Archivo de la etiqueta: arquitectura

Las Willow Tea Rooms, el salón de té de Mackintosh en Glasgow

Las Willow Tea Rooms son uno de los lugares más icónicos de Glasgow para tomar el afternoon tea. Increíblemente bonitas y decoradas con el estilo inigualable del arquitecto más popular de Escocia, son perfectas para comer algo, descansar y admirar la modernidad del genio de Mackintosh.

Sigue leyendo

Ruta para descubrir la arquitectura del Glasgow Style

Una ruta temática siempre es una buena manera de descubrir un lugar con otros ojos. Quizás por eso disfruté tanto del tour para descubrir el “Glasgow Style” de la Escuela de Arte de Glasgow. Me permitió ver un lado diferente y muy bonito de una ciudad que tiene fama de gris y de dura. Si vosotros todavía no la conocéis o os quedasteis con mal sabor de boca, volved y hacedlo. Dejaréis Glasgow maravillados por la gran cantidad de edificios espectaculares de principios de siglo que hay… y por el impacto más que visible del genio de Charles Rennie Mackintosh en la urbe y en sus contemporáneos. Sigue leyendo

La casa de Mackintosh en Glasgow, una joya del Glasgow Style

El impacto de la obra del arquitecto y artista Charles Rennie Mackintosh en Glasgow está por todas partes. Aunque se han perdido algunos de sus edificios y mobiliario porque durante años no se le valoró como merecía, nos han llegado edificios tan bonitos como la Escuela de Arte, The Lighthouse, las Willow Tea Rooms o la colección que alberga el Museo de Kelvingrove. Y uno de sus trabajos más personales: su casa.

Sigue leyendo

The Lighthouse, el faro de Mackintosh en el corazón de Glasgow

Semiescondida en la esquina de Mitchell Street con un callejón, The Lighthouse es otra de las perlas de Charles Rennie Mackintosh que se pueden encontrar en el centro de Glasgow. Menos conocido que la espectacular Escuela de Arte, se trata de uno de sus primeros trabajos, un ejemplo magnífico del Glasgow Style y toda una sorpresa.

The Lighthouse se construyó entre 1893 y 1895 para ser la sede del periódico The Glasgow Herald y fue el primer encargo público que completó Mackintosh. Su apariencia, a medio camino entre el estilo baronial de los castillos escoceses y un faro de piedra caliza roja no deja indiferente. Los tiempos en que las rotativas iban a toda marcha y los periodistas entraban, salían y escribían con frenesí hace tiempo que yacen en el olvido. El lugar estuvo abandonado 15 años pero no cayó en el olvido. Desde 2011, cuando terminaron las obras de restauración y reforma, se puede visitar.

The Lighthouse en un día de lluvia en Glasgow

The Lighthouse en un día de lluvia en Glasgow

Una perspectiva del faro de Mackintosh en Glasgow

Una perspectiva del faro de Mackintosh en Glasgow

El edificio es una mole en la que casi cada detalle evidencia la autoría de Mackintosh en el proyecto. Las cuatro primeras plantas, más sencillas, albergaban las oficinas y salas de producción. Separados por una cornisa hay dos pisos más, más ligeros y ornamentados. Y, en la esquina una torre que parece un faro y en cuya parte superior había camuflado un depósito de agua, una medida de seguridad fundamental a finales del siglo XIX para prevenir incendios. Hoy en día se puede subir hasta arriba por una escalera de caracol para disfrutar de la preciosa arquitectura y de algunas de las mejores vistas de Glasgow. La pared trasera, oculta en un callejón y ahora a la vista gracias a las obras de extensión, contrasta con la piedra gracias a sus azulejos blancos y azules.

Interior de la escalera de caracol de The Lighthouse

Interior de la escalera de caracol de The Lighthouse

Vistas de Glasgow desde la torre de The Lighthouse

Vistas de Glasgow desde la torre de The Lighthouse

Actualmente The Lightouse alberga el Centro Escocés de Diseño y Arquitectura, que incluye el Centro de interpretación sobre la obra de Mackintosh en el que se pueden ver maquetas para algunos de sus proyectos que nunca vieron la luz. La modernidad de la mayoría de ellas es vigente incluso hoy en día. Además de una exposición sobre su vida y obra en la que se intercalan mobiliario real, fotografías, vídeos y mucho más.

