Ruta por la Isla de Mull: todo lo que deberías hacer y ver en esta isla de Escocia

La isla de Mull, una de las Hébridas Interiores, tiene unos paisajes terriblemente hermosos pero menos conocidos que los de la popular Isla de Skye. A pesar de ser un foco de turismo, este rincón tranquilo de Escocia donde viven más ovejas que personas (de estas últimas hay menos de 2.800, las ovejas no las han contado) es un destino perfecto una escapada de fin de semana.

Acompáñame en la ruta de dos días por la Isla de Mull que hice en verano de 2016 y toma nota de todas las cosas que deberías ver y hacer por aquí. Desde las crestas escarpadas del Ben More hasta sus acantilados negros. Déjate seducir por sus playas de arena blanca y sus aguas de color turquesa. Enamórate de la increíble gama de verdes y ocres de sus colinas y descubre su historia a través de castillos, ruinas y pequeñas localidades en las que las manetas del reloj se mueven a un ritmo más pausado.

Las 13 mejores cosas que hacer y que ver en la isla de Mull

A principios de septiembre de 2016 pasé dos noches en la isla de Mull, en un bed and breakfast a las afueras de Tobermory. Lo usamos como punto de partida para recorrer los muchos puntos de interés de este bonito rincón de Escocia, además de para cruzar hasta la isla de Iona. Te voy a contar todo lo que vimos (y también lo que nos dejamos en el tintero), pero puedes intercambiar el orden de las visitas según te convenga. Si todavía tienes dudas, un poco más abajo hay un mapa completo con todas las cosas que ver en la isla de Mull. ¿Vamos?

Craignure

Craignure es poco más que un puerto, unas cuantas casas, un pub y un supermercado pero al ser el principal punto de entrada a la isla de Mull, nosotros desembarcamos aquí del ferry de Oban. Hay poco que ver o hacer, así que pusimos rumbo al norte, en dirección a Tobermory.

La carretera, en su mayoría de un solo carril, va en paralelo a la costa del Sound of Mull, el estrecho corredor de agua que separa a la isla de Mull del grueso de Escocia. Los paisajes son de postal. Y más todavía en un lugar junto a la vía donde dos barcos yacen abandonados, conformando una postal de lo más decadente y romántica.

barcos abandonados en la isla de mull

Tobermory

La capital de la isla de Mull es un pintoresco puerto pesquero con casitas de colores y tejados de pizarra que se reflejan en las aguas del mar. El núcleo es minúsculo (no llegan a 800 habitantes) pero tiene un encanto y una fotogenia indudables. Una de las cosas de las que más disfruté es pasear junto al puerto, rodeando la bahía, mientras admiraba los colores de Tobermory junto a los barcos de pesca y las barquitas. Este rincón encantador de la isla de Mull tiene bastantes atractivos: tiendas monísimas donde comprar productos locales, unos cuantos pubs y restaurantes que sirven excelente pescado y marisco (no te pierdas la sección de dónde comer en Mull, al final del artículo) y una animada vida nocturna, además de una buena destilería de whisky. Cuentan que en sus aguas descansa un galeón español de la Armada Invencible… pero yo no me sumergí para comprobarlo.

casas de colores en tobermory isla de mull

Destilería de whisky de Tobermory

Amantes de los single malts preparad el paladar para catar alguno de los whiskys que salen de la destilería de Tobermory, uno de los lugares más interesantes que ver en la isla de Mull. El novio de mi hermana (Walter) no había estado nunca en una, así que reservamos y pasamos un buen rato visitando sus instalaciones y catando tanto su producto estrella, el Tobermory Single Malt, como el Ledaig, su whisky de turba. Si vas a ir en verano y realmente te interesa tanto hacer el tour como la cata te recomiendo que reserves con antelación ya que los grupos son muy reducidos y suelen llenarse en temporada alta.

