Archivo de la etiqueta: medieval

Gladstone’s Land, la vida en el Edimburgo del siglo XVII

Edimburgo es una ciudad que transpira (y respira) historia por los cuatro costados. Y la Royal Mile, su calle más emblemática es posiblemente uno de los rincones en los que el pasado de la capital escocesa es más palpable. Allí está Gladstone’s Land, la casa de un rico comerciante, que permite conocer de cerca cómo se vivía en el Edimburgo del siglo XVII.

Sigue leyendo

Excursión al Castell de Montsoriu, el segundo más grande de Cataluña

Si hace años me hubieran dicho que tan cerca de casa tenía el segundo castillo más grande y el más importante de estilo gótico de toda Cataluña no me lo hubiera creído. De pequeña, el Castell de Montsoriu estaba oculto en buena parte por la vegetación y la maleza en lo alto de una colina en el Parque Natural del Montseny. Afortunadamente, los importantes hallazgos que se hicieron a partir de los años 50 propiciaron una serie de excavaciones puntuales que se concretaron en dos campañas anuales a partir de 1995. Después de la cesión del castillo por parte de la familia propietaria al Consell Comarcal de La Selva y del impulso de la Associació d’Amics del Castell empieza un ambicioso proyecto para reconstruirlo y hacerlo visitable. Aunque todavía queda para acabar las obras, el recinto es tan espectacular que os quedaréis con ganas de mas. Es muy curioso ver cómo se ha devuelto su aspecto original a las partes mejor documentadas, mientras que las más desconocidas se han rehabilitado en un estilo mucho más contemporáneo, para marcar diferencias. En conjunto, el resultado es muy armónico. Esta excursión es muy fácil y permite conocer rincones cercanos a Barcelona relativamente poco conocidos.

Castell de Montsoriu en el Montseny

Castillo de Montsoriu desde la distancia

Muralla exterior del castillo de Montsoriu

Muralla exterior del castillo de Montsoriu

El ascenso al castillo medieval de Montsoriu, que sólo se puede hacer a pie, es uno de sus principales atractivos y anticipa lo que está por venir. Desde Breda, subiendo por la carretera GI-552 dirección Fogueres de Montsoriu, dejamos el coche en coll de Castellar y empezamos a andar por una pista forestal que lleva hasta el recinto. Es una excursión de 2.8kms que se puede completar en unos 30 minutos con poca dificultad. Perfecta para dejar atrás el estrés diario, el tráfico, al ruido y adentrarse en otra época. La subida se ve recompensada al llegar a las murallas exteriores.

El castillo de Montsoriu está documentado por primera vez en el año 1002, con motivo de una donación de tierras al monasterio de Sant Cugat del Vallés. Durante siglos perteneció a una de las familias nobles más importantes del país, los Cabrera, cuyas posesiones eran muy numerosas. Ellos lo ampliaron progresivamente y lo convirtieron en un castillo-palacio gótico único en su estilo. La fortaleza entra en decadencia en el siglo XV por el traslado de la familia al castillo de Blanes y los estragos de la Guerra Remença en Cataluña. A partir del siglo XVI las deudas de los vizcondes de Cabrera les obligan a vender el castillo de Montsoriu a Francesc de Montcada, que pasa por diferentes manos hasta su ocupación tanto por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia Española de principios del XIX como por los militares de la I Guerra Carlista.

Entrada al Castillo de Montsoriu

Entrada al Castillo de Montsoriu

Chimenea en una sala noble del castillo de Montsoriu

Chimenea en una sala noble del castillo de Montsoriu

El mejor castillo gótico de Cataluña está formado por tres recintos rodeados por murallas. La parte más antigua que se conserva es la torre del homenaje, en un espacio central, de la segunda mitad del siglo X, además de una torre lateral y una pequeña capilla pre-románica dedicada a San Pedro. Alrededor del año 1240 el castillo de Montsoriu sufrió daños importantes a causa de lluvias torrenciales. Fue entonces cuando un rayo partió por la mitad la torre más alta de la fortaleza. Es en este momento cuando los Montcada hicieron grandes ampliaciones, construyeron el nuevo recinto soberano con espacios tan espectaculares como la sala gótica con su bóveda de cañón, el patio de armas o el foso. Se levantó también una nueva capilla adosada a la muralla. Pero el mayor esplendor del castillo llega en el siglo XIX, cuando se convierte en un palacio-fortaleza. De esa época nos han quedado dependencias espectaculares como el comedor o la cocina, nuevos pavimentos, grandes depósitos de agua o una nueva sala noble, además del camino de ronda sobre las nuevas murallas. Nuestro guía (uno de los arqueólogos implicados en el proceso de reconstrucción) nos paseó por todos los rincones y nos descubrió algunos de los secretos del lugar.

Aún hoy, con el lugar en obras, es fácil imaginar el patio de armas porticado y enlosado con mármol, las dependencias nobles… y más después de adentrarnos en el enorme aljibe que abastecía de agua todo el recinto. Desde el Mirador de la Condesa, una ventana gótica en lo que había sido una capilla, se controla el territorio a la perfección y, en un día claro, se puede divisar hasta el mar. Finalmente, en este siglo se edificó el recinto jussà, con una torre cuadrada en la entrada, para proteger i defender el castillo.

