Archivo de la etiqueta: Scotland

The Kingsmills, el mejor hotel de las Highlands

This post has a version in English

La ciudad de Inverness es una pequeña joya en las Highlands a la que siempre encuentro algún buen motivo para volver. Se puede visitar fácilmente en un sólo día pero en mi última visita sólo estuve allí para pasar la noche, ya que mi destino final estaba más al norte, en Orkney. Desde el momento en el que supe que iba a subir tan arriba, decidí que sería una buena idea pasar algunas horas en uno de los lugares más vibrantes de las Highlands de Escocia. Y el magnífico Kingsmills Hotel era el lugar en el que quedarme. 

Perfectamente situado cerca de un campo de golf y a tan sólo 1 milla del centro histórico de Inverness, el hotel Kingsmills fue elegido el Mejor Hotel de las Highlands y las Islas en 2012 (y este año ha quedado finalista). Después de pasar una noche allí, puedo ver claramente por qué. .

The magnificient Kingsmills Hotel in Inverness, Scotland

El magnífico hotel Kingsmills

Interior of the Kingsmills Hotel in InvernessInterior of the Kingsmills Hotel in Inverness

Sala donde se puede ver la carta de Robert Burns en el Hotel Kingsmills

Bar y Lounge del hotel Kingsmills

Kingsmills Bar and Lounge

Este es un lugar en el que historia, tradición, confort y lujo van de la mano. El Hotel Kingsmills es un resort de lujo de cuatro estrellas con Spa y opciones de Ocio ubicado dentro de 4 acres de jardines cuidados al detalle y con vistas del campo de golf de al lado. El hotel toma su nombre de un molino que estuvo en este lugar hasta 1950 y dispone de dos edificios: la elegante e histórica mansión principal, construida en 1786 para William Inglis, y visitada un año más tarde por el famoso bardo Robert Burns (se puede ver incluso la carta que le envió al propietario en agradecimiento, ya que está enmarcada y cuelga de una de las paredes); y el KingsClub, un spa de lujo perfecto para relajarte y disfrutar de la vida slow… Una pena que no tuviera tiempo para probar sus tratamientos. Lo cual quiere decir que… tendré que volver! ;)

Desde el primer momento de mi llegada, todo el mundo fue tan encantador, educado y familiar que me sentí como en casa. Y algunas sorpresas esperaban en mi habitación, que estaba en el estiloso Kingsclub and Spa, la última incorporación al hotel. La habitación era preciosa y me dio la bienvenida con un mensaje muy cálido de los managers del Kingsmills y varios bocados deliciosos y muy escoceses: tablet, shortbread y un cupcake (junto con una botella de prosecco). La cama era más cómoda imposible y había incluso un despertador en el que podía conectar mi ipod.

Testing my awesome bed for the night at the Kingsmills Hotel

Probando mi cama en el Kingsmills Hotel

A cup of prosecco to celebrate Scotland in style

Una copa de prosecco para brindar por Escocia

Welcome treats at the Kingsmills Hotel in Inverness

Dulces de bienvenida en el Hotel Kingsmills

Early morning from my balcony at the Kingsmills Hotel

El amanecer desde mi balcón

Aparte de por su historia y grandes instalaciones, el Hotel Kingsmills es conocido por su  fabulosa cocina local y de temporada. El mejor hotel de Inverness tiene dos restaurantes: Inglis y The Conservatory. Disfruté de una de las mejores cenas que nunca he comido en Escocia en el Conservatory: rico y fresco carpaccio de salmón marinado con limón, una hamburguesa buenísima y el mejor bizcocho de chocolate caliente del mundo. Miro las fotos y se me hace la boca agua todavía hoy.

Dinner at the Kingsmills Hotel

Cena en el Hotel Kingsmills

Burger at the Kingsmills Hotel

Hamburguesa de ternera de Angus para cenar

Chocolate sponge cake

Bizcocho de chocolate con helado de vainilla

Restaurante The Conservatory

Restaurante The Conservatory

Y ya que hablamos de comida en el Hotel Kingsmills, el desayuno es de campeonato. La selección de comida no tiene fin: desde fruta a platos calientes como el porridge, los huevos o la salchicha; diferentes tipos de cereales, tostadas, mermeladas y muchos zumos diferentes. La manera perfecta de empezar un día en las Highlands. No sé cuando volveré a Inverness pero, cuando vuelva, ya sé dónde voy a quedarme. 

Muffins for breakfast

Muffins para desayunar

Información útil sobre el Hotel Kingsmills de Inverness:

Aunque mi estancia en el Hotel Kingsmills es parte de una colaboración con el hotel todas las opiniones expresadas en este post son sólo mías y totalmente honestas. 

The Kingsmills, the best hotel in Inverness

The city of Inverness is a little gem in the Highlands and I always find a good reason to go back. It is easily explored in one day but on my last visit I was there only for the night, since I was bound north to Orkney. From the moment I knew my  final destination, I decided it would be a good idea to spend a few hours at one of the most vibrant spots in the Highlands in Scotland. And the magnificent Kingsmills Hotel was the place to be.

