiada sin éxito por el pretendiente jacobita, Bonnie Prince Charlie, controlada con mano de hierro por las tropas inglesas y hoy es una atracción turística que bien vale 2 o 3 horas de visita.

Y si hablas inglés, la mejor manera de visitar el Castillo de Stirling es unirte a alguna de las visitas guiadas gratuitas que, cada hora, ofrece Historic Scotland. Son informativas, divertidas y apasionantes a partes iguales.

Guía de la visita guiada gratis al Castillo de Stirling

Información práctica sobre el Castillo de Stirling

Horarios: 9’30 – 18h (1 de abril – 30 de septiembre) y 9’30 – 17h (1 de octubre – 31 de marzo). Cerrado el 25 y 26 de diciembre.

Precio: 14’50£ (adultos), 8’70£ (niños de 5 a 15 años), 11’60£ (mayores de 60 y desempleados), gratis (menores de 5 años). La entrada es gratis también para los miembros de Historic Scotland.

Dirección: Castle Esplanade, Stirling FK8 1EJ, Escocia

Teléfono: +44 1786 45 00 00

Página web oficial: http://www.stirlingcastle.gov.uk/

Estatua del rey Robert the Bruce en el castillo de Stirling

¿Cuál es tu castillo favorito de Escocia? Deja un comentario y comparte tu experiencia. Seguro que a los lectrores de Mad About Travel les interesa.

 

  • Si tienes tiempo para explorar a tu aire échale un vistazo a mi artículo con ideas para pasar un día en Stirling.

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

10 thoughts on “Qué ver en el Castillo de Stirling, una fortaleza en la puerta de las Highlands

  1. Irene Corchado

    La visita al castillo de Stirling la tenía planeada como última parada de nuestro viaje, pero se nos hizo tarde y solo tuvimos tiempo de verlo por fuera. Me quedé con las ganas, así que tengo que volver :).

    Reply
  2. fpuyuelo

    Estupendo artículo. Ya visité hace unos días del de Edimburgo, después una ruta por las highlands visitando unos 15 castillos… y mañana toca Stirling.

    Reply
    1. Patricia Post author

      Muchas gracias por el comentario fpuyuelo! Me alegro un montón de que el artículo te haya resultado interesante… Y espero que lo pasarais genial en el castillo de Stirling.

      Un saludo

      Reply
  3. Juan

    Genial artículo Patricia. Muchas gracias. Acabo de visitar el castillo y tú artículo me ha ayudado mucho a planificarme. El castillo me ha encantado. Un 10.

    Reply
    1. Patricia Cuni Post author

      Muchas gracias Juan. Al castillo de Stirling le tengo un cariño muy especial y siempre es un placer saber que a alguien le ha gustado tanto como a mi 🙂

      Un abrazo,

      Reply

Deja un comentario