Archivo de la categoría: Viajes

Balance viajero de 2013 en Mad About Travel

Aunque no soy muy dada a hacer balance, creo que hoy es el momento perfecto. En pocas horas dejaremos atrás un año que ha tenido sus buenos momentos… y otros no tan buenos. Pero el balance final es increíblemente positivo. He aprendido mucho, he viajado… y finalmente he podido cumplir uno de mis grandes sueños: Vivir y trabajar en Escocia (y de lo mío!).

Pero vayamos por pasos. Este ha sido el año de hacer turismo rural y redescubrir rincones de Cataluña que deberían salir en más mapas: la Garrotxa y el Priorat. Ha sido el año de una boda muy chic en Normandía, explorar París en una mañana, el de otra boda en Edimburgo y el de muchos proyectos en el tintero. He visitado a mi familia en la región francesa de la Lorena, me he enamorado de sus castillos, de su historia y sus bosques que antes fueron campos de batalla, del arte contemporáneo en Metz, del modernismo de Nancy y del encanto coqueto de Luxemburgo. 

En 2013 pude descubrir Japón y aunque todavía no he escrito nada sobre la experiencia, fue espectacular. Uno de esos viajes que te marcan… y que te dejan con ganas de más. Una sensación parecida a la que me queda después de explorar las preciosas islas de Orkney en Escocia (pronto os pondré al día) y hacer un viaje relámpago a Edimburgo que me ha cambiado la vida.

Mientras escribo estas líneas pienso que sólo por el placer de cruzar el centro de Edimburgo de camino al trabajo ha valido la pena el esfuerzo, la lucha y no rendirme nunca. Porque los sueños se cumplen… Si vas a por ellos con todo tu ser. Es duro estar lejos de los míos y tener que vivir en un lugar con tan pocas horas de luz en invierno. El frío es lo de menos… Pero la aventura acaba de empezar y le tengo tantas ganas que al 2014 no le puedo pedir nada más que poder disfrutar de la experiencia… Y seguir contando con vosotros. Porque sin vosotros nada de esto hubiera sido posible.

Muchas gracias, y ¡Feliz Año Nuevo!

¡Feliz Año Nuevo!

¡Feliz Año Nuevo!

PS: Los chicos de WordPress han hecho este resumen en cifras y números. ¡Gracias por estar ahí!

Viajes especializados con Triping

Se puede viajar de muchísimas maneras: sólo, acompañado, por libre, en grupo, en un viaje organizado… Y así como cada viaje es único, cada vez hay más posibilidades para encontrar, sin tener que buscar mucho, aquello que el cuerpo y los sentidos te piden.

A todos nos gustan cosas diferentes y buscamos sensaciones distintas cuando nos movemos por el mundo. Hay a quien lo que le gustan son los cruceros, los fans de las playas, aquellos que buscan experiencias de aventura o extremas en el extranjero… Y, en mi caso, están la Historia y el senderismo, que siempre intento integrar de una manera u otra. Quizás porque de pequeña vi demasiadas veces la trilogía de Indiana Jones (la cuarta parte ni me gustó ni cuenta), pero me gusta perderme en yacimientos arqueológicos, castillos en ruinas y lugares remotos…

Camello en el desierto

Camelloen el desierto. Foto original de Viajes Temps d’Oci

En los últimos años, las facilidades para organizar nuestro propio viaje que nos da Internet ha contribuido en parte a la crisis para las agencias de viaje. Pero… las agencias especializadas están resistiendo mucho mejor. Quizás porque el nicho de mercado que hay para los los viajes a medida es grande (y no todo el mundo tiene el tiempo para planificar tanto): de los safaris por África al turismo rural, pasando por el turismo de nieve, el de balnearios, las rutas por el desierto, el turismo enológico, el arqueológico o el lujo a la carta.

Hasta cada agencia trabajaba su nicho y a menudo encontrar esta oferta en la red era laborioso. En esta coyuntura ha nacido Triping, un portal de viajes especializados surgido de la unión de varias agencias expertas en este tipo de productos. Ahora, por primera vez en el mercado de habla castellana es posible encontrar una oferta variada y al gusto del viajero más exigente. La web es fruto de la unión de agencias de este tipo con una experiencia tan consolidada como Temps d’Oci, Bontur, Tarannà, Èxode o Marhaba, entre otras, que se han unido bajo el paraguas de la Unión Catalana de Agencias de Viajes Especializadas (UCAVE).

