Qué ver en Marsella en 1 día: 7 lugares imprescindibles

La segunda ciudad de Francia es una urbe mucho mayor de lo que parece. Eso sí, el centro de Marsella concentra buena parte de sus atractivos y es fácil descubrir algunas de sus atracciones principales en tan sólo un fin de semana. En mi primera escapada tuve menos de 24 horas para recorrer Marsella. Así que si tú también tienes poco tiempo y estás de paso en una ruta más larga por la Provenza, sigue leyendo, que te voy a contar qué ver en Marsella en un día.

Qué ver en Marsella en un día

Dicen que el orden de los factores no altera el producto… Así que toma nota de estas 7 cosas que ver en Marsella en un día y prepara tu escapada a la Provenza. ¡Te va a encantar!

 

1. Catedral de la Major

A pesar de tener parte de la fachada en obras durante mi visita con las Fashion Travel Bloggers, la Basílica de Santa María la Mayor es un imponente edificio que mezcla los estilos románico y bizantino en uno. Única en su estilo en toda Francia, la Catedral de la Major es un buen punto de partida en cualquier lista de lugares que visitar en Marsella. Es de finales del siglo XIX y es un lugar tranquilo y apacible en el que el tiempo parece haberse detenido. Nuestra guía nos contó que las banderas que cuelgan en su interior representan a las diferentes comunidades que viven en Marsella.

Marseille-cathedrale-la-major-01

Marseille-panier-01

Place de la Major, 13002 Marseille, Francia

2. MuCEM

El Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo, o MuCEM, se inauguró en el año 2013, año en el que Marsella fue Capital Europea de la Cultura, y es en cierta manera el símbolo de la regeneración del frente marítimo de la segunda ciudad de Francia. El edificio que lo alberga es una mezcla de una retículo de hormigón de lo más hermoso y fachadas de cristal en las que se refleja el paisaje como un espejo.

Marseille-Quai-de-la-tourette-mucem-03

El diseño de Rudy Ricciotti pretende que el museo sea “un edificio de piedra, de agua y de viento” y es un prodigio. Este cubo de 15.000 metros cuadrados presenta unas colecciones de lo más interesantes. Pero si no tienes mucho tiempo, sube por las pasarelas que lo rodean, llega hasta la terraza, y disfruta de las vistas. Cuando acabes cruza la pasarela que lo une con el Fuerte Saint-Jean y sigue paseando.

Marseille-Quai-de-la-tourette-mucem-05

7 Prom. Robert Laffont, 13002 Marseille, Francia

http://www.mucem.org/es

Muy cerca del MuCEM hay varios edificios de arquitectura contemporánea que también deberías admirar: la Villa Mediterranée y el FRAC.

Marseille-Quai-de-la-tourette-villa-mediterranee

3. Fort Saint-Jean

Nuestro paso por el Fuerte Saint-Jean fue breve, pero intenso. ¿Qué hacer en Marsella en un día de sol? Nada mejor que dejarse caer por esta fortaleza para explorar el bastión que el rey Luis XIV levantó en la entrada del Puerto Viejo. Hay terracitas, buenas vistas y alguna escultura interesante… Cuando te canses, cruza la pasarela (sí, Marsella es una ciudad construida en varios niveles) y adéntrate en Le Panier.

Marseille-panier-03

4. Barrio Le Panier

Antaño un barrio con una mala reputación, hoy Le Panier es uno de los lugares que ver en Marsella, aunque sólo tengas un día. El corazón histórico de la ciudad, nuestra guía nos llevó de ruta por sus calles vetustas e intrincadas, por una maraña de grafitis y arte urbano, de tiendas de diseño, de cafeterías monas y balcones con la ropa tendida. ¡Más bonito imposible! Tiene un punto algo decadente, pero precisamente ahí reside su encanto. Déjate llevar, relájate y disfruta de Le Panier.

Marseille-panier-06

5. Rue de la République

Después de nuestro deambular por Le Panier, acabamos desembocando en la rue de la République, una de las calles con más solera de Marsella. Pese a que desemboca en La Joliette, yo no tuve la oportunidad de visitar bien esta zona (mis amigas sí, por la mañana). Así que me contenté dando un paseo por la Rue de la République y admirando los edificios señoriales y burgueses en ambas aceras.

Marseille-rue-de-la-republique-01

6. Puerto Viejo de Marsella

El Puerto Viejo de Marsella es una de las mejores cosas que ver en Marsella gracias a su sabor tradicional y la luz especial que le confieren tanto el amanecer como el atardecer. El puerto más querido por los marselleses (que los griegos ya usaban hace más de 2000 años) sirve como puerto deportivo y sus talleres son monumentos históricos. Date una vuelta, admira la noria, levanta la mirada hacia la basílica de Notre-Dame de la Garde, en lo alto de la colina, y respira el Mediterráneo en estado puro.

