Archivo de la categoría: Hoteles

Los mejores hoteles de Edimburgo

La ciudad de Edimburgo es grande, preciosa y está llena de hoteles, bed and breakfasts y hostels en los que alojarse. Hay opciones para todos los bolsillos pero, sin ninguna duda, Edimburgo tiene varios hoteles de prestigio mundial. Desde iconos históricos como el Balmoral, el Scotsman o el Caledonian hasta opciones más económicas como el Grassmarket Hotel y el Royal Scots Club, aquí van cinco de los mejores en los que alojarse.

Casi todos los rincones de Edimburgo rebosan historia y toda la ciudad –dividida en Old Town, New Town y el puerto de Leith, entre otros- tiene una personalidad única e inimitable. Quizás por eso es normal que muchos de sus hoteles sean pedazitos de su legado.

THE SCOTSMAN HOTEL

The Scotsman Hotel es quizás uno de los hoteles más emblemáticos e interesantes de Edimburgo. Este hotel de 5 estrellas destaca por su ubicación y por el propio edificio en el que se encuentra. El edificio preside North Bridge, que conecta la New Town y la Old Town de Edimburgo y fue sede hasta 2001 del periódico escocés que le da nombre The Scotman. Desde ese año, no obstante, el edificio se convirtió en uno de los hoteles más simbólicos de la capital escocesa, con huellas de su pasado periodístico en todos y cada uno de sus detalles.

The Scotsman Hotel cuenta ahora con 69 habitaciones y suites de lujo. Con sus vistas de la Old Town desde la New Town algunas de ellas son un lugar privilegiado para contemplar Calton Hill o el Castillo de Edimburgo. Mientras que el espacio que ocuparon en su día las rotativas de The Scotman alberga ahora un SPA de más de 1.850 m2.

La parte negativa es que dormir en The Scotman Hotel no es precisamente la opción más barata de la ciudad. Con una media de 170 € por noche en una habitación doble, desde luego no se antoja como una opción accesible para todos los públicos. No obstante, bien vale la pena entrar al hall del propio hotel e incluso atreverse a probar la carta del restaurante del hotel, la North Bridge Brasserie, que ofrece servicio de Full Scotish Breakfast por 16.95 libras o su tradicional Afternoon tea por el mismo precio. ¿Barato? Desde luego que no, pero a veces vale la pena darse un capricho si la comida es excelente y el lugar es lo suficientemente especial.

Más información en la página web oficial de The Scotsman Hotel

BALMORAL HOTEL

Justo al otro lado del North Bridge, enfrente de The Scotsman, se erige otro de los hoteles en Edimburgo con más historia. El propio edificio forma parte de los atractivos de la ciudad y de él se cuentan historias tan curiosas como que desde el andén de la estación de Waverley en el que se apea la reina hasta la suite principal hay un ascensor del que sólo ella hace uso.

The Balmoral abrió sus puertas en 1902 con el nombre de North British, aunque más tarde, lo cambió por el actual Balmoral, una palabra que en gaélico significa morada Real. El hotel fue construido por la compañía de trenes nacional y su antiguo nombre fue elegido por los propios pasajeros. La empresa quería levantar un monumento más de la ciudad, no sólo un hotel. Y lo consiguieron con creces. Aún hoy la torre del reloj, que preside Princess Street, es uno de los símbolos de Edimburgo. Como curiosidad, el reloj marca la hora con dos minutos de adelanto para evitar que los viajeros pierdan el tren.

El hotel Balmoral tampoco es una opción barata (la media de precio por una noche en habitación doble son 191€), peros sus cómodas habitaciones de 28 m2 valen la pena. Cada una es única (ningún diseño de habitación se repite) y están decoradas manteniendo la tradición escocesa sin dejar de lado las últimas tendencias. El hotel cuenta además con una piscina de 15 metros, sauna, gimnasio y SPA.

Si os gusta comer bien, no os perdáis el restaurante con una estrella Michelin que dirige el chef Jeff Bland, ni tampoco su versión más económica e informal: Hadrian’s o el bar del hotel, perfecto para un cocktail al acabar el día.

