Qué ver y hacer en un día en Stirling

Situada a medio camino entre Glasgow y Edimburgo, Stirling es una pequeña población edificada sobre las faldas de la colina sobre la que hace más de 600 años se construyó el Castillo de Stirling. Es el lugar ideal para adentrarse en las Highlands o Tierras Altas, una buena excursión de un día desde Edimburgo o Glasgow. Y un buen punto de partida para cualquier ruta por Escocia más allá del encanto la fortaleza y palacio medieval… Descubre las 13 cosas que deberías ver y hacer en Stirling.

Artículo actualizado el 22 de septiembre de 2015

Stirling es uno de los rincones más bonitos de Escocia, al menos para mi. Le tengo un gran afecto porque estudié varios meses en su universidad y los recuerdos de esa época de mi vida son buenísimos. A lo largo de los años he vuelto una y otra vez, así que confía en mi y descubre qué deberías visitar en Stirling en un día.

Stirling

Stirling y el monumento a William Wallace vistos desde el Castillo de Stirling

Por su ubicación estratégica junto al río Forth y a la puerta de las Tierras Altas, Stirling ha jugado un papel muy destacado en la historia de Escocia a lo largo de los siglos. Esta villa real, tan parecida en su estructura a Edimburgo, es encantadora todavía hoy y conserva buena parte de la magia de tiempos pasados. Hoy reconvertida en ciudad universitaria, tiene un poco de todo y es un buen lugar para hacer un alto en el camino. Hay mucho por ver, así que si no sabes por dónde empezar, aquí van mis rincones favoritos de Stirling, perfectos para una excursión de un día.

 

13 cosas que ver y hacer en Stirling en un día

Vale, quizás no te va a dar tiempo de hacerlo todo… ¡pero al menos tienes para elegir!

 

1. Explorar el Castillo de Stirling

En mi humilde opinión, lo ideal es empezar la visita a Stirling por el castillo. Es el punto más alto de la ciudad y las vistas tanto desde la explanada como desde sus murallas son espectaculares. Esta maravilla medieval es una verdadera joya y vale muchísimo la pena, tanto que es una de esas cosas que deberías ver sí o sí, aunque sea por fuera. De hecho, si estás dudando entre el castillo de Edimburgo y el de Stirling, este suele estar menos transitado y es más bonito (además de algo más barato). Aquí podrás adentrarte en el antiguo palacio renacentista donde vivieron buena parte de los reyes de Escocia, sentir el peso de la historia en su capilla y alucinar con su majestuoso gran salón.

Las entradas tienen un precio de 14,50£ por adulto. No te pierdas mi artículo sobre el Castillo de Stirling y descubre todo lo que deberías ver y hacer cuando lo visites.

Castillo de Stirling

Estatua del rey Robert the Bruce en el castillo de Stirling

 

2. Descubrir el renacimiento escocés en Argyll’s Lodging

Una vez visto el castillo, la ruta es sencilla: bajar hasta el centro del municipio por la calle principal. Eso sí, imprescindible adentrarse en Argyll’s Lodging (entrada incluida con la del castillo y perfecto ejemplo de cómo vivía la nobleza local en los tiempos de Mary Queen of Scots). Si tienes tiempo y te gusta la historia, haz alguno de los tours guiados que te pasean por las suntuosas habitaciones de esta residencia del siglo XVII. Está al bajar de las escaleras del castillo, así que no tiene pérdida.

 

3. Cementerio de Stirling, la Iglesia de la Holy Rude y Mar’s Wark

El cementerio de Stirling es uno de los más hermosos que he visto nunca. Su ubicación en lo alto de la ciudad, rodeando el promontorio sobre el que se alza el castillo, es privilegiada y disfruta de un panorama de las montañas circundantes sin igual. Las tumbas en Stirling van de lo medieval hasta principios de siglo. Hay lápidas preciosas y algunas esculturas funerarias de una belleza sobrecogedora. Y también hay tumbas curiosas, como una con forma de pirámide enorme en la que reposa un masón convencido.

