Archivo de la etiqueta: Montornès del Vallès

La torre del telégrafo de Montornès del Vallès

Encaramada en lo alto de la Serralada Litoral en Montornès del Vallés se alza una torre. Durante años estuvo en ruinas, dominando el paisaje, altiva… Ahora, después de 140 años de abandono, 9 de trabajos de investigación y restauración, se puede visitar por fin la primera torre de telegrafía óptica que se recupera y musealiza en toda Cataluña (y una de las pocas de España). La Torre del Telégrafo, como es conocida, es un referente en la historia de una tecnología de comunicación que ha quedado enterrada en el tiempo. El lugar tiene un gran valor e interés tanto por la torre como punto de partida para varias rutas senderistas.

Torre de telegrafía óptica de Montornès del Vallés en 2006

Torre de telegrafía óptica de Montornès del Vallés en 2006 (foto del Ayuntamiento de Montornès)

Camino a la Torre del Telégrafo de Montornès

Camino a la Torre del Telégrafo de Montornès

La telegrafía óptica

La telegrafía óptica es un sistema visual de comunicación que consiste en unos brazos móviles colocados sobre torres que, con su juego de ángulos, pueden combinarse para formar las letras del alfabeto o algún tipo de código para transmitir mensajes. El sistema como tal nace a finales del siglo XVIII en Francia y pronto se extiende por Europa. Llega a España en 1799 y en 1800 se empieza a construir la línea Madrid-Cadiz. Con mayor o menor éxito, se crearon varias líneas más hasta que el nacimiento de la telegrafía eléctrica la relegó al olvido hacia mediados del XIX.

Torre de telegrafía óptica de Montornès del Vallès restaurada

Torre de telegrafía óptica de Montornès del Vallès restaurada

El Telégrafo de Montornès del Vallès

La torre de telegrafía óptica de Montornès del Vallès es una de las 10 que formaban parte de la línea Barcelona-Vic, que se construyó durante 1848 y funcionó de 1849 a 1862, aproximadamente. La torre de can Bosquerons (así se llama la urbanización sobre la que se alza) era la número 47 de todas las estaciones telegráficas activa en Cataluña. Es de base cuadrada, de 5,5 metros de lado, con 8 troneras por lado y está rodeada por un foso circular de 3 metros de ancho por 2 de hondo. El edificio tiene dos plantas y una terraza que llegan a más de 6 metros de alto.

Este edificio militar ha pasado de estar en un estado ruinoso a tener el aspecto que debía tener cuando funcionaba. Los trabajos para recuperarla para el disfrute de todos empezaron en 2005, cuando el ayuntamiento de Montornés del Vallés tomó la iniciativa y emprendió varias campañas de excavación, restauración y musealización que han culminado este año. Entre otras reformas, se le ha devuelto el color blanco que caracterizaba a este tipo de torres, que tenían que ser vistas a grandes distancias.

El acceso a la torre se hace por el segundo nivel, donde se han instalado un par de telescopios para controlar las antiguas atalayas del turó de Montcada y de Can Cassaca en Granollers, con las que se comunicaba cuando estaba operativa. En la planta baja, por otra parte, se ha reconstruido el humilde y no muy cómodo habitáculo de los 4 torreros que debían vivir allí. Sin duda, las condiciones de vida debían ser durísimas y nunca podían bajar la guardia… En la terraza, que disfruta de unas vistas privilegiadas de la comarca del Vallès Oriental y de la Serralada Litoral se puede ver un ejemplo del mecanismo que se usaba para enviar los mensajes.

Telescopio en el interior de la torre del telégrafo de Montornès del Vallès

Telescopio en el interior de la torre

Habitáculo de los torreros en la torre del telégrafo de Montornès del Vallès

Habitáculo de los torreros

Mecanismo de telegrafía óptica

Mecanismo de telegrafía óptica

La visita es muy interesante y ayuda a entender cómo ha evolucionado la comunicación hasta la actualidad. Hay varios plafones informativos con muchos detalles sobre la torre, la línea a la que pertenecía y la telegrafía óptica…

Y por si fuera poco, el entorno es espectacular: las vistas de la comarca no tienen precio y  de allí salen varias rutas senderistas que se adentran en la Serralada Litoral para descubrir rincones tan bonitos como los que se pueden ver en la Ruta de les Fonts, que se organiza cada año en el lugar.