Más información en la página web oficial del Hotel Balmoral

THE CALEDONIAN HOTEL

The Caledonian Hotel es otro de los hoteles en Edimburgo que conserva la arquitectura victoriana de la New Town. Entre los habitantes de la ciudad el hotel es conocido cariñosamente como The Caley y su ubicación y sus vistas son, probablemente, su principal atractivo.

¿Y dónde se encuentra? En New Town, justo enfrente del castillo de Edimburgo. The Caledonian Hotel puede presumir de ser el presidente de Princess Street, una de las calles con más vida de la ciudad, además de  ser el mirador perfecto del Castillo de Edimburgo.

Si la arquitectura victoriana de The Caley es señorial, el diseño interior no se queda atrás. El hotel dispone de 241 habitaciones reformadas con un estilo sobrio pero muy chic. Las más cotizadas, desde luego, son las que ofrecen vistas al castillo. Como el Balmoral, antes de convertirse en hotel, el Caledonian también era un edificio ferroviario.

Como no, el Caledonian Hotel tiene un spa… En este caso gestionado por la firma de lujo Guerlain. ¡Habrá que ir a probarlo algún dia! Y su oferta gastronómica (con 3 espacios distintos y restaurantes) es fabulosa. Especialmente recomendable es The Peacock Alley, el lugar más emblemático del hotel, perfecto para un buen scottish breakfast o un afternoon tea de lujo. Está situado en lo que fue el vestíbulo de la antigua estación de tren y lo preside el reloj original.

Pero, como todo, tiene sus incovenientes. El Caledonian Hotel es uno de los tres hoteles con más encanto de Edimburgo pero no es apto para todos los bolsillos: 140 € de media por noche y habitación doble, aunque dependiendo de la temporada los precios pueden llegar a dispararse hasta los 240€ por noche.

Más información en la página oficial del Caledonian Hotel. 

 

Y ahora un par de ofertas más asequibles… y muy cool ;) Estos dos hoteles chic y a buen precio son perfectos para cualquier viajero que se quiera alojar en lugar céntrico sin arruinarse.

ROYAL SCOTS CLUB

Si lo que quieres es sentirte como un rey a un precio aceptable, Royal Scots Club es uno de los hoteles en Edimburgo que no puedes dejar pasar. Fundado tras la primera guerra mundial, el Royal Scots Club surgió de la idea de la Royal Scots de conmemorar a todos los escoceses caídos en la guerra con un club distinguido para ellos. El propio hotel no se define como un hotel, si no que defienden la idea de ser un club social y, por lo tanto, ofrecen un trato muy cercano.

El Royal Scots Club está en una de las mejores calles georgianas de la ciudad y el edificio atrapa la atención de los viandantes. Aunque lo que verdaderamente destaca de este hotel es su decoración interna, que hace que te transportes al pasado con tan sólo cruzar la puerta. El hotel cuenta con 25 habitaciones totalmente equipadas y decoradas con mucho estilo, algunas de las cuales ofrecen unas vistas maravillosas de la ciudad.

Camas con dosel en Royal Scots Club

Camas con dosel en Royal Scots Club

El precio, además, es bastante competivo. Si se reserva con antelación se pueden encontrar precios que rondan los 70€ por habitación doble. Verdaderamente merece la pena.

Más información en la página web oficial del Royal Scots Club 

GRASSMARKET HOTEL

El Grassmarket Hotel ofrece precios bajos, una ubicación excelente y un ambiente mucho más juvenil y divertido. El hotel se encuentra en el corazón de Old Town, cerca de las principales atracciones turísticas de la ciudad y en una posición ideal para recorrerse los pubs de alrededor.

La decoración del Grassmarket Hotel es, sin lugar a dudas, uno de sus principales atractivos. Haciendo uso de madera clara y estampados modernos, el hotel se impregna de un estilo vintage que muchos seguidores de las tendencias más hipster sabrán apreciar. Es una opción perfecta para los viajeros con presupuestos ajustados pero que no quieran renunciar al estilo.