destilería de whisky tobermory en Mull destilería de whisky tobermory en Mull

http://tobermorydistillery.com/

Ledaig, Tobermory PA75 6NR

+44 (0) 1688 302647

Museo de Mull

Ese curioso museo que recorre la historia y las leyendas locales es otro excelente lugar donde refugiarse de la lluvia en la isla de Mull… si te lo encuentras abierto, claro.

http://www.mullmuseum.org.uk/

Columba Buildings, Main Street, Tobermory PA75 6NY

Tel. +44 (0) 1688 301100

Email: enquiries@mullmuseum.org.uk

Loch Frisa

De camino a la playa de Calgary Bay, la carretera de Tobermory a Dervaig discurre por el interior, por paisajes de vacas de las Tierras Altas y ovejas, muchas ovejas. La carretera no es la mejor del mundo (ninguna de la isla lo es) pero si te lo tomas con calma podrás disfrutar de unas vistas excelentes, como las del Loch Peallach o el Loch Frisa. En serio, no hay prisa… Al fin y al cabo, lo importante es disfrutar del viaje, ¿no?

vacas de las highlands en la isla de mull

Calgary Bay

La playa de Calgary Bay es posiblemente la más bonita de toda la isla de Mull y una de las más hermosas de Escocia. Su arena es blanquísima y fina, el agua es transparente y adquiere varios tonos de azul, un par de colinas cubiertas por vegetación casi la cierran en uno de sus extremos y, si no fuera por el frío, podrías pensar que te has trasladado al Caribe o a Hawai. Calgary Bay es belleza natural en estado puro. Nosotros no nos cruzamos con nadie, a pesar del sol que lucía esa mañana en la costa oeste de Mull. Corrimos hacia el agua, aprovechando que la marea estaba baja y el cielo se reflejaba sobre la arena mojada. Si puedes, llévate la comida y haz picnic allí.

Playa de Calgary Bay en la isla de Mull

Cascadas de Eas Fors

Eas Fors es “la cascada” de la Isla de Mull y está al sur de Dervaig, en Allt an Eas Fors. Se trata de una sucesión de cataratas que culminan en un salto de agua de más de 30 metros de alto sobre una playa. Deja el coche en el parking de la carretera A848 y atrévete a hacer la ruta circular de 4 kilómetros que te las mostrará todas.

vistas de Dervaig en la isla de Mull

Loch Bà

La ruta desde Calgary Bay hasta Salen sigue el trazado de la costa y ofrece unas panorámicas sobrecogedoras del océano Atlántico, las islas Treshnish, Gometra y Ulva. Si conduces hasta Gruline estarás cerca del Loch Bà, otro de los lagos que hay en el interior de la isla de Mull.

vistas de la isla de ulva desde la isla de mull

Loch Scridain

Desde aquí, vuelve a seguir la costa en dirección a Fionnphort. A la izquierda, el mar y las islas. A la derecha, la mole imponente del Ben More, el pico más alto de la isla de Mull y una excelente excursión senderista. Si vas corto de tiempo, como yo, admíralo desde la distancia y deja que la carretera te lleve a orillas del Loch Scridain, un lago marino que primero te permitirá admirar la majestuosa naturaleza del Ross of Mull y luego bordearla.

Ross of Mull

La península más larga de la isla de Mull tiene unos 28 kilómetros de largo y vas a tener que cruzarla si quieres llegar a Fionnphort para tomar el ferry a Iona. Es posible que el trayecto te parezca interminable, en gran parte debido a que la carretera sólo tiene un carril y vas a tener que pararte un montón para dejar pasar a otros vehículos. Pero como todo, tiene su lado positivo: es la excusa perfecta para hacer fotos del paisaje o de las ovejas que son las dueñas y señoras del territorio.

ovejas en ross of mull en la isla de mull

Fionnphort

Fionnphort (se pronuncia fíneifort) es famoso por su playa de arena blanca en la que a menudo las ovejas toman el sol, por sus aguas turquesas, por un marisco excelente y por ser el lugar donde se toma el ferry a la isla de Iona. Aunque no vayas a visitar la cuna del cristianismo en Escocia, yo incluiría este precioso rinconcito en tu lista de cosas que ver en Mull.