Vistas del Vallés desde la torre del telégrafo de Montornès del Vallès

Vistas del Vallés desde la torre del telégrafo

Serra de Sant Mateu, en la Serralada Litoral

Serra de Sant Mateu, en la Serralada Litoral

Flor en la Serralada Litoral

La Serralada Litoral es rica en flora y fauna

Este monumento histórico se abrirá puntualmente en fechas importantes para el municipio de Montornès del Vallès. Se programarán visitas escolares y todas las personas interesadas en conocer la torre del telegrafía óptica de Montornés pueden llamar al Ayuntamiento para pedir día y hora.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

  • Se abrirá con motivo de festividades locales.
  • Se pueden concertar visitas en el teléfono 93 572 11 70
  • Página web del Ayuntamiento de Montornès del Vallès: www.montornes.cat

CÓMO LLEGAR A LA TORRE DEL TELÉGRAFO DE MONTORNÉS

  • En coche: hasta Montornès del Vallès. La torre de telegrafía óptica se alza sobre la serralada litoral y el acceso se realiza desde la carretera BV-50001, por el barrio de Can Bosquerons. Se puede llegar hasta bastante arriba, dejamos el coche y andamos menos de 10 minutos por una pista preparada.
  • En tren: hasta Montmeló con Renfe (1 cada media hora desde Barcelona), y luego andando en dirección a Montornès del Vallès. Cruzamos el puente sobre el río Besós, la carretera de la Roca y empezamos a subir por la urbanización de Can Bosquerons.

Ruta de les Fonts en Montmeló 2012

Hay una frase muy típica que siempre le había oído a mi madre: “La cabra tira al monte” (o algo así) y yo debo de ser un poquito cabra, porque perderme (figurativamente hablando) por la montaña es una de mis mayores aficiones. Ha ido creciendo con los años, pero cuanto más voy, más me gusta… Y tengo la “suerte” de vivir cerca de varias pequeñas montañas o colinas que son ideales para explorar en cualquier época del año.

Una de mis rutas preferidas es la Ruta de les Fonts (Ruta de las Fuentes) que cada año se organiza en Montmeló y que permite descubrir algunos de los rincones más bonitos de la Serra de Sant Mateu (entre Montornès del Vallès y Martorelles). Se hace cada año a mediados de noviembre y vale mucho la pena.

Hay dos itinerarios: de 11 y de 17 kms que nos llevan por senderos de montaña hasta varias fuentes naturales y cimas que controlan la planicie de la comarca del Vallès Oriental.

Río Besós a su paso por Montmeló

Río Besós a su paso por Montmeló

El recorrido empieza junto a un centro cívico al lado del nacimiento del río Besós, fruto de la confluencia entre el Mogent y el Congost. Se cruza una pequeña pasarela para salvar las aguas y en un santiamén empezamos la ascensión a la montaña. En pocos metros se salva el principal desnivel de la ruta, de más de 100 metros de subida empinada que tienes que hacer en fila india. Y en nada llegamos a la Torre del Telégrafo de Montornès, una fortaleza del siglo XVIII que se comunicaba con otras parecidas usando el método de la telegrafía óptica.

Torre del Telégrafo de Montornès del Vallès

Torre del Telégrafo de Montornès del Vallès

Cayó en desuso a mediados del XIX y ahora se está restaurando para poder visitarla. En cualquier caso, la dejamos atrás y disfrutamos de unas vistas privilegiadas sobre toda la comarca en un día claro.

Ruta de les Fonts 2012

Ruta de les Fonts 2012

A partir de este momento empieza una zona muy bien señalizada conocida que sube y baja por la montaña hasta llegar al barrio de Can Girona, en Martorelles.

Ruta de les Fonts 2012

Ruta de les Fonts 2012

Madroños en la Serralada Litoral

Madroños en la Serralada Litoral

Una zona de gran belleza marcada por viñedos de la Denominación de Origen de Alella, más bonitos que nunca con los colores del otoño.

Viñedos en Martorelles

Viñedos en Martorelles

Colores otoñales en la Serralada Litoral

Colores otoñales en la Serralada Litoral

Dejamos atrás el quilómetro 4.6 del recorrido y nos acercamos poco a poco a la Font de la Mercè, el punto medio de la ruta y el lugar elegido para desayunar.