Perfectly located near a golf course just 1 mile away from the city centre, the Kingsmills Hotel was chosen the Best Hotel in the Highlands and Islands in 2012. After having stayed there I can see clearly why.

The magnificient Kingsmills Hotel in Inverness, Scotland

The magnificient Kingsmills Hotel

Interior of the Kingsmills Hotel in InvernessInterior of the Kingsmills Hotel in Inverness

Interior of the Kingsmills Hotel in Inverness

Kingsmills Bar and Lounge

Kingsmills Bar and Lounge

This is a place where history, tradition, comfort and luxury come together. The Kingsmills Hotel is a luxury four-star resort with Spa and Leisure Facilities set within 4 acres of manicured grounds and views over the neighbouring golf course. The hotel takes its name from a meal mill which stood in its grounds until the 1950s and has got two buildings: the elegant historic mansion house, built in 1786 for William Inglis, and visited one year later by the famous bard Robert Burns (you can even see the letter he sent the owner, as it is framed and hanging from one of the walls); and the KingsClub, a luxury spa perfect to relax and enjoy the slow life… Shame I didn’t have time to try their treatments. Which means… I will have to go back.

From the very moment I arrived, everybody was so polite, nice and charming that I felt at home. And a few surprises awaited in my room, which was in the classy and hip Kingsclub and Spa, the last addition to the hotel. The room was stunning and I was greeted by a very nice message from the managers of the Kingsmills and some yummy and very Scottish treats: tablet, shortbread and a cupcake (together with a prosecco bottle). The bed was as comfy as you can get and there was even an alarm clock where I could play my own ipod.

Testing my awesome bed for the night at the Kingsmills Hotel

Testing my awesome bed for the night at the Kingsmills Hotel

A cup of prosecco to celebrate Scotland in style

A cup of prosecco to celebrate Scotland in style

Welcome treats at the Kingsmills Hotel in Inverness

Welcome treats at the Kingsmills Hotel in Inverness

Early morning from my balcony at the Kingsmills Hotel

Early morning from my balcony at the Kingsmills Hotel

Apart from its history and great facilities, the Kingsmills Hotel is well-known for its superb local and seasonal cuisine. The best hotel in Inverness gives you a choice of two restaurants: Inglis and The Conservatory. I had one of the tastiest dinners I have had in Scotland at the Conservatory: yummy and fresh salmon carpaccio marinated with lemon, a really awesome burger and the best chocolate cake ever. I look at the pictures and my mouth waters.

Dinner at the Kingsmills Hotel

Dinner at the Kingsmills Hotel

Burger at the Kingsmills Hotel

Burger for dinner

Chocolate sponge cake

Chocolate sponge cake

The Conservatory restaurant at the Kingsmills Hotel

The Conservatory restaurant at the Kingsmills Hotel

Talking about food at the Kingsmills Hotel, breakfast is awesome. The selection of food is endless: from fruit to warm dishes like porridge, eggs or sausage; different kinds of cereal, toast and quite a choice of juices. Just the perfect way to start any day in the Highlands. I do not know when will I go back to Inverness but, whenever I do, I already know where I will stay.

Muffins for breakfast

Muffins for breakfast

 

Useful information about the Kingsmills Hotel

  • Website of the Kingsmills Hotel in Inverness
  • Address: Culcabock Road, Inverness IV2 3LP, Scotland
  • Phone: +44 (0) 1463 237 166

Although my stay at The Kingsmills Hotel is part of a collaboration with the hotel all the opinions expressed in this post are my own and totally honest. 

Este post tiene una versión en castellano

Visita a la capilla de Rosslyn en Escocia

La capilla de Rosslyn es quizás uno de los lugares más fascinantes de Escocia. Rodeada de misterios, leyendas y una larga historia es de visita obligada. Vinculada al Santo Grial, a los templarios, a los masones e incluso a los avistamientos de ovnis es una pequeña joya a los pies de las Pentland Hills y el éxito de la novela y la película El Código Da Vinci no ha hecho más que acrecentar su fama.

Sigue leyendo

Las mejores vistas de los puentes sobre el Firth of Forth en Edimburgo

En Escocia no todo es verde o medieval. Una de las cosas que más me llaman la atención cada vez que vuelvo son los puentes que, por ferrocarril o en coche, permiten salvar la distancia entre Edimburgo y la zona de Fife cruzando el estuario del río Forth, el famoso “Firth of Forth”.

Sigue leyendo

Crail, el pueblo más bonito de la costa de Fife en Escocia

En Crail todos los caminos llevan al mar y, en concreto, a uno de los puertos de pescadores más bonitos de toda Escocia. Como que ya había estado en Saint Andrews varias veces, el pasado mes de diciembre me apetecía explorar algunos de los famosos pueblos pesqueros de la costa de FifeNos levantamos pronto, nos pusimos en marcha y nos perdimos gracias al GPS, que nos hizo tardar casi 3 horas en hacer 20 quilómetros por caminos de campo… Finalmente, conseguimos llegar a Crail. Eso sí, a partir de ese momento apagamos el GPS y decidimos guiarnos por las señales de tráfico, mucho más fiables (al menos en Escocia).

Sigue leyendo