playa de fionnphort en la isla de mull

Isla de Iona

Visitar la pequeña isla de Iona es casi una obligación si vas a pasar por la isla de Mull. Este lugar lleno de misticismo y espiritualidad destaca además por sus playas perfectas y una naturaleza en estado casi puro por la que perderse es un verdadero placer. Así que ya lo sabes, sube al ferry en Fionnphort y atrévete a descubrirla por ti mismo.

ferry a la isla de iona

Castillo Duart

El castillo de Duart se ve desde el ferry de Oban a Mull. Su perfil destaca sobre un promontorio en la costa oeste de la isla escocesa. Fue construido en el siglo XIII como hogar del Clan MacLean pero quizás lo reconozcas porque aquí se rodaron algunas escenas de la película de 1999 La Trampa con Sean Connery y Catherine Zeta-Jones, o quizás como base de operaciones de Buffy en la primera mitad de la 8ª temporada de Buffy Cazavampiros. Este castillo también fue usado como localización del rodaje de la película When Eight Bells Toll, protagonizada por Anthony Hopkins.

castillo de duart en la isla de mull

Dejando de lado su pedigrí cinematográfico, este rincón que ver en la Isla de Mull ha conseguido sobrevivir a las vicisitudes del tiempo y la historia hasta nuestros días. Hoy se puede visitar y alberga en su interior varias exposiciones, unas mazmorras muy húmedas y un montón de mobiliario antiguo. Eso sí, actualmente parte del castillo de Duart está en obras para intentar solucionar algunos problemas de filtraciones de agua que están teniendo, de ahí los antiestéticos andamios de uno de sus laterales.

http://www.duartcastle.com/

Isleo f Mull PA64 6AP

Tel.: +44 (0) 1680 812309

Precio: 6£ (adultos), 3£ (niños), 15£ (familias de 2 adultos + 2 niños), 5.40£ (jubilados y estudiantes)

 

Si vas a pasar más de 2 días en la Isla de Mull y necesitas más ideas o recomendaciones aquí van algunas de las cosas que a mi se me quedaron en el tintero:

Isla de Staffa

Sus formaciones de columnas basálticas que ondulan como un mar de piedra en un estilo parecido al de la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte, la isla de Staffa lleva siglos fascinando a los viajeros. Está a 6 kilómetros al oeste de la isla de Mull y es el destino perfecto para una escapada dedicada a la observación de aves y al disfrute de la geología. Varias empresas organizan tours a Staffa tanto desde Mull como Oban: Staffa Tours, Turus Mara, West Coast Tours o Seafari Adventures.

A photo posted by Two en Route (@twoenroute) on

Isla de Ulva

Situada en la costa oeste de Mull, la isla de Ulva es un buen lugar para hacer senderismo o ir en bicicleta de montaña. Además, tiene un fuerte vikingo del siglo IX, una capilla en ruinas y un cementerio muy antiguo. Y, por supuesto, te recomiendo que te pases por Sheila’s Cottage, la reconstrucción de un cottage original y donde se cuenta la historia de este lugar recóndito de Escocia. También podrás hincharte a marisco o pescado en The Boathouse, el único restaurante de esta isla privada y cero explotada por el turismo de masas.

Los ferrys desde la isla de Mull a la de Ulva salen de Oskamull y los lleva Donald Munro. El servicio funciona de lunes a viernes, de las 9 de la mañana a las 5 de la tarde, y los domingos del 1 de junio a finales de agosto. Llamar al ferry es tan sencillo como destapar un panel rojo para avisar al ferryman de que quieres cruzar al otro lado. El billete de ida y vuelta cuesta 6£ por adulto y 3£ por niño.

Yo me tuve que conformar con verla desde la distancia, pero Irene del blog Piggy Traveller estuvo allí unas horas y en su post te cuenta todo lo que ver o hacer en la isla de Ulva.