El hotel cuenta con cuatro tipos de habitaciones, desde las “Cosy” indicadas para los viajeros solitarios, hasta las “Comfy Quad”, habitaciones de cuatro personas para viajar con amigos, además de versiones dobles y triples.

Otra de las razones por las que el Grassmarket Hotel es una magnifica apuesta es que es uno de los hoteles en Edimburgo mejor ubicados: en la plaza que le da nombre y en el corazón de Edimburgo. Está donde casi todo pasa y en un lugar excelente para comer.

Los precios del Grassmarket Hotel, además, son bastante competitivos dada su ubicación y su atractiva oferta, con habitaciones dobles cuya media ronda los 52€ por noche hasta habitaciones para cuatro personas por algo más de 90€ si se reserva con antelación.

Más información en la página oficial del Grassmarket Hotel.

Prometo seguir ampliando esta lista pero… ¿me recomendáis alguno?

Escapada al Priorat: Hostal Sport tradición y enoturismo

¿A quién no le gusta sentirse como en casa cuando viaja? Esa sensación de “hogar” es algo que en el Hostal Sport de Falset saben conseguir mejor que nadie. Desde el momento en el que crucé la puerta con mi hermana hasta el que nos fuimos Marta Domènech y su equipo se encargaron de que este hotel con encanto en el Priorat fuera nuestra casa por un par de días.

El Hostal Sport es perfecto para descubrir una de las regiones más bonitas de Cataluña y hacer enoturismo. Quizás no es tan verde como la Garrotxa, pero tiene tantos encantos que una sola visita no es suficiente para degustarlos todos, y es ideal para una excursión o escapada desde Barcelona. Pero de eso ya os hablaré otro día.

Precioso dibujo en el Hotel Hostal Sport de Falset

Precioso dibujo en el Hotel Hostal Sport de Falset

Viñedos en el Priorat

Viñedos en el Priorat

Con 90 años de historia a sus espaldas y las vicisitudes del tiempo y la historia, el Hostal Sport de Falset es el claro ejemplo de un negocio familiar que ha sabido reconvertirse, orientarse hacia el futuro, sobrevivir a un incendio y, mantener el “caliu”, el corazón y el alma intactos. Este establecimiento emblemático nació en 1923 como un bar para los vecinos de Falset en el que trabajaba toda la familia y fue creciendo con los años y las generaciones. Fue lugar de parada y fonda de los viajeros que pasaban por la zona y hoy es un icono del turismo enológico en Cataluña y España.

Marta Domènech, su directora y cuarta generación de la familia, nos recibió como quien recibe a un familiar al que hace mucho que no ves… pero al que tienes mucho cariño. Ella y todo el servicio (algunos de los cuales llevan más de 20 años trabajando en el hostal) se convirtieron en una especie de segunda familia.

Habitación doble en el Hostal Sport

Habitación doble en el Hostal Sport

Teléfono vintage en mi habitación del Hostal Sport

Teléfono vintage

Fieles a su objetivo de hacer que cada huésped se sienta como en casa nos alojamos en una de sus 28 habitaciones. Era doble y estaba decorada con el mismo gusto que el resto del hotel. Me encantaron algunos detalles vintage como el teléfono. ¡Ojalá pudiera tener uno igual! Sus espacios comunes en los que el tiempo parece haberse detenido y ni el wifi gratis enturbia la paz y la tranquilidad del lugar.

El jardín privado es precioso y me recordó al de la casa de mis avis (abuelos en catalán), con su parra, su pozo y las mesas y las sillas… Y Marta también nos mostró varias de las salas, llenas de historia, en las que se pueden celebrar reuniones y celebraciones. En el Saló de les Voltes, un antiguo molino de aceite, es imposible no enamorarse de los enormes arcos de piedra.