Logotipo de Triping.com

La ruta de 8 días por los castillos de Escocia es una de las más apetecibles para mi, pero también es posible encontrar rutas senderistas por el Vesubio y la costa Amalfitana, opciones para recorrer la Ruta 66 a tu aire o una ruta de 14 días en bicicleta por el Danubio, cruzando cuatro países diferentes, entre otros… Vamos, que no hay excusa para no disfrutar del viaje que queremos ahora que encontrarlo es tan sencillo.

Bahia Esperanza Antartida

Bahía Esperanza en la Antártida. Foto original de Patagonia Online

¿Alguna vez habéis hecho un viaje especializado? ¿Qué es lo que siempre intentáis hacer cuando viajáis? 

Este post ha sido promovido por Triping.com, pero todas las opiniones expresadas son completamente honestas e independientes. 

El Hoboroll, la solución a los problemas de espacio y orden en la mochila

Soy una viajera bastante organizada, al menos en lo que concierne a hacer la maleta (o la mochila) para un viaje largo, para uno de duración media o para una escapada de fin de semana. Con los años, he aprendido a optimizar el espacio, a llevarme sólo lo esencial y muy pocos “por si acasos”. Domino el arte de doblar o enrollar la ropa para que ocupe el menor espacio posible sin arrugarse, tengo bolsas donde van algunos objetos que deben estar más a mano… Pero hace menos de un mes tuve la oportunidad de probar un nuevo organizador de viaje que tiene bastantes ventajas.

Gobi Gear's Hoboroll

El Hoboroll de Goby Gear

El Hoboroll de Gobi Gear es una especie de bolsa diseñada por la viajera y emprendedora Chez Brungraber, que buscaba una manera cómoda de reducir el volumen de su equipaje y, a la vez, mantenerlo todo organizado y localizable. Ella y su marido Griffin lo probaron sobre el terreno durante 3 meses viajando como mochileros por Asia y han conseguido convertir su pasión en un proyecto fascinante.

Este organizador de viaje único es un tubo de nylon muy ligero e impermeable que tiene 5 compartimientos en su interior que te permiten reducir el volumen del equipaje en un 50%, así como empaquetar y clasificar la ropa, los botes de champú, las cremas o el calzado sin que se mezclen. El tubo se cierra con unas cintas y unos cierres en cada extremo, a continuación se ajustan las correas de compresión laterales y voilà! Listo para meterlo dentro de la mochila o para salir de excursión. Lleva incluso un asa para colgarlo del hombro o llevarlo en la mano como si fuera un bolso.

Gobi Gear's Hoboroll

El Hoboroll de Gobi Gear, a punto para salir de excursión

Desde que lo recibí, lo he usado en varias ocasiones y estoy bastante satisfecha con él. Es ideal para tenerlo todo en su sitio, que no se mezcle nada y para encontrar cada cosa cuando la necesitas. Realmente comprime mucho los contenidos (me sorprendió gratamente que no se me arrugaba la ropa si la había enrollado bien) y es fácil de organizar. Es muy útil como bolsa para el gimnasio, para separar elementos, como equipaje de mano en un viaje, para un fin de semana fuera de casa y para reducir espacio, pero no me resultó cómodo para hacer senderismo porque el asa es demasiado corta y es difícil cruzarlo a la espalda.

Gobi Gear's Hoboroll

Gobi Gear’s Hoboroll

PUNTOS POSITIVOS

  • Comprime mucho el equipaje
  • Permite mantener los elementos al alcance de la mano y organizados sin que se mezclen, se ensucien o se arruguen (bueno, esto depende de vuestra habilidad como enrolladores)
  • Es resistente y fácil de usar
  • Cabe dentro de la maleta/mochila sin problemas
  • Es ligero
  • Se puede abrir por los dos extremos, así que es fácil localizar cualquier cosa que busques.
  • Cabe mucho más de lo que parece en su interior
  • Puedes usarlo como cojín de viaje.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Aunque los cierres a ambos extremos son bastante seguros, me gustaría algo más de seguridad en alguno de los extremos (de momento lo que hago es ajustar el inferior muchísimo y luego ocultar la cuerda y el cierre dentro del Hoboroll mismo). 
  • La correa exterior me gustaría que fuera más larga y ajustable para poder colgarmelo bien del hombro o cruzarlo a la espalda.
  • Si estáis acostumbrados a viajar con más baúles que los de la Piquer, los 5 compartimientos no serán suficientes. Pero, ¿realmente necesitáis tantas cosas?
Gobi Gear's Hoboroll