Islas Treshnish

Este archipiélago de pequeñas islas e islotes al oeste de la isla de Mull es uno destino excelente para la observación de aves. Forman parte de las Hébridas Interiores y la mejor manera de visitarlas es en una excursión en barco. La mayor de las islas es Lunga, seguida por Bac Mòr y Fladda. El resto, poco más que islotes, son Bac Beag, Sgeir a’ Chaisteil, Sgeir an Eirionnaich, Cairn na Burgh Mòr y Cairn na Burgh Beag.

A video posted by VisitScotland (@visitscotland) on

Senderismo en Aros Park

El parque Aros, a las afueras de Tobermory, es una buena opción si te apetece andar pero no quieres lanzarte montaña arriba. Con senderos bien marcados, zonas de barbacoa, baños y un lago en su corazón, ni lo dudes.

Senderismo en Ben More

El Ben More es la montaña más alta y el único Munro de la isla de Mull, en Escocia, con sus 966 metros de altura. Así que aunque sólo fuera por eso deberías calzarte las botas, agarrar los bastones y coronarlo. Hay varias rutas senderistas que te llevarán hasta la cima del Ben More como ésta y ésta de la página de referencia Walk Highlands.

A photo posted by Kim Akua Reid (@kimmyreid) on

Castillo de Moy

Como buena fan de los castillos en ruinas, me quedé con las ganas de visitar el castillo de Moy. Esta torre fortificada del siglo XV del clan MacLean, primeros señores de Lochbuie. Después de años de trifulcas entre familias, fue abandonado en 1752 y cayó en el olvido.

Los arcos naturales de Carsaig

Si te gusta el senderismo, una ruta para ver los espectaculares arcos naturales de Carsaig es una de las mejores cosas que hacer en la isla de Mull. Estas formaciones basálticas son bastante sorprendentes, aunque tienes que estar preparado para un sendero con cierta dificultad. Puedes consultar la ruta a los arcos de Carsaig en la página web de Walk Highlands.

Las ruinas de Shiaba

Otra ruta para hacer en la isla de Mull es la que lleva hasta los restos del asentamiento de Shiaba, al este de Bunessan. Es relativamente sencilla.

Castillo de Glengorm

A 6 kilómetros de Tobermory, el castillo de Glengorm (también conocido como Castle Sorn) es otra “casa” señorial del siglo XIX hoy reconvertida en un lujoso bed and breakfast. Su dueño original fue James Forsyth de Quinish, un personaje bastante odiado en la isla de Mull por expulsar a los lugareños de malas maneras y que murió antes de ver el castillo finalizado.

Castillo de Torosay

Una de las fortalezas de la isla de Mull, el castillo de Torosay, fue vendido en 2012 y por desgracia ya no está abierto al público. Situado súper cerca del castillo de Duart, esta enorme residencia señorial de preciosos jardines se construyó a mitad del siglo XIX para John Campbell of Possil, que luego lo vendió la familia Guthrie, que fueron sus últimos dueños.

 

Si todavía necesitas más inspiración te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo de Piggy Traveller donde relata su experiencia en la isla de Mull.

 

Ruta en coche por la Isla de Mull: todo lo que deberías ver y hacer

Dónde comer en la Isla de Mull: restaurantes y pubs

Café Fish

El delicioso Café Fish ha sido nombrado en varias ocasiones como uno de los mejores restaurantes de pescado y marisco de todo el Reino Unido. ¿Por qué? Pues porque todo lo que acaba en tu plato lo han pescado ellos mismo con su barco ese mismo día. Este minúsculo restaurante en el puerto de Tobermory fue una de las mejores recomendaciones que me hizo Kay de The Chaotic Scot antes del viaje a la isla de Mull. Y no me arrepiento ni un momento. Reservamos para cenar y entre los tres dimos buena cuenta de una langosta, un estofado de pescado y marisco y uno de los salmones mejor cocinados que me he llevado a la boca en la vida. Es fácil entender por qué es uno de los mejores lugares donde comer en Mull. Además, los precios no son prohibitivos. Eso sí, si quieres ir, intenta reservar porque el Café Fish es pequeño y muy popular.