Reproducción del Castillo de Montsoriu

Reproducción del Castillo de Montsoriu

Vistas del parque natural del Montseny desde el Castell de Montsoriu

Vistas del parque natural del Montseny desde el Castell de Montsoriu

Torre del homenaje en el castillo medieval del Montsoriu

Torre del homenaje en el castillo medieval del Montsoriu

Aljibe del castillo de Montsoriu

Aljibe del castillo de Montsoriu

Sala gótica en el castillo de Montsoriu

Sala gótica

Aún quedan unos cuantos años de obras para devolver al castillo de Montsoriu su esplendor pasado, pero los avances son espectaculares y la visita es toda una experiencia. Aunque sólo sea por las vistas espectaculares, por la grandiosidad de lo que queda y por todas las leyendas que rodean al lugar, vale la pena que os acerquéis. Eso sí, al bajar, aseguraos de volver por el mismo camino de subida. Yo intenté acortar montaña a través y acabé 3 kilómetros más abajo del parking… Con lo que me tocó andar por la carretera cuesta arriba :(

LEYENDAS DEL CASTILLO DE MONTSORIU

Hay muchas, pero las tres que más me impactaron fueron estas:

  • La Dama Roja: Cuentan que cada noche de San Juan, cuando las campanas dan la medianoche, una dama desnuda aparece sobre la torre de l’Heura con una làmpara encendida en la mano izquierda y un cuerno de caza en la otra. Lo hace sonar y al poco se oye su contestación. Aparece un caballero sobre un caballo de fuego, toma a la Dama Roja y se sumergen en la oscuridad de la noche.
La

La “torre de las brujas” vista desde las murallas

  • La Bruja Guilleuma: Se cuenta que Doña Guilleuma, una dama acusada de brujería, fue condenada a vivir en las ruinas del castillo. Como respuesta, ella vagaba como un alma en pena y provocaba tales tormentas cada noche que las cosechas de la zona se perdieron. Los vecinos, asustados, pidieron ayuda al obispo, que conjuró a los malos espíritus con agua bendita y consiguió que la bruja se precipitara en las profundidades del “Gorg negre”. Hay quien afirma que dejó su pie marcado en una roca al darse impulso… Y también que sus gritos se pueden oír en la zona algunas noches.
  • El tesoro de Montsoriu: Si rondáis por la zona, dicen que cada año la noche de San Juan, cuando empiezan a sonar las campanas de Breda marcando la medianoche se abre una puerta secreta en el castillo. Se tiene que entrar con la primera campanada e intentar llenar un saco de grano para salir antes de que suene la campanada número 12. Y todo esto se tiene que hacer aguantando una calavera en una mano y un cirio encendido boca abajo en la otra, además de andar hacia atrás (vamos, así cualquiera). Con el saco lleno hay que correr hasta cruzar la riera sin mirar dentro del saco. Si se consigue, el trigo se convertirá en oro y plata. Si no, serán piedras… Ah! Y por si fuera poco, si a la doceava campanada no habéis podido salir del castillo tendréis que esperar encerrados hasta el próximo San Juan. ¿Alguien se anima?

Plantas en las cercanías del castell de Montsoriu

Plantas en las cercanías del castell de Montsoriu

CÓMO LLEGAR AL CASTILLO DE MONTSORIU

  • En coche: Está situado entre los municipios de Sant Feliu de Buixallei i Arbúcies, en la comarca de la Selva. Desde Barcelona el acceso más fácil es desde Hostalric o Arbúcies, por la carretera GI-552. En dirección a la urbanización de Fogueres de Montsoriu, hay que llegar hasta el coll de Castellar. Dejamos el coche… y a andar. 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

  • Reservas: todas las visitas son guiadas y en grupo porque el recinto está en obras. Podéis reservar en su página web hasta 24 horas antes del día solicitado.
  • Horarios: Fines de semana y festivos. La primera visita es a las 10 y la última a las 16h.
  • Precio: De 0 (menores de 6 años) a 5 € (adultos). Los niños entre 6 y 14 años, jubilados y estudiantes pagan 3€ y los adultos de familia numerosa o monoporantal tienen el 20% de descuento.

Un paseo por Santa Pau, el pueblo con más encanto de La Garrotxa

Santa Pau es uno de esos lugares de los que te enamoras a primera vista y a los que nunca te cansas de volver. Situado en el corazón de la Garrotxa, es pequeñito, medieval y está rodeado de verde. Perderse por sus calles, respirar el aire puro… el conjunto medieval, que mezcla el gótico y el renacimiento, permite hacerte una idea de lo importante que debió ser la baronía de Santa Pau durante la Edad Media.

Este pequeño pueblo con tanta historia es el lugar perfecto para descubrir la zona volcánica de la Garrotxa. Está a tiro de piedra de la Fageda d’en Jordà, pegada a los volcanes y tiene en su término municipal cantidad de alojamientos rurales con encanto como el fabuloso Mas Can Batlle del que ya os hablé hace algunos meses.