El Hoboroll de Gobi Gear preparado para salir

VEREDICTO

Me gusta y lo recomendaría, sobretodo para ahorrar espacio si viajas con una mochila más grande y como bolso para uso diario en excursiones urbanas. Vacío no ocupa nada de espacio y lleno tampoco, así que es perfecto para viajar ligero y no tener que preocuparte porque no encuentras las cosas en la mochila.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

  • Medidas: 38cm x 25cm
  • Peso: 100 gramos (vacío)
  • Capacidad: 19 litros
  • Colores: azul, verde y naranja (en unos tonos preciosos).
  • Precio: 28$ y lo podéis comprar en su página web o en Amazon.

Gobi Gear (a través de Deep Creek PR) generosamente me dejó probar el Hoboroll para poder hacer este test. Sin embargo, todas las opiniones expresadas en este post son completamente honestas y sinceras (tanto las buenas como las malas). 

Las mejores vistas de los puentes sobre el Firth of Forth en Edimburgo

En Escocia no todo es verde o medieval. Una de las cosas que más me llaman la atención cada vez que vuelvo son los puentes que, por ferrocarril o en coche, permiten salvar la distancia entre Edimburgo y la zona de Fife cruzando el estuario del río Forth, el famoso “Firth of Forth”.

Puente sobre el río Forth

Puente sobre el río Forth

Los he cruzado tantas veces que he perdido la cuenta pero nunca han dejado de fascinarme, en especial el del ferrocarril, una estructura imponente de metal rojo del siglo XIX que sigue pareciendo nuevo. Así que en mi última visita a Escocia quise verlos desde una perspectiva diferente.

El Forth Bridge

Detalle del puente del ferrocarril sobre el río Forth

Detalle del puente del ferrocarril sobre el río Forth

Si en Escocia decís Forth Bridge os mandarán al puente del ferrocarril. Al otro, paralelo y más moderno, lo llaman Forth Road Bridge, para dejar claro que por él pasan los coches.

El puente es una obra maestra de la ingeniería diseñado por Sir John Fowler y Sir Benjamin Baker, y construido por la la compañía de Sir William Arrol entre 1883 y 1890. El Príncipe de Gales y luego rey Eduardo VII lo inauguró el 4 de marzo de 1890 y desde entonces no ha dejado de funcionar. Es todo un emblema del país y está en perfecto estado, mucho mejor que su vecino.

Forth Bridge desde North Queensferry

Forth Bridge desde North Queensferry

Detalle del puente sobre el estuario del río Forth

Detalle del puente sobre el estuario del río Forth

Algunos datos interesantes sobre el Forth Bridge:

  • Fue el primer gran puente de acero del mundo
  • Tiene 2,5 km de longitud y su doble vía de ferrocarril se eleva a 46 metros sobre el nivel máximo del agua
  • Su altura máxima son 104 metros, que descansan sobre pilares de 21 metros de diámetro.
  • Sus cimientos están a una profundidad de 27 metros.
  • Llegaron a trabajar 4.600 personas a la vez en su construcción.
  • Hubo más de 26.000 accidentes, que dejan un cómputo de 98 muertes de obreros, 8 hombres rescatados por botes salvavidas y cientos de trabajadores inválidos o mutilados
  • En su construcción se emplearon: más de 8 millones de remaches, 55.000 toneladas de acero de gran calidad, 18.122 metros cúbicos de granito.
  • Todavía hoy lo cruzan unos 200 trenes al día.
  • Aparece en una escena de la película 39 escalones de Alfred Hitchcock y en su remake.

Forth Road Bridge

Forth Road Bridge

Forth Road Bridge

El puente para los coches que cruza el río Forth es el típico puente colgante. Se inauguró en 1964 para sustituir a los ferrys. A diferencia del viaducto del ferrocarril, se ha deteriorado rápidamente y está previsto que lo cierren en 2016. Actualmente los trabajos para construir un nuevo puente para el tráfico rodado ya están en marcha.

