Archivo de la etiqueta: Premios

Un post para no perderte ninguno más

Hace algún tiempo que le daba vueltas a la idea de escribir un post que aglutinara todas las maneras posibles que hay de seguir a este blog de viajes y experiencias. En el año y medio de vida que tiene, he ido añadiendo redes sociales, mejorando la manera de suscribirse y haciendo pequeños cambios… Pero en cierta manera, hasta ahora no había puesto orden, así que si seguís leyendo sabréis cómo no perder puntada de lo que se cuece en Madaboutravel y de los proyectos de la periodista inquieta que escribe estas líneas ;)

Sigue leyendo

Mad About: Premios Liebster

Cuando hace unos 6 meses me lancé a la piscina, dejarme de timideces y compartir con otros viajeros mis experiencias en Madaboutravel nunca hubiera esperado una acogida tan buena. Realmente, al otro lado de la pantalla, del teclado y del smartphone me he encontrado con personas maravillosas que cada día me ayudan a continuar con este proyecto tan personal…

Y hace unas dos semanas las bloggers, viajeras y mejores personas Isabel de Diario de a bordo, Marta de Pasean2 y Teva de Teva Te Lleva me nominaron a los premios Liebster. Y yo, que no tenía ni idea, descubrí que se trata de una gran iniciativa para dar a conocer esos blogs que, aunque no son tan conocidos por el público, tienen encanto y valen muchísimo la pena. A las tres, mil gracias por pensar en mi :)

Las normas son las siguientes:

1.- Copiar y pegar el premio en el blog enlazándolo con el blogger que te lo ha otorgado.

2.- Premiar a tus 5 blogs favoritos con la condición de que tengan menos de 200 seguidores y dejarles un comentario en sus entradas para notificarles que han ganado el premio.

3.- Confiar en que continúen la cadena premiando a su vez a sus 5 blogs preferidos.

Tengo que confesar que me ha costado horrores seleccionar a los cinco blogs a los que otorgarles el premio. De todos a los que sigo, no hay ninguno que no tenga algo que lo haga especial. Aunque en el fondo todos ganamos, crecemos y aprendemos con cada post, aquí van mis premiados (el orden de los factores no altera el producto):

  • Txemi… en las afueras de Bilbao. Txemi es, aparte de majísimo, un bloguero que viaja por placer y por trabajo y que en cada uno de sus posts comparte con el lector desde curiosidades históricas hasta nuevas ciudades. Ahora que anda por Amsterdam, espero muchas anécdotas ;)
  • Mi LawrenceEn el blog del viajero, lector y soñador Juan hay relatos de experiencias vividas en el Atlas o en la India, recomendaciones y fragmentos literarios, fotografías de Goa o la India, propuestas de rutas en motocicleta… Realmente imprescindible!
  • Salta Conmigoporque con su aspecto renovado, la gran variedad de posts y la gran experiencia viajera de JAAC es una maravilla leerlo cada vez que actualiza (que es muy a menudo). Las fotos están muy cuidadas y los textos te transportan a cada destino en un abrir y cerrar de ojos.
  • Vero 4 Travel. Vero y sus compañeros de viajes y blog le ponen tanto mimo a sus relatos y recomendaciones viajeras como a las entrevistas a bloggers que, periódicamente cuelgan.
  • UmamitravelLos viajes de Chily y Almu, dos españolas en el Reino Unido con muchísima gracia para contar desde anécdotas de su día a día en el extranjero como para relatarnos sus experiencias viajeras. Leerlas es un placer y van lanzadas!

Así que, chicos y chicas… ahora os toca a vosotros cederle el testigo a otros bloggers para que nos descubramos los unos a los otros :)

El castillo de Dunnottar, el más bonito de Escocia

La última etapa de nuestro viaje a Escocia la pasamos en la zona de Dundee. Y no precisamente porque hubiera algo que nos llamara la atención de la zona (creedme, Dundee ni es bonito ni interesante, a no ser que os guste la decadencia de una ciudad gris, con edificios de hormigón y sin personalidad y las broncas en cada esquina). La ciudad no tiene la mejor reputación del mundo pero allí vive una de mis mejores amigas, y me moría de ganas de pasar unos cuantos días con ella. Además, la campiña y la costa de la zona bien valen una visita!