Marseille-vieux-port-01

Marseille-vieux-port-03

7. Unité d’Habitation de Le Corbusier

Vero, del blog Viajandopor y compañera en Fashion Travel Bloggers, es una gran amante de la arquitectura, así que en nuestra visita de un día a Marsella no podíamos dejar de pasar por la Unidad Habitacional de Le Corbusier. Aunque está algo alejada del centro, la Unité d’Habitation de Marseille se avanzó a su tiempo y presenta planteamientos muy innovadores. Este prototipo que es una vivienda colectiva construido en hormigón en bruto puede que no te diga nada desde fuera… Pero tú entra, que por algo es uno de los lugares más curiosos que ver en Marsella.

Marseille-le-corbusier-01

La Unité d’Habitation de Le Corbusier es una de las grandes obras arquitectónicas del siglo XX y será por algo, ¿no? Nada más poner un pie dentro sorprende la aparente ligereza de un espacio construido íntegramente con hormigón. La luz es protagonista, los muros parecen livianos…

Marseille-le-corbusier-03

Todavía hoy hay quien vive en la Unidad Habitacional. Y parte del edificio es un hotel. Eso sí, si quieres visitar algunos de los pisos tendrás que apuntarte a una de las pocas visitas guiadas que organizan… O te pasará como a nosotras, que sólo pudimos ver algunos de sus espacios públicos y subir hasta su peculiar terraza.

Marseille-le-corbusier-04 Marseille-le-corbusier-06

280 Boulevard Michelet, 13008 Marseille, Francia

Precio de las visitas guiadas: 10€ (adulto) / 5€ (niño)

Horarios de las visitas guiadas: 14h y 16h, de lunes a sábado. Algunos sábados a las 10h.

Reservas en www.resamarseille.com o al teléfono +33 )0) 826 500 500

http://www.marseille-citeradieuse.org/

 

Qué ver en Marsella si tienes más de un día para visitarla:

Si hubiera tenido más días para disfrutar del encanto mediterráneo de Marsella, estas son algunas de las cosas que se quedaron en el tintero:

Basílica de Notre-Dame de la Garde

La iglesia más querida por los marselleses, la Basílica de Notre-Dame de la Garde domina la ciudad desde lo alto de un cerro y es visible desde todas partes. Visitarla es una de las cosas que todo el mundo debería hacer en Marsella, aunque sólo sea por las vistas impresionantes que regala. Los marselleses la conocen como la Bonne Mère o “la buena madre” y es por algo.

Palais Longchamp

Tanto si te gusta el arte y la historia natural como si no, una visita al Palais Longchamp siempre es una buena idea. Rodeado por un enorme y precioso parque, este palacio del siglo XIX vale la pena.

Abadía de San Víctor de Marsella

Construida en el siglo V, la Abadía de San Víctor de Marsella es uno de los edificios más antiguos de la ciudad y uno de los lugares más importantes de toda la Provenza. Me quedé con las ganas de visitarlo para ver su espectacular colección de sarcófagos, disfrutar de la arquitectura religiosa y conocer más de su historia. Si te gusta la historia, la Abadía de San Víctor debería estar en tu lista de cosas que ver en Marsella.

Castillo de If

Uno de mis libros favoritos es El Conde de Montecristo de Alexandre Dumas… y quizás de ahí mi fascinación por esta fortaleza del siglo XVI en una isla pequeña del archipiélago de Frioul, en la bahía de Marsella. ¿Qué no lo has leído? Pues aquí es donde está prisionero varias décadas el bueno de Edmond Dantès. Hoy es una atracción turística que me aseguraré de visitar cuando vuelva a Marsella.

Calanques

Marsella es Mediterráneo en estado puro. Y, como tal, sus cercanías están llenas de calas de postal, las calanques, tal y como las conocen los franceses. Si tuviera más tiempo para visitar Marsella me dejaría caer algunas horas por alguna de estas playitas que tanto recuerdan a las que salpican la Costa Brava.

 

Dónde comer en Marsella

Como en cualquier ciudad de Francia, comer en Marsella es un verdadero placer para los sentidos. La “capital” de la Provenza es una villa marinera por la que han pasado muchas culturas. Fruto de esa fusión nace una gastronomía rica, sabrosa y muy mediterránea. Estos son los lugares donde comí en mi escapada de un día en Marsella:

Restaurant L’Embarcadère

Situado en una parte de la ciudad totalmente regenerada, de cara al mar, L’Embarcadère es una delicia. Tienen un menú de mediodía bastante completo de dos platos y postre con el que nos pusimos las botas. Yo opté por una ensalada de pescado para empezar y luego una especie de estofado típico de la zona. ¡Para chuparse los dedos! El local donde está uno de los mejores lugares para comer en Marsella es de diseño minimalista y moderno y se respira un ambiente bastante relajado.

Marseille-restaurant-lembarcadere-01

Marseille-restaurant-lembarcadere-02

Marseille-restaurant-lembarcadere-03

Quai de la Tourette, 13002 Marseille

+33 (0) 4 91 44 05 19

www.lesvoutes-marseille.fr/portfolio-item/embarcadere/

 

Marché Saint-Victor

Si quieres mezclarte con la gente más “in” y cenar bien en Marsella, el Marché Saint-Victor es un local que no te deberías perder. Desde fuera es fácil que pase desapercibido, pero entra y alucina. El restaurante hace honor a su nombre y está distribuido como si fuera una especie de mercado con varios puestos en los que comprar tablas de quesos y embutidos, platos más elaborados o incluso una ración de sus famosas ostras. Todo riquísimo y regado por vinos locales. Lo único malo es que suele estar hasta los topes, en especial los fines de semana, y que hay pocos sitios para sentarte. Pero si llegas pronto, no deberías tener ningún problema.

