El Wintergarden, mi rincón favorito de Auckland

Durante mi ruta de 19 días por Nueva Zelanda vi muchas cosas y me enamoré de casi todas (lo sé, no tengo remedio). Pero hay un lugar de Auckland que me gustó especialmente, tanto que todavía lo recuerdo como si fuera ayer: el Wintergarden que hay en el enorme parque que es el Auckland Domain. ¿Por qué me gustó tanto? Seguramente por la arquitectura de acero, cristal y ladrillo en estilo Arts and Crafts. Seguramente por las orquídeas. O por su jardín de helechos. O por las esculturas… Si te pica la curiosidad, sigue leyendo. Te voy a contar por qué deberías visitar el Wintergarden de Auckland.

Flores en el Wintergarden de Auckland

Historia del Wintergarden del Auckland Domain

Diseñados a principios del siglo XX, el Wintergarden del Auckland Domain (uno de los parques más bonitos de la mayor ciudad de Nueva Zelanda) es una joya tanto si te gustan las flores como si no. Créeme, yo no soy muy fan de la botánica y el lugar me gustó tanto que todavía sueño con él.

El Wintergarden se construyó después de la II Guerra Mundial en el corazón del parque más antiguo de Auckland. Con la construcción de estos dos fabulosos invernaderos se intentaba atraer a los visitantes a esta parte de la ciudad durante los meses de invierno. Quizás de ahí surja su nombre, que suena tan romántico en inglés. ¿No es bonito que la traducción sea “los jardines del invierno”?

Wintergarden de Auckland

Wintergarden de Auckland

Wintergarden de Auckland

Qué ver en el Wintergarden del Auckland Domain

El Wintergarden de Auckland está formado por dos preciosos invernaderos en estilo Arts and Crafts (algo parecido al Modernismo) por los que la luz se filtra de una manera mágica y terriblemente romántica. Uno es un Invernadero Templado y el otro es Tropical (con una temperatura constante de 28ºC). Ambos están comunicados por un patio elegante rodeado por unos porches con enredaderas y estatuas en el medio del cual hay un estanque bellísimo. ¡Ah! Y una columna con un diminuto gato juguetón en uno de sus extremos.

Wintergarden de Auckland

Wintergarden de Auckland

A uno de sus lados está la “Fernery”, un jardín de helechos en una antigua cantera en la que el verde es protagonista. Si no encuentras la calma y la tranquilidad aquí, dudo que la encuentres en otro lugar.

Wintergarden de Auckland

Si te preguntas qué ver y hacer en el Wintergarden de Auckland, la respuesta es sencilla: disfrutar del lugar y relajarte. Pasea por los invernaderos, mira las flores, huélelas, hazles fotos y alucina con los colores. Siéntate en uno de los bancos que hay fuera y deja que el sol te bañe… Y si hace bueno, haz un picnic.

Wintergarden de Auckland

Más información sobre el Wintergarden de Auckland

Horarios: 9 – 16’30h (1 de abril – 31 de octubre), 9 – 17’30h (1 de noviembre – 31 de marzo de lunes a sábado) y 9 – 19’30h (domingos del 1 de noviembre al 31 de marzo).

Precio: gratis

Dirección: 20 Park Road, Grafton, Auckland, Nueva Zelanda

Teléfono: 09 3010101

Correo electrónico: enquiries@aucklandcouncil.govt.nz

Página web oficial del Auckland Wintergarden

MAPA DE LOCALIZACIÓN DEL WINTERGARDEN DE AUCKLAND

¿Estás planeando un viaje a Nueva Zelanda? Pues échale un vistazo a mi ruta de 19 días por Nueva Zelanda en coche y por libre.

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

4 pensamientos en “El Wintergarden, mi rincón favorito de Auckland

  1. isaruizlcv

    Hola! Hacía tiempo que no te escribía nada y es que estaba organizándome un poco. Muy chulas las fotografías y el sitio. ¡Ya estoy por aquí más viajera que nunca! 🙂 Un saludo

    Responder
    1. Patricia Autor

      Bienvenida de vuelta Isa!!!! Me alegro de que te haya gustado el artículo y el rincón. La verdad es que lo pasé genial paseando entre tanta flor…

      Un abrazo

      Responder
  2. hola

    Pues la verdad es que no tengo pensado ir a nueva Zelanda pero el sitio es maravilloso,que pena que este tan lejos,el articulo me ha encantado.

    Responder

Deja un comentario