Cementerio de Stirling

Ya que estás, si está abierta entra en la Iglesia de la Holy Rude de Stirling. Las tumbas del camposanto local la rodean con ceremonia y su torre del siglo XVI se divisa desde gran parte de la ciudad. Es el segundo edificio más antiguo de Stirling y una de las tres iglesias en todo el Reino Unido todavía en uso en la que se ha coronado un monarca, después de la Abadía de Westminster, ya que aquí fue proclamado rey el heredero de la reina Mary Queen of Scots.

Iglesia de la Holy Rude en Stirling

A las puertas del cementerio y de la iglesia, en la calle que comunica el castillo con el centro de Stirling, detente un momento para admirar la ruina de Mar’s Wark, la fachada de una casa del siglo XVI que nunca se llegó a completar. Lo único que queda de la elegante residencia es su parte delantera y algunas de las celdas del sótano.

Mar's Wark

Muy cerca está Cowane’s Hospital, un asilo para pobres del siglo XVII que lamentablemente en verano de 2015 cerró al público. Su arquitectura es fascinante y no te tomará mucho tiempo.

Cowane Hospital en Stirling

 

4. Visitar la Antigua Cárcel de Stirling

La Old Town Jail de Stirling es una experiencia interesante. En cualquiera de los tours que organizan te sentirás… bueno, como si fueras uno de sus prisioneros en el siglo XIX. Después de su cierre como atracción turística en 2012, desde el verano de 2015 vuelve a ofrecer visitas, eso sí, de momento únicamente durante los meses de julio, agosto y septiembre. Si tienes la suerte de poder visitarla, sube hasta su torre de observación y admira las vistas a tus pies. Las entradas tienen precios a partir de 5£.

 

5. Pasear por el centro histórico de Stirling

En pocos minutos a pie, empiezan las casas de estilo Tudor, elegantes placitas, la antigua plaza del mercado con la Mercat Cross coronada por un unicornio y, frente a ella, el singular edificio del Tolbooth. Antaño casa señorial, ayuntamiento, cárcel, juzgado y parlamento, reabrió sus puertas en 2002 para convertirse en una de las mejores salas de conciertos de toda Escocia.

Muy cerca podrás ver parte de las antiguas murallas que un día rodearon toda la villa de Stirling, junto al actual ayuntamiento.

 

6. The Stirling Smith Art Gallery and Museum

A la sombra del castillo, esta pequeña galería de arte y museo propone un paseo por la historia de Stirling. Si vas con niños y te sobra el tiempo (o si llueve) es un buen plan. Si no, no hace falta que te dejes caer por aquí.

 

7. Mirar escaparates en las galerías comerciales Stirling Arcade

Una de las cinco únicas galerías victorianas de Escocia, este rincón tranquilo es ideal para ir de compras y también para pensar cómo debió ser en su momento de esplendor. Construida en 1882, the Stirling Arcade sobrevivió a la decadencia de después de la II Guerra Mundial y hoy, restaurada, hace las delicias de cualquiera en busca de un bocado, un refresco o algún recuerdo original. Mira hacia el cielo y alucina con el precioso techo de cristal que inunda de luz el espacio.

 

8. Cruzar el famoso puente de Stirling

Es sencillísimo plantarse en el Puente de Stirling, una maravilla de piedra que sustituye al que William Wallace usó estratégicamente para derrotar a los ingleses el 11 de septiembre de 1297. Icono de la ciudad, lugar de paso y rincón de lo más fotogénico, no deberías perdértelo por nada.

Puente de Stirling

Puente de Stirling

 

9. Admirar las vistas desde el Monumento a William Wallace

Siguiendo por Causewayhead Road nos plantamos en el monumento a William Wallace. Esta enorme torre victoriana ofrece unas fantásticas vistas (desde lo alto de la torre pero también desde el mirador que hay en su base), charlas históricas gratis al aire libre en verano y acoge la que se supone que es la espada original del mismísimo William Wallace. Si compras la entrada hay un minibus que te lleva hasta la cima de la colina… pero si no quieres pagar por subir los tropecientos escalones de la torre siempre puedes subir la montañita a pie y conformarte con el panorama, que no está nada mal.

La entrada al Monumento a William Wallace en Stirling cuesta 9,50£.

