Archivo de la etiqueta: taberna

Cónde comer (y beber) en Viena

Aunque siempre es buen momento para visitar Viena, quizás en estas fechas la ciudad adquiere un aire mucho más especial. Los mercados de Navidad, las decoraciones que convierten las calles en una gran sala de baile... Y como soy una ferviente creyente que el viajar y visitar no está reñido con el buen comer, en este post os dejo una selección de los mejores restaurantes de Viena, ideales para desayunar, comer o cenar. La selección es totalmente personal e influenciada un poco por mi amiga vienesa, que es la que siempre que voy me lleva a alguno de estos rincones donde la comida es buena, auténtica y asequible ;)

¿Dónde desayunar en Viena?

  • Palmenhaus: es una cafetería/bar/restaurante situado en un invernadero Art Déco. Rodeado de plantas y vegetación tropical, sus desayunos son de campeonato y el lugar es ideal para resguardarse del frío en pleno centro de Viena (está pegado al palacio del Hofburg).
Exterior de Palmenhaus

Exterior del restaurante/cafetería Palmenhaus, Viena

Desayuno ligero en Palmenhaus, Viena

Desayuno ligero en Palmenhaus, Viena

Logo de Palmenhaus

Logo del restaurante Palmenhaus de Viena

He desayunado allí 2 veces y siempre he salido encantada… Eso sí, la carta para comer y cenar promete muchísimo… y abren hasta la medianoche, convirtiéndolo en ideal para tomar una copa en un lugar único en Viena y disfrutar de las sesiones de DJ que programan los fines de semana.

  • Kunsthallencafe am Karlsplatzcon un diseño impecable, por estar vinculado a un museo de arte moderno, es también una propuesta perfecta para cualquier hora del día. Siempre he ido a desayunar y su carta es magnífica, variada y muy saludable (y perfecta para todos los bolsillos).
Exterior del Kunsthallencafe, Viena

Exterior del Kunsthallencafe, Viena

Desayuno en Kunsthallencafe, Viena

Desayuno en Kunsthallencafe, Viena

Desayuno en Kunsthallencafe, Viena

Desayuno en Kunsthallencafe, Viena

Su terracita es ideal en verano. Mientras que en invierno su diseño acristalado es como un enorme rectángulo del luz casi enfrente de la popular Karlsplatz, sede de la iglesia barroca Karlskirche. Combinan la gastronomía con el arte contemporáneo… y por las noches de fin de semana suele haber sesiones de DJ ;)

¿Dónde merendar en Viena?

Dejando de lado los maravillosos cafés de Viena (que se merecen un post aparte), quiero dedicar una mención especial a un bar/cafetería/restaurante a orillas del Canal del Danubio que descubrí este verano.

  • Motto am Fluss: decir que el diseño está cuidado al detalle sería quedarme corta. El sitio evoca la forma de un barco atracado junto al río... aunque no lo es. Todo de cristal y con una amplia terraza con tumbonas con vistas al Danubio que imita la cubierta es estupendo para cualquier ocasión. El verano pasado Isabella y yo nos tomamos un refresco allí… pero tengo entendido que abren hasta altas horas de la noche y que ponen música. Es uno de los sitios más in de Viena.
Motto am Fluss, Viena

Motto am Fluss, Viena

Tomando un apfel gespritz con Isabella en Motto am Fluss

Tomando un apfel gespritz con Isabella en Motto am Fluss

¿Dónde comer en Viena?

  • Zum Bettelstudent: situado muy cerca del precioso parque StadtPark, el restaurante Zum Bettelstudent es una opción ideal para probar la consistente gastronomía austríaca en el centro de Viena. A precios muy interesantes, el lugar es muy frecuentado por jóvenes vieneses… y con motivo.
Restaurante Zum Bettelstudent, Viena

Exterior del restaurante Zum Bettelstudent, Viena

Interior del restaurante Zum Bettelstudent

Interior del restaurante Zum Bettelstudent

Logo de Zum Bettelstudent

Logo de Zum Bettelstudent

Las raciones son enormes, así que cuidado con pedir el plato grande… porque a lo mejor no podéis acabarlo.