Centro de interpretación de Mackintosh en The Lighthouse

Centro de interpretación de Mackintosh en The Lighthouse

Maqueta de Mackintosh para una sala de conciertos que nunca se contruyó

Maqueta de Mackintosh para una sala de conciertos que nunca se contruyó

Un proyecto de Mackintosh convertido en maqueta por Ozturk Modelmakers

Un proyecto de Mackintosh convertido en maqueta por Ozturk Modelmakers

Proyecto para una estación de tren de Mackintosh

Proyecto para una estación de tren de Mackintosh

Una de las famosas sillas de Mackintosh

Una de las famosas sillas de Mackintosh

Bajo su nuevo nombre de The Lighthouse, el Centro Escocés de Diseño y Arquitectura quiere ser un faro de inspiración para las industrias creativas de Escocia y promover la arquitectura y el diseño con un programa de actividades y eventos muy interesante. Las obras de reconversión del edificio fueron obra de la firma de arquitectos de Glasgow Page & Park y han dotado a este lugar icónico de una nueva vida. Es moderno pero se complementa a la perfección con el trabajo de Mackintosh. Si tenéis tiempo y hace bueno, subid al mirador de la cuarta planta y también hasta arriba de la torre. Y si tenéis hambre, probad la carta de su cafetería.

Información práctica sobre The Lighthouse

  • Dirección: 11 Mitchell Lane, Glasgow
  • Horarios: 10.30 – 5pm de lunes a sábado. Domingos de 12 a 5pm.
  • Precio: Gratis
  • Teléfono: 0141 276 5360
  • Email: TheLighthouse@glasgow.gov.uk
  • Página web: http://www.thelighthouse.co.uk

La Escuela de Arte de Glasgow, una joya de Mackintosh

Estoy un poco harta de que me digan que en Glasgow no hay nada que ver, que es fea, gris y no se cuantas cosas más. Y aquí va el primero de varios posts para demostraros que en Glasgow hay mucho por ver y por hacer. Y aunque sólo sea para conocer la obra del genial Charles Rennie Mackintosh vale la pena que le dediquéis por lo menos un día.

La Escuela de Arte de Glasgow (Glasgow School of Art) es la obra maestra de Mackintosh y un prodigio de la arquitectura de finales del siglo XIX. Increíblemente moderna y funcional aún hoy, la mejor manera de conocer sus entrañas es disfrutar de una de las visitas guiadas que organizan y ofrecen sus estudiantes. Tuve la oportunidad de visitarla a principios del pasado mes de septiembre de la mano de Laura, una apasionada del edificio y del genio… ¿Queréis saber por qué me gustó tanto? Seguid leyendo… 

Maqueta de la Escuela de Arte de Glasgow de Charles Rennie Mackintosh

Maqueta de la Escuela de Arte de Glasgow

Entrada de la Escuela de Arte de Glasgow

Entrada de la Escuela de Arte de Glasgow

Detalle de la entrada de la Glasgow School of Art de Charles Rennie Mackintosh

Detalle de la entrada de la Escuela de Arte

Charles Rennie Mackintosh

Con tan sólo 29 años, en 1896 Mackintosh, entonces pasante en el despacho de arquitectos Honeyman & Keppie, recibió el encargo de proyectar la que se convertiría en una de sus obras cumbre. La Escuela de Arte de Glasgow había crecido tanto que necesitaban una nueva sede que se ajustara a sus necesidades y a las de sus estudiantes. Mackintosh diseñó un edificio único y ecléctico que fusiona la arquitectura baronial escocesa con sus grandes volúmenes de piedra, la delicadeza de los motivos florales y geométricos del Art Nouveau (el modernismo) y materiales y técnicas modernas como las ventanas enormes de estilo industrial. Nacía así el “Glasgow Style”, una nueva manera de concebir la arquitectura y el arte que

El “Gaudí escocés” no fue demasiado afortunado en vida y aunque nos ha legado joyas de la arquitectura y las artes decorativas su obra ha pasado desapercibida hasta hace relativamente poco tiempo. Fuertemente vinculado a Escocia consiguió crear un estilo propio en el que quizás no abundan los colores… pero sí la luz, las líneas puras y una atención al detalle raramente vista. Quizás fue un incomprendido, porque aún hoy sus trabajos son de una modernidad apabullante. No os perdáis todos los objetos decorativos, creados por su mujer, la brillante artista Margaret MacDonald.