The Pier, Main St. Tobermory, PA75 6NU

MacGochans

MacGochans tiene dos caras. Una es la de un excelente restaurante donde disfrutar de la gastronomía y los excelentes productos locales. La otra es un animado bar donde la música en directo fluye casi cada noche. Si necesitas recomendaciones, no te vayas sin probar su fish and chips, sus boozy inverlussa mussels (una olla llena de mejillones recién recogidos y cocinados en una salsa de sidra, ajo y nata) o el completo plato de langostinos de la isla. Con el estómago bien lleno, cruza al bar y tómate una pinta (o dos) mientras los lugareños se ponen musicales.

MacGochans, Ledaig, Tobermory PA75 6NR

Fishermen’s Pier

Este food truck en el puerto de Tobermory es uno de los mejores lugares donde comer en la isla de Mull. Y si no me crees fíjate en las colas que se forman frente a él casi cada noche. Por un precio económico podrás probar su célebre fish and chips, sus pasteles de salmón o sus deliciosas vieiras.

Main Street, Tobermory PA75 6NU

donde comer en la isla de mull - fish and chips en tobermory

The Mishnish

Aunque no nos dio tiempo a catarlo, nuestros anfitriones en el bed and breakfast Achafraoich también nos recomendaron The Mishnish para comer buen pescado y disfrutar del ambiente de pub. Esta institución lleva dando de comer (y de beber) a los lugareños de Mull desde 1869.

Main Street, Tobermory PA75 6NT

The Creel Shak

Comer en Mull es un placer, siempre. Uno de sus mejores restaurantes de pescados es una sencilla cabaña situada junto al puerto de Fionnphort. Todos los productos que se sirven aquí son fresquísimos, incluso el salmón con el que se hacen los bocadillos. Nosotros aprovechamos que teníamos tiempo antes de subir al ferry de Iona para tomar un bocado.

Fionnphort, PA 66 6BL

 

Dónde dormir en la isla de Mull

Achafraoich B&B

Durante mi fin de semana en la isla de Mull me alojé con mi hermana y Walter en un precioso bed and breakfast en el que Dave y Morar nos hicieron sentir como en casa. El Achafraoich B&B está a las afueras de Tobermory, en la carretera a Dervaig, y tiene habitaciones cómodas y unos desayunos dignos de un rey. Nos gustó muchísimo. La habitación doble con baño compartido cuesta 62£ y la familiar con baño privado (la que elegimos nosotros) 88£. El desayuno siempre está incluido.

Dervaig Road, Tobermory PA75 6QF

donde dormir en la isla de mull- bed and breakfast achafraoich donde dormir en la isla de mull- bed and breakfast achafraoich

Si aún así necesitas más opciones, te recomiendo que consultes en páginas como Booking.com la oferta de hoteles, albergues y bed & breakfasts en Tobermory y en toda la Isla de Mull.

 

Cómo llegar a la Isla de Mull

Ferry a la Isla de Mull

La isla de Mull tiene 3 puertos: Craignure, Finnish y Tobermory. El principal es Craignure, que está a 45 minutos en ferry de Oban.

La empresa Caledonian MacBrayne opera las 3 rutas de ferry a Mull. Elige la que más se ajuste a tu ruta o tus necesidades. Pero para que tengas todas las opciones a mano, aquí van las diferentes maneras de ir hasta la isla de Mull.

  • Ferry de Oban a Craignure: El viaje en ferry de Oban a la isla de Mull tarda unos 45 minutos y te deja en el puerto de Craignure. Desde aquí puedes ir en coche o en bus a casi todas partes de Mull. Si viajas a la isla desde el sur (léase Edimburgo o Glasgow) es la principal ruta de ferry. El billete sencillo cuesta 3’45£ y puedes consultar los horarios en la página de Calmac. Si vas a viajar en verano, te recomiendo que reserves los billetes con antelación ya que la ruta suele estar concurrida y podrías quedarte sin poder cruzar a la isla de Mull.