  • Bierreither: perfecto para comer y probar la gastronomía austríaca. El Bierreither está al lado de Schwarzenbergplatz, muy cerca de Karlsplatz, y tienen una selección de cervezas espectacular… Pero si queréis algo más light, tenéis que probar el refresco nacional de Austria, el Almdudler. Nosotras comimos algo light, unas tostadas típicas, pero la carta es muy completa, y los precios perfectamente asequibles (además, las raciones son muy grandes). 
Waldviertler Toast - tostada con jamón, tomate y queso

Waldviertler Toast – tostada con jamón, tomate y queso

Almdudler, el refresco nacional de Austria

Almdudler, el refresco nacional de Austria

Steirisches Verhackert - Tostada con carne picada

Steirisches Verhackert – Tostada con carne picada

Gastronomía austríaca en los Heurigen de Viena

Mención aparte merecen los heurigen, que son unos locales tradicionales en los que se sirve el vino que producen sus patrones (que suelen ser viticultores) y sirven gastronomía típica austríaca. En Viena la mayoría de los heurigen están en los barrios periféricos, cerca de las montañas de Kahlenberg y Leopoldsberg, como por ejemplo Grinzing y Neustift. Aunque lo ideal es ir en coche, están muy bien comunicados con el transporte público, así que no hay excusa para no ir.

Los heurigen son ideales para empaparse de la cultura tradicional austríaca, comer bien (y a buen precio), catar vinos riquísimos y disfrutar de música típica… Aunque su público suele ser gente mayor, son de visita (y degustación) imprescindible.

He probado estos dos y ambos son altamente recomendables ;)

  • Heuriger Martin Sepp: Situado en Grinzing, es ideal… Sus vinos blancos una delicia, y su selección gastronómica no defrauda… Ideal para ponerse las botas!
Heuriger Martin Sepp en Grinzing, Viena

Heuriger Martin Sepp en Grinzing, Viena

Wiener Schnitzel en el heuriger Martin Sepp de Grinzing, Viena

Wiener Schnitzel en el heuriger Martin Sepp de Grinzing, Viena

Palastchinken en el heuriger Martin Sepp de Grizing, Viena

Y de postre Palastchinken en el heuriger Martin Sepp de Grizing, Viena

  •  Heuriger Das SchreiberhausUbicado en Neustift, su buena reputación le precede. Y todo lo que probamos estaba a la altura de nuestras expectativas.
Heuriger Das Schreiberhaus en Neustift, Viena

Exterior del heuriger Das Schreiberhaus en Neustift, Viena

Schweinsbraten en el heuriger Das Schreiberhaus de Neustift, Viena

Schweinsbraten en el heuriger Das Schreiberhaus de Neustift, Viena

Postre en el heuriger Das Schreiberhaus

Postre en el heuriger Das Schreiberhaus, Viena

Espero haberos abierto un poquito el hambre… ;)

Dónde comer en Berlín (y qué comer)

Mi primera visita a Berlín da para mucho y fue muy intensa, pero si hay algo que me gustaría destacar es lo bien que comí. Los desayunos los hicimos en el apartamento en el barrio de Wedding el que nos alojamos. Nuestros huéspedes, Bianca y Ty siempre nos dejaban algo preparado antes de irse a trabajar… así que cuando salíamos a la calle ya no teníamos hambre. Aún así, tanta caminata acaba abriendo el apetito y a la hora de comer o de cenar estaba más que dispuesta a catar gastronomía típica berlinesa y a descubrir restaurantes únicos y llenos de historia. Y es que aunque sólo estuvimos un fin de semana, probar los sabores de la ciudad fue genial.

¿Preparados? Ahí van mis recomendaciones ;)

Currywurst en Berliner Republik

Currywurst en la beerhouse Berliner Republik

  • Taberna Berliner Republik. La descubrí gracias a una guía de viajes sobre el Berlín del Tercer Reich y estuvo genial. Era el primer día y me apetecía catar las famosas salchichas berlinesas aderezadas con curry y la receta de esta taberna tradicional es deliciosa. Te las sirven o bien con ensalada de patatas, con patatas al horno o con patatas fritas (¡viva la variedad patatera!) y me hubiera comido 2 o 3 raciones… de no ser porque con una me llené de sobras. El restaurante está en el barrio de Mitte, justo al lado del río Spree y cuando hace bueno tienen terracita con vistas. Cuando estuve hacía frío y viento, así que comí dentro para no morir por congelación. Tienen una grandísima variedad de cervezas y sus precios se regulan como si fuera la bolsa. Es realmente curioso y el ambiente es muy típico y poco guiri (al menos hace un par de meses).
Currywurst en Berliner Republik