Depósito de agua en Martorelles

Depósito de agua en Martorelles

Protegidos por los árboles, con un manto de hojas secas cubriendo el suelo, el lugar es ideal. De la fuente mana agua limpia y fresca, perfecta para recuperar las fuerzas necesarias para emprender la vuelta por pequeños caminos entre árboles y arbustos, lejos del ruido de la civilización.

Ruta de les Fonts 2012

Ruta de les Fonts 2012

Ruta de les Fonts 2012

Ruta de les Fonts 2012

La vuelta se realiza por el Coll Mercader, desde donde empezamos a volver a ver en el horizonte la llanura del Vallès Oriental. Imitando su uso hace más de 200 años, la Torre del Telégrafo sirve de faro perfecto para orientarse para el descenso.

Vistas del Vallés desde la torre del Telégrafo de Montornès del Vallès

Vistas del Vallés desde la torre del Telégrafo de Montornès del Vallès

En resumen, una ruta perfecta para hacer en 3 horas cualquier día que haga bueno. Ideal para descubrir la diversidad natural que nos rodea, a pesar de lo industrializado y edificado de la comarca (cada vez que lo escribo no puedo dejar de pensar en Hobbits… pero todavía no he visto a ninguno).

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA RUTA DE LES FONTS

  • Suele organizarse el segundo domingo de noviembre de cada año. 
  • Toda la información se cuelga en la página web del ayuntamiento de Montmeló un mes antes.
  • Las inscripciones se pueden hacer online o presencialmente, pero el número de plazas es limitado (y vuelan!)
  • La inscripción incluye los habituallamientos en cada punto de control y el desayuno. 

Y si queréis saber más, siempre podéis llamar para informaros al 93 568 28 07 mandar un correo electrónico esports@montmelo.cat

Yo la hago cada año… ¿Os animáis a hacer la próxima?

Visita al refugio antiaéreo de la Guerra Civil en Montornès del Vallès

Si lleváis algún tiempo siguiendo el blog o si me conocéis en persona, sabéis de sobras que me chifla la Historia. Me pierde, no puedo remediarlo y cualquier sitio que huela, sienta o suene a historia me atrapa sin remedio… Y justo al lado de casa tengo unos cuantos lugares muy vinculados a la historia del país y de periodos diferentes.

El pasado 15 de septiembre, con motivo de la Fiesta Mayor de Montornès del Vallès pude volver al refugio antiaéreo de Ca l’Arnau. Era mi tercera vez y el lugar siempre resulta sobrecogedor… quizás por pensar que a lo mejor mis bisabuelos tuvieron que esconderse allí en algún momento, o incluso que participaron en su construcción…

Entrada al refugi antiaeri de Ca l'Arnau, a Montornès del Vallès

Entrada al refugio antiaéreo de Ca l’Arnau, en Montornès del Vallès

EL REFUGIO ANTIAÉREO DE CA L’ARNAU

Estamos a principios de 1938, cuando la Guerra Civil Española ya visualizaba su final. El ejército republicano, en pleno repliegue hacia el norte eligió la planície sobre la que hoy está la planta de una conocida empresa de petróleo en Montornès del Vallès para construir un aeródromo militar  con la finalidad de defender Barcelona de los ataques de la aviación italiana y alemana que, desde Baleares, apoyaban a los franquistas. Es un momento delicado en nuestra historia y el objetivo era resistir y seguir defendiendo los valores democráticos.

El refugio se construyó a la par que el campo de aviación y toma su nombre actual del mas que hay al lado y que los militares expropiaron para usar como cuartel militar para los pilotos que estaban allí: Ca l’Arnau. Su nombre en la documentación oficial es Aeródromo 329 y estuvo en funcionamiento hasta el final de la Guerra Civil. Como en casi todos los campos de aviación militares, en el de Montornès también se construyó un refugio de intendencia.