William Wallace Monument

La cúpula del monumento a William Wallace sobresaliendo entre los árboles

Vistas desde el monumento a William Wallace

Si tanto andar te da hambre (o sed) pásate por el pub The Wallace, que está muy cerca y tiene sesiones de música en directo bastante a menudo.

 

10. Visitar el verdísimo campus de la Universidad de Stirling

No sólo porque yo estudiara allí unos cuantos meses, pero el campus de la Universidad de Stirling es precioso. Con su lago, sus patos, el castillo de Airthrey, el campo de golf… Un buen lugar para un paseo y un picnic. Está casi a los pies del Monumento a William Wallace, así que no tendrás casi ni que desviarte.

Campus de la Universidad de Stirling Campus de la Universidad de Stirling

 

11. Tomar lecciones de historia en el Campo de Batalla de Bannockburn

Stirling da mucho de si, pero si te sobra el tiempo, el campo de batalla de Bannockburn ofrece una experiencia trepidante e interactiva a una de las batallas más importantes de la historia de Escocia. Una vez hayas visto y tocado todo lo que hay en el centro de visitantes sal al verde prado en el que ingleses y escoceses se batieron y que hoy corona la estatua de Robert The Bruce, uno de los reyes más venerados de Escocia.

Robert The Bruce en Bannockburn

Estatua del rey Robert The Bruce en Bannockburn

Campo de batalla de Bannockburn en Stirling

Campo de batalla de Bannockburn en Stirling

 

12. Dejar volar la imaginación en las ruinas de la Abadía de Cambuskenneth

Situada casi en un meandro del río Forth, en una zona plana entre el centro de Stirling y el monumento a William Wallace, la Abadía de Cambuskenneth es mi rincón favorito de esta ciudad. Un verdadero remanso de paz y tranquilidad, las ruinas de este antiguo edificio religioso conservan intacta la torre principal, que sobrevivió a la reforma protestante. El resto es una sombra de la que fue una de las abadías más importantes de toda Escocia en la que hoy siguen descansando el rey James III y su esposa la reina Margarita de Dinamarca.

Suele estar abierta siempre y es gratis. Al estar algo alejada del centro, a menudo tu única compañía en la abadía de Cambuskenneth serán las vacas que pastan a sus anchas en este paraje.

Abadía de Cambuskenneth en Stirling

 

13. Subir hasta la cima de Dumyat

Con sus 418 metros de altura, el pico de Dumyat no es precisamente imponente. Sin embargo, ahí está, embrujándote con su presencia, llamándote y esperando que lo corones y contemples la región a tus pies. Las vistas son soberbias en un día claro, la ruta es sencilla y la completarás en unas 2 horas. Si te has llevado unas botas y te apetece algo de aire puro, ni lo dudes. En la página web de Walkhighlands tienes toda la información.

Pico de Dumyat desde el campus de la Universidad de Stirling

 

Si después de leer esto todavía hay quien te dice que en Stirling no hay nada que hacer, dile que se equivoca. Esta pequeña ciudad en el corazón de Escocia es deliciosamente encantadora y tiene lugares y rincones que te quitarán el aliento.

 

Dónde comer en Stirling

En todo Stirling hay muchísimos bares, restaurantes y cafeterías… pero si tuviera que elegir mi favorito me quedaría, con los ojos cerrados, con The Portcullis. Casi a las puertas del Castillo de Stirling y junto al cementerio, esta antigua escuela es hoy un pequeño hotel con el mejor pub de la ciudad en la planta baja. No te esperes grandes florituras. Es comida sencilla pero también reconfortante. En un día frío no hay nada como entrar en calor sentado en uno de sus bancos mientras te tomas una taza de chocolate caliente.

The Portcullis en Stirling

 

MAPA DE MI RUTA DE 1 DÍA EN STIRLING: TODO LO QUE DEBERÍAS VER

 

Cómo llegar a Stirling

Cómo llegar a Stirling en transporte público

– En tren: Scotrail tiene trenes bastante frecuentes entre la estación de tren de Waverley y Stirling. El trayecto tarda unos 50 minutos y el billete de ida y vuelta puede costar a partir de 9’40£. Puedes consultar horarios y precios en la página web de Scotrail.