Lateral de la Escuela de Arte de Glasgow

Lateral de la Escuela de Arte de Glasgow

Lateral derecho de la Glasgow School of Art

Lateral derecho de la Glasgow School of Art

Piedra, hierro y austeridad exterior

La Escuela de Arte de Glasgow se construyó en dos fases: 1896-1899 y 1907-1910. Y esto se puede percibir tanto en el interior como el exterior. Situado en la calle Renfrew sobre una fuerte pendiente, el edificio se alza imponente, como una mole de piedra, una fortaleza. Pero si lo miramos con atención tras esa fachada dura y austera se esconden detalles que la suavizan y la hacen especial, como si fuera una metáfora de Glasgow. Sus laterales parecen las torres de un castillo, mientras que sus dos fachadas (la norte y la sur) son una explosión de luz y simbolismo, con sus grandes ventanas perfectas para iluminar los estudios de los artistas, sus rejas con formas florales y detalles animales. Si os fijáis con atención, mientras que en el primer nivel los capullos brotan de las barandas, en el segundo ya tienen el aspecto de las rosas que Mackintosh tanto adoraba, y en el tercero su tamaño es mayor. El arquitecto quería simbolizar así el proceso del crecimiento y el aprendizaje. Aunque apenas visible desde la calle, Mackintosh también incorporó las leyendas asociadas a la ciudad y a su patrón, San Mungo, a la Escuela:

There’s the tree that never grew,
There’s the bird that never flew,
There’s the fish that never swam,
There’s the bell that never rang.

Buscad árboles, pájaros, peces y campanas en su trabajo de forja… porque están ahí.

Detalle de la verja de la Escuela de Arte de Glasgow de Mackintosh

Detalle de la verja de la Escuela de Arte de Glasgow de Mackintosh

Ventana de la Escuela de Arte de Glasgow

Ventana de la Escuela de Arte de Glasgow

Una explosión de luz y espacio ideal para crear

La Escuela de Arte de Glasgow es, como su nombre indica, un centro educativo dedicado desde mediados del siglo XIX a la educación artística. Por eso además de ser estéticamente bonito el nuevo edificio tenía que ser funcional. Algo de lo que es muy fácil darse cuenta al cruzar las mismas puertas que hace más de un siglo cruzan miles de estudiantes.

Tristemente, no dejan hacer fotos en el interior, pero el lugar es espectacular. Desde la recepción hasta las escaleras, pasando por los vestíbulos y un espacio central en la última planta de estilo oriental en el que se hacen exposiciones. La madera oscura se combina con el blanco inmaculado de las paredes, las líneas rectas se funden con las curvas en una sinfonía armónica en la que es fácil dejarse llevar. No os perdáis la Biblioteca ni sus lámparas futuristas que parece una metrópolis que irradia luz. Ni el pasillo que comunica las dos alas y que se conoce como “henrun”… desde allí hay unas vistas impagables de Glasgow.

Escalera Este de la Escuela de Arte de Glasgow. Foto (c) The Glasgow School of Art

Escalera Este de la Escuela de Arte de Glasgow. Foto (c) The Glasgow School of Art

Henrun.  Foto (c) The Glasgow School of Art

Henrun. Foto (c) The Glasgow School of Art

Biblioteca de la Escuela de Arte de Glasgow  Foto (c) The Glasgow School of Art

Biblioteca de la Escuela de Arte de Glasgow Foto (c) The Glasgow School of Art

Sala de Juntas de la Escuela de Arte de Glasgow  Foto (c) The Glasgow School of Art

Sala de Juntas de la Escuela de Arte de Glasgow Foto (c) The Glasgow School of Art

En mi visita pude además asomarme a algunos de los amplios estudios en los que los alumnos de la escuela crean, y echar un breve vistazo al Despacho del Director, que en aquel momento tenía la puerta abierta porque lo estaban limpiando.

Antes de salir dedicadle algo de tiempo a la Galería de Mobiliario de Charles Rennie Mackintosh que la Escuela ha podido reunir. Sus sillas de respaldos infinitos son quizás las más famosas, pero cada pieza es una joya…

Galería de mobiliario de Mackintosh en la Escuela de Arte de Glasgow Foto (c) The Glasgow School of Art

Galería de mobiliario de Mackintosh en la Escuela de Arte de Glasgow Foto (c) The Glasgow School of Art

Información práctica sobre la Glasgow School of Art

  • Dirección: 167 Renfrew Street, Glasgow
  • Horarios: Sólo se puede visitar en alguna de las visitas guiadas que organizan. Podéis consultar los días y horas de los tours en la Escuela de Arte de Glasgow en su página web.
  • Precio: 4,75 – 9,75 libras (los menores de 5 años tienen la entrada gratis).
  • Teléfono: +44 (0) 141 353 4500 
  • Email: tours@gsa.ac.uk
  • Página web: http://www.gsa.ac.uk/

 

Visité la Escuela de Arte de Glasgow invitada por esta institución pero, como siempre, todas mis opiniones son absolutamente sinceras, honestas y sólo mías. El lugar es fascinante… y creo que me quedo corta ;)

Todas las fotografías de interiores han sido cedidas por la Glasgow School of Art.