Pero vayamos por pasos…

Vista del pueblo medieval de Santa Pau

Vista del pueblo medieval de Santa Pau

Por el núcleo urbano no se puede circular en coche, así que lo mejor es dejar el coche aparcado en el parking municipal que hay al entrar en el pueblo. Es el punto de partida ideal, porque desde allí la panorámica del conjunto medieval es magnífica. El acceso se hace bajando a la zona del río, siempre verde y fresca en verano. Subimos unas escaleras y voilà! Empieza el viaje en el tiempo.

Entrando en Santa Pau en la Garrotxa

Entrando en Santa Pau

Rincón medieval de Santa Pau

Rincón medieval de Santa Pau

Siempre que voy subo por esas escaleras y me dejo llevar por las sensaciones… Es curioso echar un vistazo a los dinteles de las puertas y ventanas, a los escudos que llevan años grabados en sus piedras, intentar acariciar a los gatos que descansan en paz en los portales y mirar hacia arriba, buscando siempre la plaza Mayor o Firal dels Bous. Se llega allí tras cruzar el portal de la Vila Nova y sorprende lo bien conservada que está esta plaza porticada gótica en la que los arcos siguen diferentes estilos y reflejan elementos de los primeros tiempos del gótico, gótico florido y algunos ventanales de estilo renacentista. En verano, la sombra que dan es un verdadero respiro ante el calor. En la plaza también está iglesia de Santa María, sobria, preciosa, imponente. Si el día que vais está abierta, entrad.

Arcos de la plaza Firal dels Bous en Santa Pau

Arcos de la plaza Firal dels Bous en Santa Pau

Balcón gótico en Santa Pau

Balcón gótico en Santa Pau

La iglesia de Santa Maria vista desde uno de los arcos de la plaza del Firal dels Bous

La iglesia de Santa Maria vista desde uno de los arcos de la plaza del Firal dels Bous

Aquí mismo, en el corazón de Santa Pau se alza el castillo fortaleza. Es una mole impresionante que podréis ver más de cerca si subís las escaleras que hay en dos de sus extremos. Se trata de un edificio de planta cuadrada construido entre el siglo XIII y el XVIII perfectamente integrado. Lamentablemente, a día de hoy sigue cerrado desde que las monjas que regentaban una escuela en el edificio lo abandonaron en 1968. Eso sí, hay un plan para recuperarlo y restaurarlo por parte del ayuntamiento. Quizás algún día podamos volver a pasear por su plaza de armas, subir a sus torres y maravillarnos con sus estancias… Y si le dais la vuelta podréis descubrir a un personaje algo inquietante recostado contra su base.

Castillo de Santa Pau

Castillo de Santa Pau

Escultura en Santa Pau

Escultura en Santa Pau

Si seguís andando llegaréis sin pérdida hasta el portal del Mar, un mirador con unas vistas espectaculares del valle del Ser que rodea Santa Pau. Sentarse en uno de los muros bajos, contemplar el paisaje, ver cómo el verde de las montañas se mece al ritmo que marca el viento… Quizás por eso este sea uno de mis lugares favoritos ;)

Vistas del valle del Ser en Santa Pau, la Garrotxa

Vistas del valle del Ser en Santa Pau, la Garrotxa

Vistas del valle del Ser en Santa Pau, la Garrotxa

Vistas del valle del Ser en Santa Pau, la Garrotxa

Y vosotros… ¿os animáis a conocerlo?

CÓMO LLEGAR A SANTA PAU

El coche es el mejor medio de transporte, pero también podéis llegar en autobús desde Olot. No tiene pérdida.

  • Desde Olot, Santa Pau está a 9,7kms en la carretera GI-524
  • Desde Girona, podéis llegar tomando la C-66 hasta Banyoles, y desde allí la GI-524.

Visita a la capilla de Rosslyn en Escocia

La capilla de Rosslyn es quizás uno de los lugares más fascinantes de Escocia. Rodeada de misterios, leyendas y una larga historia es de visita obligada. Vinculada al Santo Grial, a los templarios, a los masones e incluso a los avistamientos de ovnis es una pequeña joya a los pies de las Pentland Hills y el éxito de la novela y la película El Código Da Vinci no ha hecho más que acrecentar su fama.

Sigue leyendo

Leyendas reales en el castillo de Glamis en Escocia

Después de visitar uno de los valles más bonitos del país, el mismo día, nos acercamos a uno de los castillos más encantados de Escocia: el Castillo de GlamisRodeado de leyendas y tocado por la historia, incluso Shakespeare ubicó en una de sus salas el asesinato del rey Duncan en la obra Macbeth. Otros van atraídos porque la fortaleza fue el hogar de la infancia de la Reina Madre. Aunque durante nuestra visita no vimos ni a la dama de gris ni al conde Beardie, condenado a jugar eternamente a las cartas con el Diablo, ni al a ninguno de los muchos otros fantasmas que supuestamente se aparecen allí (afortunadamente), la visita fue una gran experiencia. El lugar es espectacular, y el castillo aún más.

Sigue leyendo