Llegamos a Dundee en tren desde Edimburgo. Hay muchos durante el día (también buses, pero son bastante más lentos… y más baratos) y los paisajes que se ven desde la ventana le dan a una ganas de pararse en cada estación. Nos recogieron en la estación y a la mañana siguiente nos fuimos de excursión al Castillo de Dunnottara 15 minutos de la bonita localidad costera de Stonehaven.

Castillo de Dunnottar, Escocia

Castillo de Dunnottar

Me habían hablado muy bien del sitio y la imagen idealizada que yo tenía después de ver hace mil años la película Hamlet de Franco Zeffirelli (con Mel Gibson en el papel del príncipe danés) se corresponde mucho con la realidad.

El Castillo de Dunnottar se eleva en lo alto de un precipicio rocoso en un cabo de la costa nordeste de Escocia. Es un castillo medieval, hoy en ruinas, muy bien conservado. Los once edificios que lo componen se construyeron entre el siglo XII y el XVII y por su posición estratégica y lo difícil de su acceso, ha jugado un papel estratégico en la historia del país hasta la actualidad.

La llegada es espectacular, a través de un estrecho camino y unas escaleras que primero descienden y luego suben hasta la estrecha entrada. Una vez arriba, el mar a ambos lados, el verde de los acantilados, el romper de las olas contra las rocas… todo lo hace una visita imprescindible.

Interior del castillo de Dunnottar

Interior del castillo de Dunnottar

En su interior hay una fortaleza, varias torres, una capilla del siglo XVII, y varios edificios de servicios y vivienda para los diferentes nobles que han vivido en el castillo. Aunque mayormente está en ruinas, el recinto está muy bien señalizado y en un día soleado el césped es muy tentador :)

En dos de los sitios donde la historia de Dunnottar se puede palpar con más fuerza es en la reconstruida “Drawing Room”, en la que podemos comprobar cómo debió ser el día a día en el castillo: una gran sala con una chimenea decorada, una larga mesa de madera con sillas a juego y un techo de vigas decoradas en la que una se podía imaginar mirando la furia del oleaje a través de la ventana.

Y, en segundo lugar, en la Whigs Vault, una mazmorra espeluznante, un largo túnel con una única salida: la ventana que da al acantilado. Durante una rebelión en 1685 fueron recluidos aquí 122 hombres y 45 mujeres que no reconocían la supremacía del Rey en cuestiones religiosas. El espacio es grande, pero no tanto como para alojar a esa multitud…

Mazmorra del castillo de Dunnottar

Mazmorra del castillo de Dunnottar

Después de recrearnos un buen rato con la visita (exploramos todos sus rincones y nos encaramamos a todas las rocas habidas y por haber, imaginando que viajábamos en el tiempo), exploramos las dos playas que rodean el castillo. Una a cada lado, el acceso es bastante fácil y es imposible perderse. Sólo hay que seguir los senderos hacia un lado o el otro para mojar los pies en el agua helada y recrearse con los mil matices de verde, gris y azul del paisaje.

Playa junto al Castillo de Dunnottar

Playa junto al Castillo de Dunnottar

Curiosidades históricas del Castillo de Dunnottar

  • La referencia más antigua a Dunnottar data de 681, cuando se menciona un sitio a la fortaleza de Dun Fother (su nombre en gaélico)
  • El primer rey de Escocia, Domnall II, murió en el castillo en el año 900
  • Se dice que William Wallace llevó a los escoceses a la victoria sobre los ingleses en Dunnotar en 1296. Los soldados derrotados fueron encerrados y quemados vivos en la iglesia del castillo.
  • La Reina Mary Queen of Scots visitó Dunnottar en 1562 y 1564. Y su hijo James VI vivió aquí durante un tiempo en 1580.
  • Durante las rebeliones jacobitas del siglo XVII el castillo sufrió muchos daños y fue abandonado hasta que la familia Cowdray lo compró en 1925. Esta familia lo restauró y lo abrió al público.

Cómo llegar al Castillo de Dunnottar

Al castillo de Dunnotar se puede llegar directamente en coche, aunque el parking escasea. O podemos dejar el coche en Stonehaven y tomar el sendero que va de la bahía hasta Dunnottar por encima de los acantilados. Se tarda sólo 15 minutos y es un paseo muy agradable. Las vistas son espectaculares y ver el castillo crecer y tomar cuerpo a medida que te acercas es muy recomendable, sobre todo si hace buen tiempo.

Horarios

  • Del 1 de abril al 31 de octubre: de las 9 a las 18h
  • Del 1 de noviembre al 31 de marzo: de las 10 a las 17h

Estos horarios varían en función del tiempo.