Esta fue la ruta que yo elegí por comodidad y accesibilidad ya que es muy fácil llegar a Oban en coche o en transporte público (tren y autobús) desde Glasgow o Edimburgo.

ferry de oban a la isla de mull

  • Ferry de Lochaline a Finnish: El viaje de Lochaline, en la parroquia de Morvern, a Finnish dura menos de 20 minutos. La ruta es más corta, pero a no ser que estés por la zona de Fort William o Inverness, llegar hasta el puerto de Lochaline es algo más complicado que hacerlo a Oban. Al contrario que en la ruta de ferry de Oban a Mull, aquí no hace falta que reserves tus billetes por adelantado. Eso sí, consulta sus horarios de verano y de invierno en la página de Caledonian MacBrayne. El precio del viaje a la isla de Mull desde Lochaline son 4.60£ por persona.
  • Ferry de Kilchoan a Tobermory: el trayecto de Kilchoan, en la península de Ardnamuchan, a Tobermory es de 35 minutos. Esta ruta es especialmente interesante si vas a explorar el norte de las Highlands o estás de vuelta. El precio del viaje de Kilchoan a la isla de Mull son 2.65£ por persona. No suele hacer falta reservar, pero sí que deberías consultar los horarios de verano y de invierno del ferry en la página de CalMac.

puerto de tobermory, isla de mull

Cómo moverte por la Isla de Mull

Que vaya por delante que la mejor manera de moverte por la Isla de Mull es en coche, y eso a pesar de sus carreteras. Eso sí, si no conduces, hay una empresa de autobús que cubre la mayoría de municipios de Mull.

Conducir en la isla de Mull

La isla de Mull es más grande de lo que parece y las cortas distancias entre los lugares engañan. Pero no desesperes, sus dimensiones la hacen perfecta para una ruta en coche de dos o tres días como la que yo hice.

conducir por la izquierda en escocia - isla de mull

Aquí van algunos consejos que te serán útiles si vas a conducir por la Isla de Mull en Escocia:

  • Gran parte de las carreteras de Mull son de vía única, así que tendrás que conducir despacio y tardarás más de lo que crees en llegar de un lado a otro.
  • Hay un montón de passing places, trozos de arcén señalizados en los que parar cuando viene un coche en dirección contraria. Los conductores locales suelen ser muy educados y si te ven venir te cederán el paso. Si les ves tú antes, sé cortés y cédeselo.
  • Ten cuidado con las ovejas. Están por todas partes y notarás que la isla de Mull es prácticamente suya. Pastan a sus anchas junto a la carretera y en terrenos sin vallar, se echan siestas en el asfalto y comen en sus márgenes sin inmutarse. Presta atención y si no se mueven dale a la bocina.
  • Conducir por la Isla de Mull no es para nada diferente de hacerlo por el resto de Escocia o el Reino Unido. Así que si necesitas una guía, échale un vistazo a mi artículo sobre cómo conducir por la izquierda. En él te cuento todos mis trucos después de más de 10 años en el país.

Visitar la Isla de Mull en transporte público

La isla de Mull es bastante accesible en autobús gracias a las rutas que opera la compañía West Coast Motors. En su página web puedes ver y descargarte los horarios y las rutas.

ovejas en la carretera en la isla de mull

¿Has estado en la isla de Mull? Si crees que me he dejado algo, comenta en el blog y cuéntamelo. Prometo tomar nota… Y si este artículo te ha sido útil para preparar tu ruta cuéntame qué es lo que más te ha gustado.

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

5 pensamientos en “Ruta por la Isla de Mull: todo lo que deberías hacer y ver en esta isla de Escocia

  1. Pingback: Islas de Escocia: Iona | Mad About Travel, blog de viajes sobre Escocia

Deja un comentario