Currywurst en Berliner Republik

Biergarten del restaurante Prater Garten

Biergarten del restaurante Prater Garten

  • Prater Garten: Con una historia que se remonta a principios del siglo XIX es un lugar único. Por un lado teatro/cabaret con los años la parte gastronómica se ha apoderado del espacio. Fuimos a comer el domingo (seguía haciendo mucho frío, así que nada de biergarten) por recomendación de un amigo y porque está en el barrio bohemio de Prenzlauer Berg, a dos pasos literalmente del Mauerpark y de su ecléctico mercadillo. Aunque el restaurante es algo más caro que el biergarten, valió la pena para poder resguardarnos del viento y del cielo plomizo y, además, comimos genial. Sus platos mezclan la tradición con la modernidad y están deliciosos.
Ensalada de pollo con naranja en Prater Garten

Ensalada de pollo con naranja en Prater Garten comida gastronomía Berlín

La imagen testimonia lo enorme de las raciones…

Carne en salsa con dumplings en Prater Garten

Carne en salsa con dumplings en Prater Garten

Ah, y allí descubrí una bebida curiosa que no había visto nunca por estos lares… y de la que el mismo amigo que me recomendó el restaurante me había hablado: Bionade. Es una especie de refresco orgánico hecho con hierbas o frutas y tiene bastante variedad. Me gustó… y mucho ;)

Probando la Bionade en Prater Garten, Berlín

Probando la Bionade en Prater Garten, Berlín

Ah, y si vais, fijaos en los carteles de los baños, ¡son monísmos!

Cartel del baño en el restaurante Prater Garten, Berlín

Cartel del baño en el restaurante Prater Garten, Berlín

En verano su biergarten promete mucho y el ambiente es genial.

Clarchens Ballhaus

Biergarten del restaurente Clarchens Ballhaus

  • Clarchens Ballhaus es uno de los restaurantes más especiales donde he estado y está en pleno Mitte. Con su ambiente decadente de salón de baile de principios del siglo XX y su cocina típica y abundante, el sitio es un hervidero de actividades. Entre platos tradicionales como el schnitzel o el frikadellen se celebran noches de swing al estilo años 30, conciertos y veladas de tango. El restaurante tiene dos espacios: el de arriba, más elegante con lámparas de araña y una decoración más sofisticada; y el de abajo, más popular. Los precios son populares, la comida rica y abundante y el servicio muy bueno. Eso sí, no os sorprendáis si hay bastante gente mayor mezclada con mucha gente joven. El ambiente es único y contribuye aún más si cabe al encanto del lugar. El sitio es un clásico que ha sobrevivido al Reich, la II Guerra Mundial (las huellas que dejó una bomba son todavía visibles en el biergarten) y a la modernidad. Definitivamente, mi restaurante preferido de Berlín.
A punto para una sesión de jazz en Clarchens Ballhaus

A punto para una sesión de jazz en Clarchens Ballhaus

Escalera vintage en Clarchens Ballhaus, Berlín

Escalera vintage en Clarchens Ballhaus, Berlín

Restaurante Clarchens Ballhaus, Berlín

Restaurante Clarchens Ballhaus, Berlín

Cena en Clarchens Ballhaus, Berlín

Cena en Clarchens Ballhaus, Berlín

Último tip gastronómico para Berlín: aunque pueda parecer que sólo comimos a nuestras horas, esto se aleja un poco de la realidad… Por todas partes hay puestos de comida callejera (de pretzels a salchichas de todo tipo, pasando por platos de todo el mundo para llevar) y paramos varias veces a catarla… En la capital germana nunca os quedaréis con hambre… y si os quedáis el remedio suele estar a la vuelta de la esquina, en la estación de metro o de tren, en medio de un parque… Comer en la calle nunca fue tan fácil, tan barato ni tan rico.

Así que disfrutad mucho y dejad que vuestras papilas gustativas se vuelvan un poco locas ;)