Precios: de 2 a 5 libras

 

En el siguiente post: ¡cómo vimos caer las 4 torres más altas de Dundee y nuestra visita a Saint Andrews!

 

Dónde comer en Edimburgo (y beber)

(post actualizado el 24.12.2012)

Escocia (y Edimburgo, por ende) no tienen una reputación culinaria de la altura de la de París o de la gastronomía española. Más allá del Fish and chips, las cocinas de Edinburgh son bastante variadas y se puede comer bien y relativamente bien de precio si se sabe dónde. Como soy un poco animal de costumbres y viví allí una larga temporada, tengo mis sitios preferidos para desayunar, comer, cenar e incluso merendar en Edimburgo y ahora los voy a compartir con vosotros, con la esperanza de que os gusten tanto como a mi.

Los mejores restaurantes de Edimburgo (esto incluye bares y pubs donde sirven comida deliciosa)

Cafetería The Elephant House en Edimburgo

Cafetería The Elephant House en Edimburgo, lugar de nacimiento de Harry Potter

Para desayunar / merendar

  • Café Jacques en Grassmarket: sus desayunos son deliciosos, con una gran selección de pastas, tostadas, tortillas y todo lo que puedas desear. No es muy escocés, de acuerdo, pero a mi me encanta (y está bien de precio).
  • Always Sunday: es una cafetería encantadora en plena Royal Mile. Creo que forma parte de una cadena, pero que eso no os detenga: sus tes, cafés, bollería y sandwiches están riquísimos, son asequibles y muy sanos (bueno, los pasteles quizá no tanto, pero os prometo que no los olvidareis). Para merendar recomiendo ferventemente que probéis alguna de las variedades de scones que hornean a diario. Es una especie de bollo entre dulce y salado. Mis favoritos son los que llevan trocitos de manzana… mmmm…. actualización: aunque el local de la Royal Mile ha cerrado, siguen abiertos muy cerquita en el 170 de High Street, en la New Town de Edimburgo. Id a verles! Son mucho mejores que cualquier cadena :)
  • The Elephant House: Tras su fachada roja, esta cafetería suele estar hasta los topes y es un refugio favorito para muchos escritores escoceses (o lo ha sido). J.K. Rowling escribió el primer Harry Potter en una de sus mesas, el escritor de novela policiaca Ian Rankin también lo frecuenta y su excelente capuccino, deliciosa comida casera (quiches, pizzas, tartas, bocadillos y pasteles) a precios razonables lo han convertido en el favorito de estudiantes y trabajadores de la zona. Está muy cerca de la Royal Mile, a tiro de piedra del Castillo. Vale mucho la pena, y no sólo si eres fan del niño mago con un rayo en la frente.
Scottish Breakfast

Desayuno escocés

  • A Room In: está en la zona de New Town y forma parte de una serie de bistros escoceses. Su menú está compuesto de comida tradicional escocesa y vale mucho la pena por calidad y precio. Os recomiendo su Haggis, una delicia muy misteriosa que tendréis que descubrir por vosotros mismos.
  • El Petit Paris, en Grassmarket es un trocito de París en Escocia. Al mediodía hay una oferta de plat du jour y café por menos de 8 libras. Si hace bueno, sentarse en la terracita con vistas a la plaza es una gozada.
  • Café Keno, en plena Royal Mile es un buen lugar para desayunar o para comer algo rápido al mediodía y continuar visitando. Hacen british breakfast todo el día a un precio muy razonable, el sustituto perfecto para un menú.
British Breakfast en Café Keno

British Breakfast en Café Keno

Si lo que os apetece es un Desayuno Escocés (o Scottish Breakfast), en cualquier pub de los que os recomiendo los hacen para chuparse los dedos. Realmente, es una manera ideal de empezar el día (y, según como, de acabarlo, porque acabas llenísimo): baked beans, sausage, porridge, black pudding, tostadas con mantequilla y mermelada, bacon, zumo de naranja, te… Lo sirven hasta el mediodía, así que si coméis pronto seguro que os lo sirven (y sale mejor de precio que cualquier plato!).

Para comer / cenar

Los pubs son mi sitio preferido para probar la gastronomía local escocesa y suelen ser más baratos que un restaurante. 