33 Rue d’Endoume, 13007 Marseille

+33 (0)6 20 59 24 49

http://marchesaintvictor.fr/

 

Salir de fiesta en Marsella

A pesar de ser una escapada relámpago, Esther de Miss Viajes y yo catamos algo de la noche marsellesa. Marion, de la oficina de turismo local, nos llevó de fiesta por Marsella la noche del sábado y fue un exitazo. ¡Menudo ambiente! Estos son los dos lugares a los que fuimos, más que recomendables.

Les Halles de la Major

Cuando cae la noche, algunos de los locales que hay en Les Halles de la Major se convierten en bares de copas y discotecas en los que la buena música se mezcla con mejores vinos. Nos dieron las tantas y fue una gozada salir de fiesta por Marsella, la verdad.

Les Voûtes de la Major, 12 Quai de la Tourette, 13002 Marseille, Francia

+33 (0) 4 91 45 80 10

 La Nuit des Talents, Palais de la Bourse

Se da la casualidad que en nuestro fin de semana en Marsella se celebraba la Nuit des Talents en el Palacio de la Bolsa local. Este espectacular edificio en pleno corazón de la ciudad se transformó en un espacio lleno de creatividad con exposiciones, música en directo, cócteles y buen ambiente. Y fue el punto de partida perfecto para una noche en Marsella de 10.

9 La Canèbiere, 13001 Marseille

http://www.nuitdestalents.fr/

 

Dónde dormir en Marsella

Hotel Résidence du Vieux Port

Durante mi escapada de chicas a Marsella nos alojamos en el estupendo hotel Résidence du Vieux Port. Con unas vistas increíbles desde las habitaciones sobre el Puerto Viejo de la ciudad francesa, un diseño vanguardista y unos desayunos de 10, decir que me encantó sería quedarme corta. Eso sí, me hubiera gustado poder haberlo disfrutado un poco más porque sólo una noche se me hizo corta.

Résidence du Vieux Port****

18 Quai du Port, 13002 Marseille

+33 (04) 91 91 91 22

www.hotel-residence-marseille.com

 

Más hoteles en Marsella

Si la Résidence du Vieux Port no te convence, siempre puedes buscar otros hoteles en Marsella. Seguro que hay alguno que se ajusta a tu presupuesto o a lo que buscas en un alojamiento.

 

Cómo llegar a Marsella

  • En tren: desde Barcelona es comodísimo llegar en tren de alta velocidad a Marsella. En unas pocas horas, gracias al tren internacional de Renfe-SNCF, mis amigas se plantaron en la flamante estación de tren de Saint Charles, en plano centro de la ciudad francesa.
  • En avión: yo volé desde Edimburgo con Air France. Una vez en el aeropuerto de Marsella, la mejor manera de llegar al centro de la ciudad es con uno de los autobuses directos o “shuttle” que salen desde enfrente de la terminal de llegadas. Hay uno cada 15 minutos y en menos de media hora te dejarán también en la Gare Saint Charles. También hay un servicio de tren, pero la estación está bastante alejada del aeropuerto (de hecho, hay que tomar un bus hasta allí y luego esperar) y hay menos frecuencia.

 

Mapa de la Ruta de un día por Marsella

 

Al día siguiente de esta escapada de chicas nos fuimos a Aix-en-Provence donde, entre otras cosas, hicimos un curso de cocina francesa.

 

¿Has estado en Marsella? Deja un comentario y cuéntame cuáles son tus imprescindibles para ver en Marsella y prometo tomar buena nota.

 

*Atout France, la Oficina de Turismo de Francia en España, me invitó a probar esta experiencia durante mi viaje a la Aix-en-Provence con las Fashion Travel Bloggers. Como siempre, mi opinión es totalmente honesta y 100% sincera.

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

3 pensamientos en “Qué ver en Marsella en 1 día: 7 lugares imprescindibles

  1. Pingback: Compañeros de ruta: calentando motores, que se acercan las vacaciones – Diariodelviajero Rss | Ofertas de Vuelos, Hotel y Viajes

  2. gaby salinas

    hola, viajo el siguiente mes a marsella tomaré en cuenta tus rexome de
    respecto a la seguridad de las calles, que me puedes decir? me han comentado que es un poco inseguro, es verdad?

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Hola Gaby, si te digo la verdad yo no tuve ningún problema de inseguridad en Marsella… Aunque lo cierto es que me aseguré de moverme por las zonas turísticas y transitadas, y aplicar el mismo sentido común que aplicaría en Barcelona o Edimburgo. Vamos: no vayas por calles oscuras por la noche, ten cuidado con el bolso y la cartera, no te metas en barrios que no te den buena espina… Pero lo dicho, no me pareció tan mal como la pintan, la verdad.

      Responder

Deja un comentario