– En autobús: el bus 909 de Scottish Citylink comunica Edimburgo con Stirling (y viceversa) en un poco más de 1 hora. Puedes consultar horarios y precios en la página web de Scottish Citylink. Aunque los precios de los billetes de autobús de Edimburgo a Stirling puede variar, los puedes encontrar a partir de 11£.

Cómo llegar a Stirling en coche

Hay unos 55 minutos entre el centro de Edimburgo y Stirling. Tienes varias opciones y carreteras, pero lo más rápido y cómodo es tomar o la M9 o la A90 y luego la M9. La carretera, como todas en Escocia, es gratis.

 

Y el próximo día más: Glasgow en 6 horas  (difícil, pero posible)

 

¿Has estado en Stirling? Si conoces algún rincón bonito, déjame un comentario y lo añadiré al artículo.

 

Si estás planeando un viaje por Escocia no te pierdas esta Ruta de 11 días por Escocia en coche

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

27 pensamientos en “Qué ver y hacer en un día en Stirling

  1. lencm

    Nena… eres como un libro de historia, pero en versión divertida! Envidio tu capacidad de visitar tantos sitios en tan poco tiempo 🙂

    Responder
    1. missmadaboutravel Autor

      Muchas gracias! Estoy dando mis primeros pasos, pero si hay un país que conozco como la palma de mi mano es Escocia, sin lugar a dudas. Me tiene enamorada… así que si necesitas algo, sólo tienes que preguntar! Un saludo

      Responder
  2. estil

    Qué pasada Escocia, me encantaría ir!! Mi película sin duda Braveheart y desde que la ví quiero ir! Tiene que tener unos paisajes impresionantes, qué bonito y cuanta historia!!

    Besos!!!

    Responder
    1. missmadaboutravel Autor

      Escocia es una maravilla… No te la acabas nunca… eso sí, mejor en verano, cuando los días son eternos!!! Si algun dia te decides y necesitas algun tip, ya sabes 😉 Besos!!!

      Responder
  3. Pingback: Mad About Scotland: Ruta por Escocia de once días « madaboutravel

  4. Pingback: Mad About Scotland: naturaleza e historia en Dollar Glen y Castle Campbell « madaboutravel

  5. Pingback: Mad About Scotland: naturaleza e historia en Dollar Glen y Castle Campbell « madaboutravel

  6. Pingback: Mad About Scotland: naturaleza e historia en Dollar Glen y Castle Campbell | Madaboutravel

  7. Pingback: Ruta de once días por Escocia | Madaboutravel

  8. Pingback: El whisky, el agua que da vida a Escocia | Madaboutravel

  9. Pingback: Visita al Palacio de Falkland y la pista de tenis más antigua del mundo | Madaboutravel

  10. Bego

    Escocia es preciosa, pero cuando vives aqui la aburres mucho y pronto, una pena porque hay mil lugares que visitar, y verano aqui solo tiene 3 semanas, aunque los dias son largos, no deja de hacer mal tiempo. No puede decirse que haga verano. Luego en invierno, o por decir el resto del año no hay quién se acerca, tres meses seguidos lloviendo todos los dias y haciendo un frío que pela quitan las ganas a todos, y cuando ya solo hay 5-6 horas de luz… Mal vamos, pero bueno tu blog me encanta, mañana vamos a visitar stirling aunque llueva o truene y lo haremos siguiendo pasos, ciudad con encanto que no hay que perderse.
    Eso si a Escocia de visita, para vivir hay que ser Escocés del todo. 🙂

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Hola Bego! Disfruta muchísimo de Stirling 😉 Esta pequeña ciudad es, de hecho, mi motivo para volver a vivir aquí. Mis 9 meses de Erasmus fueron más que suficiente para enamorarme y volver una y otra vez durante casi una década (en verano, invierno, otoño y primavera). La verdad es que el tiempo no es el mejor del mundo, pero el país es increíble y a mi me compensa de sobras. Quizás ayuda que mi vida en Escocia es mucho más intensa (tengo más tiempo para mi, un trabajo mejor), así que el tiempo y las pocas horas de luz me dan igual. Este país me hace feliz. Y, como bien, dices, la actitud correcta es salir a hacer cosas aunque haga mal tiempo.