Terraza del Hostal Sport

La terraza perfecta

Saló de les Voltes en el Hostal Sport

Saló de les Voltes, un antiguo molino reconvertido en comedor

Jardín privado del Hostal Sport

Un jardín privado con mucho encanto

Pero más allá del excelente trato al cliente, si os gusta comer bien y beber buenos vinos, el Hostal Sport de Falset es el lugar perfecto. Aunque no os alojéis, no os podéis perder la cocina del mejor restaurante del Priorat, ni su carta de vinos, con más de 230 referencias, que Marta Domènech y su equipo maridan con mucho arte.

Compartimos con ella una comida de 10, posiblemente la mejor en muchísimo tiempo. A base de productos de temporada y de gran calidad, combinados con unos vinos exquisitos, cocinan un cóctel gastronómico imprescindible. La fusión de cocina tradicional catalana y contemporánea es un gran acierto y da forma a un menú que, sazonado con la pasión que ponen Marta y los suyos en el Hostal, se convierte en una experiencia para repetir. Así, entre aperitivos (croquetas caseras, pan de coca del Priorat con aceite de oliva virgen y tomate), primeros (“esqueixada” de bacalao), segundos (Pollo de “pagès” al vino del Priorat), postres (helado de chocolate fondant) y vinos como el excelente “Blanc d’Orto”, sellamos un fin de semana que permanecerá para siempre en el recuerdo. Y que espero repetir pronto, porque en ningún lugar se come ni se está tan bien como en casa.

Información Práctica

El Hotel Hostal Sport de Falset me invitó a disfrutar de un fin de semana pero, como siempre, todas las opiniones son totalmente honestas y sólo mías. 

Brunch con vistas en el hotel Barceló Raval

Desde que se inventó el brunch las mañanas de domingo son mejores. Y eso en el Hotel Barceló Raval lo saben mejor que nadie. Su brunch es una delicia para el paladar y para los sentidos que por 25€ te permite fusionar dos comidas, disfrutar de un DJ en directo, de un entorno único y del éxtasis para las papilas gustativas.

Hotel Barceló Raval

Hotel Barceló Raval

B Lounge del Hotel Barceló Raval

B Lounge del Hotel Barceló Raval

El brunch es uno de los inventos americanos que han llegado para quedarse, afortunadamente. Deliciosa combinación de desayuno (breakfast) y comida (lunch), es perfecto para las mañanas perezosas de domingo, esas en las que no te apetece hacer más que salir a la calle y disfrutar del buen tiempo… Y si además le unes un buffet con muchísimos platos (dulces y salados) apetecibles, mejor que mejor.

La mañana en la que caté el brunch del Hotel Barceló Raval era así. El día anterior, sábado, había estado de ruta modernista por Barcelona, me había acostado tarde y lo único que me apetecía era relajarme, disfrutar de las vistas y comer cosas ricas.

Situado en el corazón del barrio, en plena Rambla del Raval, el futurista hotel Barceló es una sorpresa agradable. Con su interior cuidado al detalle, su decoración futurista y vibrante, es difícil no enamorarse del lugar a primera vista. El edificio es circular y está rodeado de ventanas en la planta baja, cubiertas por una malla que evitan que los curiosos te vean… pero que te permiten mirar desde el interior.

El brunch tiene lugar en el B Lounge bar, en la parte trasera, en una sala preciosa con uno de los techos más curiosos que he visto, y está amenizado por un DJ. La dinámica es la siguiente: de las 12 a las 16h puedes desayunar y comer, disfrutando de una experiencia brunch completa.

B Lounge del Hotel Barceló Raval

B Lounge del Hotel Barceló Raval

Donuts en el brunch del Hotel Barceló Raval

Donuts en el brunch del Hotel Barceló Raval

Selección salada en el brunch del hotel Barceló Raval

Selección salada en el brunch del hotel Barceló Raval

Huevo Benedict en el brunch del Hotel Barceló Raval

Huevo Benedict en el brunch del Hotel Barceló Raval

En un rincón está la barra de desayuno dulce, por la que según el chef se tiene que empezar para ir abriendo el apetito. Croissants, donuts, muffins, tostadas con mantequilla y una gran variedad de mermeladas, embutidos, quesos… Es la zona de los tés y los cafés. Con tanta variedad es difícil escoger. En la zona central está una mesa con más opciones, más propias de la comida y con más salado: ensaladas, bocadillos, aperitivos, brochetas de fruta… ¡Un paraíso para los amantes del buen comer! Además, en el brunch del Barceló Raval tienes la opción de pedir un plato de huevo poché (cocinado de varias maneras). Si os gustan, pedid los huevos benedict porque los hacen buenísimos.

