Senderismo en Japón: Ruta del Nakasendo y excursión a Magome y Tsumago

Cuando estaba planeando mi ruta por Japón de 14 días había algo que sabía que quería hacer sí o sí. Isabel de Diario de a Bordo me lo recomendó tanto que no pude resistirme a incluir en mi viaje nipón la ruta del Nakasendo, el tramo entre los pueblos de Magome y Tsumago. Es una excursión senderista que se puede hacer en unas 3 horas, bastante fácil y preciosa que te permitirá conocer el Japón más rural.

Ruta del Nakasendo

La Ruta del Nakasendo es el antiguo camino que cruzaba el precioso Valle del Kiso y que conectó Tokio y Kioto durante el Periodo Edo. El tramo entre Magome y Tsumago es una sección de 8 kilómetros de distancia bien conservada que se puede recorrer en unas 3 horas a un paso relajado. El sendero está bien señalizado en todo momento tanto en inglés como en japonés y te permitirá descubrir un paisaje lleno de encanto. Cruzarás bosques, pasarás junto a arroyos y pequeñas cascadas, te toparás con templos en medio de los árboles… Una experiencia inolvidable.

Uno de los días más especiales de mi ruta por Japón de 14 días con mi primo Antonio y mi amiga Giovis fue el día que hicimos la Ruta del Nakasendo. Desde el momento en el que salimos de Osaka y pusimos el pie en Magome hasta que dejamos Tsumago, el país nipón nos regaló recuerdos imborrables.

 

Ruta del Nakasendo entre Magome y Tsumago

Después de un desayuno a primera hora en el Inn Tajimaya y de dejar las mochilas en la oficina de turismo para que nos las llevaran a Tsumago, nos pusimos en ruta. Era un cálido día de agosto y recorrimos las calles de Magome hasta el inicio de la ruta. Este pueblo parece congelado en el tiempo. No hay cables, no se ve tecnología, las casas son todas de estilo tradicional, hay pequeños canales por los que el agua se filtra… ¡Un verdadero encanto!

Vistas de Magome en el valle del Kiso

Los primeros dos kilómetros son de subida, pero están llenos de atractivos. Las vistas son espléndidas. Y cuando no hay vistas, la luz que se filtra por las copas de los árboles e ilumina tenuemente el camino llena de magia la ruta del Nakasendo. El ruido del agua, el fru-fru de las hojas, los pasos sobre la tierra…

Por lo visto, en el valle del Kiso hay osos. Yo no vi a ninguno pero en varios puntos de esta ruta senderista hay campanas que puedes hacer sonar para asustar a los animales… si es que están cerca. Nosotros nos echamos más de una risa con ellas.

Ruta del Nakasendo en Japón

Pero “el momento” de la Ruta del Nakasendo para mi fue encontrarnos con una pequeña casa como a mitad de trayecto. Allí vive un hombre mayor que nos ofreció una taza de te y nos regaló un recuerdo imborrable. Ver la tetera colgando sobre el fuego, oler la tierra y la lumbre, sentarnos en los austeros bancos de madera y disfrutar de su compañía, a pesar de que no hablaba apenas inglés.

Un alto en la ruta del Nakasendo

La mayor parte del trayecto, a pesar de ser agosto, la realizamos solos. Nos encontramos con muy poca gente. Algo ideal para no romper la tranquilidad y el silencio que reina en la ruta. Lo mejor que puedes hacer es tomártelo con calma como nosotros, parar a hacer fotos y disfrutar de la experiencia.

Al final de la ruta, después de haber andado los 8 kilómetros de la Ruta del Nakasendo llegamos a Tsumago, otro delicioso antiguo pueblo de posta. Es pintoresco y muy bonito, pero también es algo más turístico que la vecina Magome. Aquí nos encontramos a un montón de turistas que seguramente habían llegado en autobús y que copaban las tiendas de recuerdos de la calle principal. Aún así, no nos pareció para nada agobiante.

Pueblo de Tsumago en la ruta del Nakasendo en Japón

Después de andar unas tres horas estábamos bastante hambrientos así que nos sentamos en un pequeño establecimiento local a comer unos noodles y mochis. Luego recogimos las mochilas y iniciamos el camino de vuelta a Tokio. Si me repito, lo siento… pero fue uno de los días más especiales de mi ruta por Japón de 14 días. Y creo que, si te gusta andar, es algo que deberías hacer tú también.

comida japonesa en Tsumago comida japonesa en Tsumago comida japonesa en Tsumago

 

Dónde dormir en Magome / Ruta del Nakasendo

A la hora de reservar alojamiento en Magome para hacer la Ruta del Nakasendo también le hice caso a Isabel de Diario de a Bordo y me quedé en el Tajimaya Inn, un minshuku/ryokan monísimo en el que pudimos comprobar lo cierto que es el tópico de la hospitalidad japonesa.