      Un abrazo

      PS: Después de 10 años yendo y viniendo… a mi no me importaría nada quedarme aquí una larguísima temporada 😉 ¿Será que mi alma es medio escocesa?

      Responder
  11. Juaco

    La noche que pasé en Stirling entré en Settle inn. Dice; estar abierto desde 1737(si mal no recuerdo), Cerveza artesana y (al menos el miércoles que estuve) música folk en directo. Eso es lo que me gustó. Un grupo de gente (sobretodo mayor) tocando flautas, guitarras violines, cantando… En un ambiente espontáneo. Fue singular.
    A la vuelta por baker street, en el número 2, sonaba una banda tocando “the smile in your face” que salía en la B.S.O de Notting hill. Al entrar fue una sorpresa de jam session. Estuve tentado por coger el micro en alguna.. Pero ya les llueve bastante por aquí.
    Yo los recomiendo, por música en directo.

    Responder
  12. Aran

    Muchas gracias por todos tus posts! Me voy unos dias por el Loch Lomond y después por skye y me estàn siendo muy útiles! 🙂

    Responder
    1. Patricia Autor

      Muchas gracias a ti por tu comentario Aran! Me alegro un montón de que mi blog te parezca útil 🙂 Un abrazo y disfruta muchísimo del Loch Lomond y de Skye… y si necesitas algo, mándame un correo a hola @ madaboutravel.com

      Responder
  13. Yeraki

    Hola patricia! me ha gustado mucho este post y se ve que conoces bien Escocia. Mi mujer y yo tenemos pensado viajar a Escocia 14 días el mes que viene y la verdad son tantas cosas que hay ¡que no sé cómo empezar! Llegamos a Edinburgo y salimos de ahí. ¿Podrías dejarnos alguna sugerencia? Te lo agradeceríamos mucho. Saludos Yeray

    Responder
    1. Patricia Autor

      Hola Yeraki! Muchas gracias por tus palabras 🙂 Escocia me apasiona… quizás por eso vivo aquí. Como que vais a estar bastantes días os va a dar tiempo de ver muchísimas cosas. Por ejemplo, te dejo mi ruta de 11 días por Escocia http://madaboutravel.com/2011/09/08/ruta-once-dias-en-escocia/ Y luego puedes ir añadiendo días y cositas extra como quizás una visita a la Isla de Arran, un día para visitar la Capilla de Rosslyn, una escapada a las Tierras Bajas… Mándame un correo a hola @ madaboutravel.com si necesitas cualquier cosa.

      Feliz viaje!

      Responder
  14. Carmen Huamaní García

    Hola Patricia, Felicitaciones por lo que describes sobre Stirling yo estuve el año pasado a través de un tour pero tuve la sensación de que me faltó explorar más esta parte.Me has emocionado con todo lo que has puesto narrativa, fotos, recomendaciones.Y sé que volveré pronto.Saludos desde Lima-Perú

    Responder
    1. Patricia Autor

      Muchísimas gracias por tus palabras Carmen. Me hace muchísima ilusión que te haya gustado el artículo… y que hayas recordado con cariño tu tiempo en Stirling. Ojalá puedas volver pronto. Un saludo

      Responder
      1. xandra8875@gmail.com

        Hola!en Julio hacemos un viaje a Escocia, queremos ir al monumento de William Wallace, desde Glasgow , e visto que el tren dura media hora hasta Stirling, te agradeceria si puedes aportame algo de informcion. xandra8875@gmail.com
        Graciaas

        Responder
        1. Patricia Autor

          Hola Xandra! En efecto, el tren desde Glasgow hasta Stirling tarda poco más de media hora. Luego una vez en el pueblo tendrás que tomar un autobús (o andar) hasta el monumento. ¿Qué tipo de información necesitas exactamente?

          Un saludo

          Responder
      2. Carmen Huamaní García

        Mi gracias a ti Patricia, he vuelto a viajar con tu estupendo blog. Un abrazo.Y el día que desees venir por aquí tendrás una guía.

        Responder

Deja un comentario