Cuando el día acompaña es imprescindible subir a la terraza panorámica con vistas de 360º de Barcelona que hay en la azotea del hotel Barceló Raval. En su bar os darán un cocktail que podréis degustar mientras contemplais la trama urbana desde las alturas. Poder ver la ciudad desde esta perspectiva es uno de los principales atractivos del brunch (además de la comida de 10): ante la vista se despliegan la montaña de Montjuïc, el Tibidabo, el barrio Gótico y el Raval, los pináculos de los edificios góticos, las torres medievales, los rascacielos y el mar… Con semejante panorámica los mimosas y los mojitos saben mejor, ¿no creéis?

Vistas panorámicas de Barcelona desde la terraza del hotel Barceló Raval

Vistas panorámicas de Barcelona desde la terraza del hotel Barceló Raval

Unas de las mejores vistas de Barcelona, sin ninguna duda

Unas de las mejores vistas de Barcelona, sin ninguna duda

Vistas panorámicas de Barcelona desde la terraza del hotel Barceló Raval

Vistas panorámicas de Barcelona desde la terraza del hotel Barceló Raval

Y a vosotros… ¿os gustan los brunch tanto como a mi? ¿Me recomendáis alguno en especial?

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL BRUNCH DEL BARCELÓ RAVAL

  • Horario: Domingos de 12 a 16h. 
  • Precio: 25€
  • Dirección: Rambla del Raval 17-21, Barcelona. En pleno centro de la ciudad.
  • Teléfono: +34 93 320 14 90
  • E-mail: raval@barcelo.com
  • Metro: Liceu (L3), Sant Antoni (L2) y Paral·lel (L2 y L3)

El Hotel Barceló Raval me invitó a disfrutar de su espectacular brunch. Pero, como siempre, la opinión reflejada en este post es totalmente honesta, independiente y basada en mi experiencia. 

Modernismo secreto en el Hotel España de Barcelona

Una de las cosas buenas de vivir en Barcelona es que la ciudad nunca deja de sorprenderme. Siempre hay algún nuevo rincón, algún detalle, un diamante en bruto esperando a la vuelta de la esquina… Y eso fue precisamente lo que me pasó con el Hotel España, situado en pleno corazón de Barcelona, a dos pasos de la Rambla, el Liceu y la Boqueria. Es uno de los hoteles más antiguos de la ciudad y, sobre todo, una joya del modernismo llena de detalles como esta escalera tan bonita en la que se han dejado a la vista algunos de los azulejos originales después de la última reforma.

Escalera del Hotel España de Barcelona

Escalera del Hotel España de Barcelona

El Modernismo es una de mis corrientes artísticas favoritas, así que cuando en el mes de junio el hotel me invitó a descubrir su terraza Alaire Ramblas no pude resistirme. El Hotel España, de 4 estrellas, abrió sus puertas originalmente en el año 1859 con el nombre de Fonda España. Pero su aspecto cuidado al detalle y de líneas delicadas se debe a la reforma que el arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner llevó a cabo entre los años 1900 y 1903 para convertirlo en un hotel a la última en el que se instaló uno de los primeros ascensores de Barcelona y que tenía línea telefónica y electricidad. Para acabar de embellecerlo, Domènech i Montaner contó con la colaboración de artistas consagrados de la época. El pintor Ramon Casas, que se encargó de los esgrafiados de temática marina del comedor. El lugar, que se conocía en su época como “La Pecera” es hoy “El Salón de las Sirenas”, un nombre que no le podría hacer más justicia. 