Tajimaya Inn en Magome Ruta del Nakasendo

A pesar de llegar tardísimo (era negra noche y diluviaba), la señora del Inn Tajimaya salió a buscarnos por el pueblo de Magome y nos encontró a los tres (mi primo Antonio, Giovis y a mi) refugiados del aguacero bajo un porche. Nos llevó hasta el ryokan, donde estaba todo preparado para que nos secáramos y disfrutáramos de una cena fabulosa a base de muchos platos pequeños con muchas cosas ricas como sashimi, makis, carne, verduras, arroz…

Cena en el Tajimaya Inn en Magome Cena en el Tajimaya Inn en Magome Cena en el Tajimaya Inn en Magome

Creo que debíamos ser los únicos huéspedes que tenían esa noche, así que nada más finalizada la cena nos pusimos las yukatas y Giovis y yo nos fuimos al ofuro, el baño tradicional. Fue toda una experiencia lavarse bien antes de meterse en el agua, que estaba limpísima. Después de algo así, ni que decir que dormimos genial.

Con Antonio y Giovis en el Tajimaya Inn en Magome

El desayuno en el Tajimaya Inn se sirve a las 7’30 de la mañana. Es un madrugón, pero si vas a hacer la ruta del Nakasendo ese día te vendrá genial coger fuerzas bien temprano y empezar a andar cuando el calor no aprieta.

Desayuno japonés en el Tajimaya Inn en Magome

Así que ya lo sabes, si no sabes dónde dormir en la ruta del Nakasendo en Magome, el Tajimaya Inn es una apuesta segura.

 

Consejos para hacer la Ruta del Nakasendo en Japón

  • Si te da igual, empieza en Magome y acaba en Tsumago. Buena parte de la ruta es de bajada y tus piernas lo agradecerán.
  • No te preocupes por tu maleta/mochila. Si vas a hacer la Ruta del Nakasendo de marzo a noviembre las oficinas de información turística de Magome y Tsumago te las llevan de un pueblo a otro por 500 yenes. Así no tienes que cargar con el peso. A mediodía tu equipaje ya estará en su destino, esperándote para que lo recojas y continúes tu viaje sin haber sudado más de la cuenta.
  • Lleva calzado cómodo.
  • No está de más llevar una gorra si hace mucho calor. El repelente de mosquitos también es buena idea si vas a hacer esta ruta senderista en primavera/verano.
  • Lleva agua y provisiones. Hay algún sitio para recuperar fuerzas, pero nunca es malo ser precavido.
  • Sigue las indicaciones de la ruta
  • ¡Haz sonar las campanas anti-osos!

 

¿Cómo llegar hasta Magome para hacer la ruta del Nakasendo?

A no ser que estés en algún pueblo cercano, llegar a Magome (o a Tsumago) no es precisamente sencillo ni rápido. Eso sí, vale la pena y yo volvería a repetir la ruta senderista cualquier día sin pararme a pensarlo dos veces. Así que te cuento cómo llegamos nosotros a Magome y cómo volvimos de Tsumago a Tokio, siempre usando el transporte público:

  • Cómo ir de Osaka/Kioto a Magome: aprovecha tu Japan Rail Pass, sal desde la estación de Shin-Osaka y toma el primer Shinkansen en dirección a Nagoya. Una vez en Nagoya, tendrás que tomar un JR de la línea Chuo hasta Nakatsugawa. El trayecto entre Nagoya y Nakatsugawa es bastante bonito y dura unos 80 minutos. Una vez en esta población tendrás que tomar el autobús local hasta Magome. Infórmate bien en el Centro de Información Turística porque incluso en verano el último sale a las 18’30h. El bus de Nakatsugawa a Magome te dejará en la carretera… Pero no te asustes, el pueblo está cerca y no es difícil de encontrar… a no ser que llegues de noche y esté diluviando como nos pasó a nosotros.

estación de tren de Nagiso

  • Cómo ir de Tsumago a Tokio: una vez finalizada la ruta del Nakasendo, tocaba poner rumbo a la capital japonesa. Hay que tomar un autobús local hasta la estación de JR de Nagiso (300 yenes). Una vez allí, súbete al primer tren en dirección a Nagoya. Y desde Nagoya enlaza con el shinkansen a Tokio.

 

MAPA DE LA RUTA DEL NAKASENDO ENTRE MAGOME Y TSUMAGO

Puedes leer más sobre la Ruta del Nakasendo en estos dos blogs:

 

Y si estás preparando un viaje al País del Sol Naciente, no te pierdas el resto de mi ruta de 15 días por Japón.

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

22 pensamientos en “Senderismo en Japón: Ruta del Nakasendo y excursión a Magome y Tsumago

  1. locosxlosviajes

    Estoy desando regresar a Japón. Esta ruta no la hicimos entre otras cosas porque ya llevábamos un planning bastante ajustado y también porque íbamos con la enana que apenas andaba… Pero como tengo claro que regresaré a Japón, la próxima vez sí o sí, hacemos esta ruta que se ve preciosa!