El puente en cifras

  • Tiene una longitud total de 2.512 metros y cuando se construyó era el puente colgante más grande de fuera de EEUU y el cuarto más largo del mundo.
  • Está hecho de 39.000 toneladas de acero y 115.000 metros cúbicos de cemento.
  • Los cables principales tienen 590 milímetros de grosor y cada uno soporta 13.800 toneladas de peso
  • Pasan por el puente cada año más de 11 millones de vehículos.
El Forth Road Bridge desde North Queensferry

El Forth Road Bridge desde North Queensferry

¿Desde dónde ver los puentes sobre el río Forth?

Hay bastantes buenas vistas tanto desde la costa de Fife como desde la de Edimburgo (Leith) pero la palma se la llevan los pueblos de South y North Queensferry.  Estas dos poblaciones casi gemelas están situadas en las dos orillas de la parte más estrecha del estuario del río Forth y toman su nombre de los primeros ferrys que cruzaban el Firth of Forth y, en concreto, de los ferrys que en el siglo XI llevaban a la reina Margaret de Escocia de la residencia real en Dunfermline hasta el castillo de Edimburgo.  Por este lugar también pasaron otros ilustres como la omnipresente Maria, Reina de los Escoceses, camino de su encierro en el Loch Leven, o el infame Oliver Cromwell, cuyo ejército realizó una verdadera masacre cerca de Inverkeithing.

North Queensferry

North Queensferry

Para verlos de cerca, por proximidad y porque había oído que las vistas eran buenísimas, me acerqué a North Queensferry. El pueblo, diminuto, está entre los dos puentes y tiene un aire muy pintoresco y pesquero. Aunque quedan lejos los años en que los ferrys la llenaban de turistas y pasajeros, conserva un encanto innegable. Con sus casitas y sus cottages frente al mar, tiene un muelle del siglo XIX, un pequeño faro, los restos de la capilla de San James (que fundó el mismísimo Robert The Bruce en el XIV) y desde hace algunos años el acuario más grande del Reino UnidoPero como no me gustan mucho los peces, exploré el pueblo y pasé de largo de esta atracción. Por cierto, en el Albert Hotel sirven unos desayunos de campeonato!

Albert Hotel y el Forth Bridge en North Queensferry

Albert Hotel y el Forth Bridge en North Queensferry

Faro de North Queensferry

Faro de North Queensferry

Si os gustan las fiestas populares y estáis por la zona el primer viernes de Agosto, en la vecina South Queensferry se celebra el festival pagano del Burry Man, en el que un curioso personaje se pasea ataviado de una manera muy… peculiar en una especie de ritual para dar suerte a todos los que le den dinero o whisky. ¡Muy escocés!

¿Cómo llegar a los puentes del Firth of Forth?

  • North Queensferry: (en coche) por la M90, a 20 minutos de Edimburgo; (en tren) hasta la estación de ferrocarril de North Queensferry. 
  • South Queensferry: (en coche) por la M90, a 10 minutos de Edimburgo; (en tren) hasta la estación de Dalmeny; (en bus) el número 43 de la compañía First.

Crail, el pueblo más bonito de la costa de Fife en Escocia

En Crail todos los caminos llevan al mar y, en concreto, a uno de los puertos de pescadores más bonitos de toda Escocia. Como que ya había estado en Saint Andrews varias veces, el pasado mes de diciembre me apetecía explorar algunos de los famosos pueblos pesqueros de la costa de FifeNos levantamos pronto, nos pusimos en marcha y nos perdimos gracias al GPS, que nos hizo tardar casi 3 horas en hacer 20 quilómetros por caminos de campo… Finalmente, conseguimos llegar a Crail. Eso sí, a partir de ese momento apagamos el GPS y decidimos guiarnos por las señales de tráfico, mucho más fiables (al menos en Escocia).

Vistas del pueblo de Crail

Vistas de la costa de Crail

Crail es un pueblo de postal. Precioso, bonito y visitable en una mañana… Y si además hace tan buen tiempo como el que nos hizo, ofrece unas vistas de la costa del llamado East Neuk de Fife espectaculares. Construido alrededor de su famoso puerto y bahía, ha ido creciendo de forma lenta y parece que el tiempo se hubiera detenido aquí.  La mejor manera de descubrirlo es recorrer su frente marítimo, desde el que se divisa misteriosa la Isle of MayLa isla alberga un faro de principios del siglo XIX, algunas ruinas y es una reserva natural donde anidan muchas aves y crían focas. Para proteger a esta fauna, los ferrys que van allí desde Crail y Anstruther no funcionan del 1 de octubre al 1 de mayo.