Mosaico modernista en el Hotel España

Mosaico modernista en el Hotel España

Pinturas de Ramon Casas en el Salón de las Sirenas

Pinturas de Ramon Casas en el Salón de las Sirenas

Mientras que el escultor Eusebi Arnau se encargó de realizar la magnífica chimenea de alabastro de cinco metros de altura de la antigua sala de tertúlias (la actual cockteleria chic Bar Arnau) que representa las edades del hombre. Si podéis, observadla bien y deteneos en los detalles como los gatos que están a sus pies, o el rostro del anciano…

Chimenea de Eusebi Arnau en el Hotel España

Chimenea de Eusebi Arnau en el Hotel España

Detalle de la chimenea de alabastro del Hotel España

Detalle de la chimenea de alabastro del Hotel España

No os perdáis la decoración del restaurante Fonda España que dirige el chef Martín Berasategui. Rodeados de mosaico modernista original, lámparas de principios de siglo y mobiliario que evoca el de la época es difícil no trasladarse mentalmente a principios de siglo, a un tiempo en que los detalles eran tan importantes como el todo.

Techos de mosaico en el restaurante del Hotel España

Techos de mosaico en el restaurante del Hotel España

Restaurante Fonda Espanya

Restaurante Fonda Espanya

Lámparas modernistas

Lámparas modernistas

El Hotel España sobrevivió a los turbulentos principios de siglo en Barcelona, a la Guerra Civil pero el tiempo hizo mella en el lugar. Quedó desfasado, pasó de moda y llegaron las grandes cadenas y los rascacielos a la ciudad. Afortunadamente para todos los amantes de la historia y la arquitectura modernista, en 2010 el establecimiento se rehabilitó para recuperar el espíritu de Domènech i Montaner. Se devolvió a los espacios modernistas su aspecto original y, a la vez, se dotó al hotel de las últimas tecnologías. De manera que hoy es un hotel que combina con acierto la modernidad y el clasicismo dando lugar a un coctel delicioso.

Subir sus escaleras es transitar por la historia de Barcelona… Si podéis, asomaos al patio central alrededor del que se organizan algunas de las 82 habitaciones del Hotel España.  Levantado sobre el Salón de las Sirenas, se pueden ver a través del techo acristalado, del que surgen unas lámparas que parecen burbujas de oxígeno saliendo del océano.

Hotel España

Hotel España

Patio del Hotel España

Patio del Hotel España

Esgrafiados en las paredes del Hotel España

Esgrafiados en las paredes del Hotel España

 Alaire Ramblas, una terraza con mucha clase

La terraza Alaire Ramblas del Hotel España es una de las mejores terrazas de Barcelona.  De junio a septiembre abren al público todos los días de la semana de las 12 del mediodía a las 2 de la mañana. Es el lugar perfecto para tomar una copa, disfrutar de la excelente gastronomía y empaparse del buen tiempo y el genial ambiente de la ciudad condal. No os la perdáis ;)

Tapas en la terraza Alaire Ramblas

Tapas en la terraza Alaire Ramblas

Comida rica en la terraza Alaire Ramblas

Comida rica en la terraza Alaire Ramblas

En este vídeo podéis ver algo más de mi visita al Hotel España.

FASHION TRAVEL BLOGGERS from Fashion Travel Bloggers on Vimeo.

Visitas Guiadas al Hotel España

El Hotel España ofrece visitas guiadas de unos 40 minutos que permiten sumergirse en la magia de este edificio modernista.

  • Horario: de lunes a viernes a las 12.15 y las 16.30; en agosto miércoles y sábados a las 18h. 
  • Precio: 5€ (2,50€ para los clientes del hotel y del restaurante Fonda Espanya).
  • Reservas en recepción o por teléfono al 93 550 00 00

INFORMACIÓN PRÁCTICA

  • Dirección: Carrer Sant Pau, 9-11 · 08001 Barcelona
  • Teléfono: (+34) 93 550 00 00
  • Web: http://www.hotelespanya.com

El Hotel España me invitó a descubrir su patrimonio modernista y su terraza Alaire. Como siempre, las opiniones vertidas en este post son totalmente independientes, honestas y mías.