    Responder
    1. Patricia Autor

      Normal que no la hicierais con una peque! Eso sí, en cuanto crezca un poco, ¡a hacerla! Es una ruta super fácil, y más si la haces de bajada como nosotros. NO miento si digo que es uno de los días que recuerdo con más afecto.

      Gracias por el comentario, familia!

      Responder
    1. Patricia Autor

      Jajaja… Eso es lo que pasa cuando le das 3 yukatas a 3 personas que no tienen ni IDEA de protocolo japonés 😛 Aunque estemos dead salimos guapos, por lo menos, ¿no?

      Responder
    1. Patricia Autor

      Fue uno de los “momentazos” del viaje, incluido llegar por la noche y perdernos buscando el pueblo 😛 En serio, me encantó… y volvería a hacerla porque el Japón rural es una maravilla.

      ¡Feliz año!

      Responder
  2. Pingback: Compañeros de ruta: año nuevo, vida nueva, viajes nuevos – Diariodelviajero Rss | Ofertas de Vuelos, Hotel y Viajes

  3. Pingback: Compañeros de ruta: año nuevo, vida nueva, viajes nuevos · Fiendbored bmx street and reviews, hub for modern riders

  4. Pingback: Ruta de 14 días por Japón, por libre | Mad About Travel, blog de viajes sobre Escocia

  5. judit

    Buenas,
    ¿La recomendarias a una persona embarazada de poco mas de 3 meses? Me da un poco de miedo el trayecto hasta magome, mas que la ruta en sí. Como le ves?
    Gracias de antemano

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Hola Judit, la ruta es segura y muy fácil. No hay ninguna subida abrupta ni bajada complicada… Es básicamente un paseo por el bosque/campo de unos 9 kilómetros que cualquiera podría hacer. Dicho esto, depende de cómo te encuentres. Si tienes un embarazo sin riesgo y puedes volar hasta Japón sin complicaciones no debería haber ningún problema para hacer la ruta. En cuanto al trayecto hasta Magome, es largo, pero para nada duro. Es Japón y el transporte público es cómodo y moderno.

      Espero haberte ayudado.

      Un saludo

      Responder
  6. Jose

    Buenas tardes,
    Me ha encantado tu blog!
    ¿Recuerdas dónde está el sitio para dejar las mochilas/equipaje para que te la trasladen a Tsumago?
    Dices que es sólo en verano, y tenemos pensado ir en Noviembre. ¿Conoces la web de la pficina de turismo de Magome?
    Gracias!

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Muchas gracias por tus palabras Jose. El sitio para dejar las mochilas y que te lo trasladen a Tsumago es la misma oficina de turismo de Magome (o de Tsumago, si haces la ruta a la inversa). Cuando yo fui éste servicio sólo lo ofrecían en verano pero ahora lo han extendido de Marzo a Noviembre. La página de la oficina de turismo de Magome es ésta http://www.kiso-magome.com/

      ¡Buen viaje!

      Responder
  7. Pingback: Cómo viajar barato por Japón

  8. Andrea

    Hola! Antes que nada muchas gracias por la información!

    Una pregunta sobre el ryokan donde os alojasteis (Tajimaya)… ¿Con cuánta antelación lo reservasteis? ¿Lo hicisteis a través de la aplicación normal de la web o sabes si contactando a través de email también se pueden hacer reservas? (Lo digo porque de momento la web no permite hacer reservas para agosto).
    Otra pregunta… ¿Qué tal se lleva el calor veraniego durante la ruta? Supongo que esa zona será un poquito menos calurosa, verdad?

    Muchas gracias de antemano! Un saludo!

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Hola Andrea, lo reservamos con unos 3 meses de antelación (en mayo, para agosto) y lo hicimos directamente a través de su página web. Si no te funciona siempre puedes mandarles un email 😉
      La verdad es que hacía calor, pero era mucho más soportable que en Osaka o en Tokio. Al estar en la montaña y haber mucha sombra lo cierto es que se estaba bien.

      Un saludo de vuelta!

      Responder
        1. Andrea

          Discúlpame, pero se me olvidó hacerte una última pregunta… ¿Hay mucha distancia entre donde te deja el autobús y el ryokan? He estado mirando en google maps, pero no me queda muy claro cuál es la carretera donde te deja el autobús.
          Muchas gracias de nuevo y perdona las molestias.

          Responder
          1. Patricia Cuni Autor

            Hola Andrea, en principio no hay mucha. Lo que pasa es que nosotros llegamos por la noche super tarde, y estaba diluviando… Vamos, que visibilidad 0! Pero luego de día nos dimos cuenta de que estaba cerca. Así mi consejo es… que intentéis llegar de día.

            Un abrazo,

Deja un comentario