Entrada en el refugio antiaéreo de Ca l'Arnau, en Montornès del Vallès

Entrada en el refugio antiaéreo de Ca l’Arnau, en Montornès del Vallès

Con casi 100 metros de galería, el refugio antiaéreo de Montornès es uno de los más largos de Cataluña y podía haber albergado a unas 200 personas en caso de bombardeo. Construido con vuelta de cañón y una galería de poco más de 1 metro de ancho y 2 de altura, combina tres sistemas constructivos. La entrada, tapiada hasta 2006, está reforzada con cemento armado; la galería que se adentra bajo tierra siguiendo el estilo de una galería de mina y, finalmente, la parte final que es un pozo revestido de ladrillos con una escalera vertical de caracol (hoy tapiada) por la que se debería poder escapar en caso de emergencia.

Galería del refugio antiaéreo de Ca l'Arnau, en Montornès del Vallès

Galería del refugio antiaéreo de Ca l’Arnau, en Montornès del Vallès

Para evitar la onda expansiva de las explosiones, el refugio tiene un trazado de zig-zag con ángulos de noventa grados y dispone tres pozos de ventilación y un desguace de aguas al final de la galería principal que amortigua las filtraciones freáticas que humedecen las paredes. El agua aquí lleva tanta cal que en algunos trozos parece como si hubieran sido pintadas de blanco.

Galería del refugio antiaéreo de Ca l'Arnau, en Montornès del Vallès

Galería del refugio antiaéreo de Ca l’Arnau, en Montornès del Vallès

Tapiado y únicamente conocido por los trabajadores de la empresa que compró los terrenos, el refugio 329 cayó en el olvido hasta que un historiador local y experto en aviación de la Guerra Civil Española David Gesalí lo recuperó para todos. En febrero de 2006, con motivo de la celebración del 75 aniversario de la proclamación de la II República, se abrió de nuevo la galería. Dado su buen estado, el ayuntamiento lo vació de tierra y ruinas, instaló un cableado y una iluminación similar a la de finales de los años 30 y colocó una baranda para facilitar el acceso y que la gente lo pudiera visitar.

VISITAR EL REFUGIO DE MONTORNÈS

El ayuntamiento de Montornès organiza de forma periódica (habitualmente durante las fiestas mayores de verano e invierno, en septiembre y enero) visitas guiadas para dar a conocer el refugio y difundir la historia local. Aún así, la visita del 15 de septiembre pasado fue aún más especial, si cabe.

Visita teatralizada al refugio antiaereo de Montornès del Vallès

Visita teatralizada al refugio antiaereo de Montornès del Vallès

Visita teatralizada al refugio antiaéreo de la Guerra Civil de Montornès del Vallès

Visita teatralizada al refugio antiaéreo de la Guerra Civil de Montornès del Vallès

Nada más llegar, un par de actores de una compañía de teatro muy conocida daban la bienvenida a los visitantes. Estaban esperando el último avión de la República y nos iban a evacuar a Francia. Nosotros, igual que muchos otros antes, también queríamos huir del fascismo y cada minuto contaba.

Visita teatralizada al refugio antiaéreo de la Guerra Civil de Montornès del Vallès

Visita teatralizada al refugio antiaéreo de la Guerra Civil de Montornès del Vallès

Visita teatralizada al refugio antiaereo de Montornès del Vallès

Visita teatralizada al refugio antiaereo de Montornès del Vallès

Mientras esperábamos se oyeron sirenas, llegaban aviones… y hubo que correr hacia el interior del refugio. Revivir esas sensaciones, en una oscuridad casi absoluta, el ruido ensordecedor… No quiero ni imaginar cómo debería ser vivirlo en persona. Y seguramente por eso creo firmemente que sitios como el refugio antiaéreo de Montornès del Vallès son de visita obligada. No debemos olvidar, porque el horror no puede volver a suceder.

¿CUÁNDO VISITAR EL REFUGIO?

El ayuntamiento de Montornès del Vallès suele organizar visitas guiadas 1 o 2 veces al año, normalmente coincidiendo con las festividades locales. Es la única manera de verlo, porque el resto del tiempo permanece cerrado.

Si os interesa mucho, siempre podéis poneros en contacto con el Arxiu Municipal (arxiu@montornes.cat o al teléfono 93 572 11 70)

MÁS INFORMACIÓN

GESALÍ BARRERA, David (2008)L’aeròdrom 329. Montornès del Vallès o l’aeronàutica en la Guerra Civil espanyola. Ayuntamiento de Montornès y publicacions de l’Abadia de Montserrat