Cocktails y tapas en las Noches de Arola en el Hotel Arts en Barcelona

Las noches de verano en Barcelona son ideales para disfrutar de las terrazas de los mejores hoteles de la ciudad. El buen tiempo, las vistas, la gastronomía, las copas… todo invita a salir a disfrutar de espacios que el resto del año permanecen cerrados. Y, sin ninguna duda, una de las mejores terrazas de Barcelona es la del exclusivo Hotel Arts. Todos los jueves de junio a septiembre, de las 20.45 a las 22.45 en la terraza Arola, se puede disfrutar de una propuesta única y abierta a toda la ciudad: las Noches de Arola.

Hotel Arts, Barcelona

Hotel Arts, Barcelona

Las veladas en el Arola empiezan después del trabajo y son ideales para compartir una tarde entre amigos y tapas con buena música. La cocina del chef Sergi Arola lleva años siendo referente en España y a nivel internacional. Después de probar algunos de sus platos más míticos como sus famosas patatas bravas deconstruidas o el delicioso cocktail Green Arola (su receta incluye Albahaca, Ron blanco y Sour) no puedo más que reconocer que su fama es más que merecida. Hace algunos días pude disfrutar de una velada genial con unas amigas y fue un éxito (a pesar de que empezó a llover hacia el final de la noche). ¿No se os hace la boca agua con estas fotos?

Patatas bravas en el restaurante Arola del Hotel Arts

Patatas bravas en el restaurante Arola del Hotel Arts

Tapas en las Noches de Arola

Tapas en las Noches de Arola

Coctel Green Arola en el Hotel Arts

Coctel Green Arola en el Hotel Arts

Para acabar de rematarlo, además de las vistas sobre el Mediterráneo y la estupenda piscina del Hotel Arts, la música que ameniza las Noches del Arola es el complemento perfecto. Además del DJ residente, Natxo Arola, durante todo el verano tocará en directo el grupo Sinead & The Sinners, que con sus influencias del soul, rhythm, blues y funk hace que todo sepa mejor. Me encantó la voz de la cantante, muy parecida a Adele.

Sinead and the Sinners en las Noches de Arola

Sinead and the Sinners en las Noches de Arola

Piscina del Hotel Arts

Piscina del Hotel Arts

Antes del afterwork la dirección del Hotel Arts tuvo la gentileza de dejarnos ver algunas de sus suites y apartamentos de lujo. Si las vistas de Barcelona desde la terraza son buenas, desde las habitaciones son aún mejores. Creo que nunca había visto mi ciudad desde esa perspectiva… El Hotel Arts se ha convertido con el tiempo en un referente. Situado frente al mar, junto a la playa y el Puerto Olímpico, cerca del centro, dispone de 483 espaciosas habitaciones con vistas panorámicas al mar y a la ciudad. Aunque sus precios son algo prohibitivos no me importaria alojarme en alguna de las habitaciones. Soñar es gratis, ¿verdad? Y mientras sigo soñando, las Noches de Arola están al alcance de cualquier bolsillo y son la excusa perfecta para disfrutar del anochecer en Barcelona en buena compañía. Podéis consultar los precios del menú del Arola en el enlace anterior.

Habitación en el Hotel Arts

Habitación en el Hotel Arts

Vistas de Barcelona desde una suite del Hotel Arts

Vistas de Barcelona desde una suite del Hotel Arts

Vistas de Barcelona desde una suite del Hotel Arts

Vistas de Barcelona desde una suite del Hotel Arts

Vistas de Barcelona desde una suite del Hotel Arts

Vistas de Barcelona desde una suite del Hotel Arts

INFORMACIÓN PRÁCTICA

  • Dirección: Hotel Arts Barcelona, Marina 19–21, 08005 Barcelona, Spain
  • Horarios Restaurante Arola: Miércoles – Domingo al mediodía y por la noche
  • Noches del Arola: Jueves, de 20.45h a 22.45h

El Hotel Arts me invitó a disfrutar del afterwork de las Noches de Arola pero, como siempre, el amor no se puede comprar y todas las opiniones vertidas en este post son totalmente independientes, honestas y mías.