  • The Tass: es un pub a mitad de la Royal Mile que además de servir comida tradicional escocesa riquísima cuenta con música tradicional celta casi cada noche. Antes de quedar decepcionados, preguntad si va a haber concierto o no, porque realmente la atmósfera que se crea cuando hay actuación es inolvidable… Nosotras entramos a tomar un café para refugiarnos de la lluvia y quedamos tan hipnotizadas que hasta cenamos allí! Actualización: el local sigue en el mismo lugar pero ha cambiado de nombre y ahora hace honor a su dirección: Nº 1 High Street. Altamente recomendable.
Concierto de música celta en el pub The Tass, Edimburgo

Concierto de música celta en el pub The Tass, Edimburgo

  • The World’s End: está justo enfrente de The Tass y también es muy recomendable. Su comida, su selección de cervezas, el ambiente… Francamente, me costaría decidirme entre los dos… si no fuera porque The Tass programa música escocesa, mi debilidad :)
  • Una opción diferente es Khublai Khan’s EdinburghSituado en la zona portuaria de Leith es un buffet mongol donde puedes elegir cualquier tipo de carne exótica (de avestruz a zebra, pasando por el canguro o la gacela), la condimentas como quieres y te la sirven al momento. El precio del menú es un poco caro si comes poco… pero si comes mucho, este es tu lugar!
Condimentos en Khublai Khan

Condimentos en Khublai Khan

Empanadillas mongolas en Khublai Khan

Empanadillas mongolas en Khublai Khan

Los mejores pubs de Edimburgo (para beber, pasar un rato con los amigos y disfrutar de buena música)

Debo reconocer que tengo debilidad por la zona de Grassmarket y sus pubs. Me gustan todos! Pero en la Royal Mile también hay pubs estupendos, en New Town, en Leith y justo deñlkjhgfdbajo de Arthur’s Seat… Aquí va mi selección (en los que he estado, a los que me han llevado y dónde he pasado grandes ratos). Perdonad la escasez de fotos, pero cuando una va de pints no se lleva la cámara porque prefiere que no quede constancia de su aspecto después de la segunda ;)

  • Whistle Binkies: muy cerca de la Royal Mile, su entrada es algo difícil de encontrar… una pequeña abertura en la pared, escaleras hacia el sótano y… una gran sala de madera con la letra de Why does it always rain on me de Travis escrita en el techo, una amplia selección de cervezas y un escenario al final donde hay conciertos y sesiones de open mic. Si os gusta la buena música, no os lo perdáis.
  •  The Three Sisters: sesiones de pub quiz, partidos de futbol, música y un jardín donde disfrutar de buena comida, mejor cerveza (y sidra, no nos olvidemos de ella) y buena compañía. Es algo bullicioso, pero tiene encanto y realmente, si queréis fiesta, no os decepcionará.
  • Blue Blazer: gran selección de cervezas y un ambiente algo más tranquilo del que se encuentra en Grassmarket.
  • The Last Drop, cuyo nombre recuerda el tétrico pasado de Grassmarket (aquí se colgaba a los condenados, de ahí que se tomaran “su última gota”), es increíblemente popular entre los turistas mochileros y los estudiantes. Alejaos si no os van las multitudes ;)
  • The Malt Shovel está en Cockburn Street, justo entre la estación de tren de Waverley y la Royal Mile. Pequeño y algo oscuro, su selección de whiskys no deja indiferente.
  • Jolly Judge: todavía recuerdo el día que entré por primera vez, refugiándome de la lluvia. Este pub pequeño y hogareño se esconde en una callejuela y su encanto va más allá del techo bajo de madera pintada del siglo XVII. Cuando hace frío encienden una chimenea que le da al pub un aire encantador.
  • Sheep Heid es posiblemente el pub más antiguo de Edimburgo (su licencia es de 1360) y parece más un pub rural que un bar de ciudad. Con sus paredes encaladas y a la sombra de Arthur’s Seat es famoso por su encantador beer garden y el lugar perfecto para reponer fuerzas después de subir a la cima del volcán.
  • Bow Bar es uno de los mejores pubs tradicionales (si no el mejor) de Edimburgo. Sirve una excelente variedad de cervezas y whiskys de malta.

 

Podría continuar… pero la lista sería interminable. Así que, realmente, lo mejor es explorar, callejear, perderse y acabar descubriendo esas joyas que se encuentran cuando uno menos lo espera.

El próximo día, la parte final de nuestra ruta por Escocia: Dundee, Aberdeen, Saint Andrews y algún castillo más!