Archivo de la categoría: Bares

Afternoon tea en Edimburgo: Peacock Alley en el hotel Caledonian

Lo sé, no me puedo resistir. Un buen afternoon tea es uno de esos caprichos que, de vez en cuando, caen. Y hacía meses que me moría por hincarle el diente al té de las cinco en el lujoso salón Peacock Alley del Hotel Caledonian en Edimburgo. Quizás sea uno de los más caros de la ciudad. Pero lo cierto es que también es uno de los mejores afternoon tea de la capital de Escocia. ¿Quieres saber por qué me gustó tanto? Pues sigue leyendo y no pierdas detalle.

Sigue leyendo

Brunch en Edimburgo: 13 cafeterías estupendas para desayunar bien

La oferta gastronómica en Edimburgo es bastante completa, a pesar de la mala fama de la cocina británica. La ciudad está llena de cafeterías y restaurantes monísimos en los que se pude comer la mar de bien… O tomar un brunch de campeonato. ¿No sabes por cuál empezar? Pues aquí van mis 12 cafeterías favoritas para un brunch delicioso en Edimburgo.

Sigue leyendo

10 cosas que ver y hacer en Inverness, la capital de las Tierras Altas de Escocia

Inverness es la capital de las Highlands de Escocia y la ciudad más al norte de todo el Reino Unido. Muchos viajeros la pasan por alto de camino al Lago Ness o a las maravillas naturales que las Tierras Altas escocesas tienen por ofrecer. Pero si tienes algo de tiempo dedícaselo a Inverness y déjate sorprender.

Sigue leyendo

Las Willow Tea Rooms, el salón de té de Mackintosh en Glasgow

Las Willow Tea Rooms son uno de los lugares más icónicos de Glasgow para tomar el afternoon tea. Increíblemente bonitas y decoradas con el estilo inigualable del arquitecto más popular de Escocia, son perfectas para comer algo, descansar y admirar la modernidad del genio de Mackintosh.

Sigue leyendo

Brunch con vistas en el hotel Barceló Raval

Desde que se inventó el brunch las mañanas de domingo son mejores. Y eso en el Hotel Barceló Ravallo saben mejor que nadie. Su brunch es una delicia para el paladar y para los sentidos que por 25€ te permite fusionar dos comidas, disfrutar de un DJ en directo, de un entorno único y del éxtasis para las papilas gustativas.

Hotel Barceló Raval

Hotel Barceló Raval

B Lounge del Hotel Barceló Raval

B Lounge del Hotel Barceló Raval

El brunch es uno de los inventos americanos que han llegado para quedarse, afortunadamente. Deliciosa combinación de desayuno (breakfast) y comida (lunch), es perfecto para las mañanas perezosas de domingo, esas en las que no te apetece hacer más que salir a la calle y disfrutar del buen tiempo… Y si además le unes un buffet con muchísimos platos (dulces y salados) apetecibles, mejor que mejor.

La mañana en la que caté el brunch del Hotel Barceló Raval era así. El día anterior, sábado, había estado de ruta modernista por Barcelona, me había acostado tarde y lo único que me apetecía era relajarme, disfrutar de las vistas y comer cosas ricas.

Situado en el corazón del barrio, en plena Rambla del Raval, el futurista hotel Barceló es una sorpresa agradable. Con su interior cuidado al detalle, su decoración futurista y vibrante, es difícil no enamorarse del lugar a primera vista. El edificio es circular y está rodeado de ventanas en la planta baja, cubiertas por una malla que evitan que los curiosos te vean… pero que te permiten mirar desde el interior.

El brunch tiene lugar en el B Lounge bar, en la parte trasera, en una sala preciosa con uno de los techos más curiosos que he visto, y está amenizado por un DJ. La dinámica es la siguiente: de las 12 a las 16h puedes desayunar y comer, disfrutando de una experiencia brunch completa.

B Lounge del Hotel Barceló Raval

B Lounge del Hotel Barceló Raval

Donuts en el brunch del Hotel Barceló Raval

Donuts en el brunch del Hotel Barceló Raval

Selección salada en el brunch del hotel Barceló Raval

Selección salada en el brunch del hotel Barceló Raval

Huevo Benedict en el brunch del Hotel Barceló Raval

Huevo Benedict en el brunch del Hotel Barceló Raval

En un rincón está la barra de desayuno dulce, por la que según el chef se tiene que empezar para ir abriendo el apetito. Croissants, donuts, muffins, tostadas con mantequilla y una gran variedad de mermeladas, embutidos, quesos… Es la zona de los tés y los cafés. Con tanta variedad es difícil escoger. En la zona central está una mesa con más opciones, más propias de la comida y con más salado: ensaladas, bocadillos, aperitivos, brochetas de fruta… ¡Un paraíso para los amantes del buen comer! Además, en el brunch del Barceló Raval tienes la opción de pedir un plato de huevo poché (cocinado de varias maneras). Si os gustan, pedid los huevos benedict porque los hacen buenísimos.

Cuando el día acompaña es imprescindible subir a la terraza panorámica con vistas de 360º de Barcelona que hay en la azotea del hotel Barceló Raval. En su bar os darán un cocktail que podréis degustar mientras contemplais la trama urbana desde las alturas. Poder ver la ciudad desde esta perspectiva es uno de los principales atractivos del brunch (además de la comida de 10): ante la vista se despliegan la montaña de Montjuïc, el Tibidabo, el barrio Gótico y el Raval, los pináculos de los edificios góticos, las torres medievales, los rascacielos y el mar… Con semejante panorámica los mimosas y los mojitos saben mejor, ¿no creéis?

Vistas panorámicas de Barcelona desde la terraza del hotel Barceló Raval

Vistas panorámicas de Barcelona desde la terraza del hotel Barceló Raval

Unas de las mejores vistas de Barcelona, sin ninguna duda

Unas de las mejores vistas de Barcelona, sin ninguna duda

Vistas panorámicas de Barcelona desde la terraza del hotel Barceló Raval

Vistas panorámicas de Barcelona desde la terraza del hotel Barceló Raval

Y a vosotros… ¿os gustan los brunch tanto como a mi? ¿Me recomendáis alguno en especial?

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL BRUNCH DEL BARCELÓ RAVAL

  • Horario: Domingos de 12 a 16h. 
  • Precio: 25€
  • Dirección: Rambla del Raval 17-21, Barcelona. En pleno centro de la ciudad.
  • Teléfono: +34 93 320 14 90
  • E-mail: raval@barcelo.com
  • Metro: Liceu (L3), Sant Antoni (L2) y Paral·lel (L2 y L3)

El Hotel Barceló Raval me invitó a disfrutar de su espectacular brunch. Pero, como siempre, la opinión reflejada en este post es totalmente honesta, independiente y basada en mi experiencia.