Faro de Crail, Escocia

Torre de vigilancia en Crail, Escocia

Playa de Roomebay

Playa de Roomebay

Pasear junto al mar es una buena manera de conocer Crail, de acercarnos a su esencia como los marineros y los pescadores que cada día salen a por pescado. El agua de las olas se filtra entre las fisuras de las rocas de esta playa y crea lagunas naturales que reflejan el paisaje como si fueran un espejo. Hasta que, al final del paseo se divisan los restos del castillo, ahora reconvertido en jardines, del que apenas han sobrevivido las murallas y una torre.

Playa de Crail

Playa de Crail

Castillo de Crail desde el paseo marítimo

Castillo de Crail desde el paseo marítimo

Llegamos así hasta la calle que desemboca en el pintoresco puerto de Crail. Con semejante visión y tantas casas bien conservadas de los siglos XVII y XIX, es perfectamente entendible que el pueblo se haya convertido en una especie de refugio de artistas. Tanto es así que hace años el National Trust decidió restaurar y recuperar las que estaban en peor estado para devolver la gloria pasada a un pueblo fundado en el siglo XII y cuyos orígenes se remontan a los pictos.

Casas de pescadores en Crail

Casas de pescadores en Crail

Puerto de Crail

Puerto de Crail

En un sábado por la mañana, con el frío helado y el cielo azul, el lugar respiraba la típica calma de los lugares que se toman la vida con calma. Los barcos de pescadores reflejándose en el agua, las jaulas para pescar el popular marisco de la zona, el espigón, la playa desierta y llena de algas en invierno… Ideales para dejar pasar los minutos y disfrutar del momento.

Jaulas para pescar marisco en el puerto de Crail

Jaulas para pescar marisco en el puerto de Crail

Barcos en el puerto de Crail

Barcas de pescadores en el puerto de Crail

La vinculación de Crail con la pesca, su motor económico principal quizás hasta la llegada de los artistas y del turismo (aunque el lugar no está para nada masificado), es tan grande que muchas casas se han decorado con motivos marineros. Una incluso había colocado unas langostas en el frontón de la fachada

La cabaña de las langostas en Crail

La cabaña de las langostas en Crail

Mientras que uno de los cottages más cercanos al puerto se ha reconvertido en la cafetería y galería de arte más mona que he visto, y que no esperaba para nada encontrar en un lugar tan remoto. La Crail Harbour Gallery and Tearoom combina con maestría lo mejor de una tienda de decoración bonita con repostería, tés y chocolates calientes para chuparse los dedos. Ideal para entrar en calor y recuperar fuerzas. Para muestra, estas fotos…

Decoración en Crail Harbour Gallery

Decoración en Crail Harbour Gallery

Chocolate caliente en Crail Harbour Gallery and Tearoom

Chocolate caliente en Crail Harbour Gallery and Tearoom

Terraza frente al mar en Crail Harbour Gallery and Tearoom

Terraza frente al mar en Crail Harbour Gallery and Tearoom

Nuestra idea original era acercarnos después de Crail a otros pueblos de la zona como Anstruther, Pittenweem o Saint Monans (donde se casó una de mis amigas, en una iglesia frente al mar mientras un gaitero tocaba… gran momento). Pero el incidente del GPS y las pocas horas de luz del invierno escocés nos hicieron desistir. Eso sí, antes de llegar a nuestro destino en Methil, disfrutamos de un atardecer magnífico en la playa de Leven.

Atardecer en la playa de Leven

Atardecer en la playa de Leven

En cualquier caso, es la excusa perfecta para volver… ya con más tiempo y mejores temperaturas. El reto es andar parte del Fife Coastal Path, una ruta a pie que recorre la costa de Fife desde Newport-on-Tay hasta North Queensferry.

¿CÓMO LLEGAR A CRAIL?

  • En coche (la mejor opción… pero no pongáis el GPS o os hará dar mil vueltas inútiles)
  • En bus desde Saint Andrews o desde Leven (empresa Stagecoach)