Política de cookies

¡Hola! Soy Patrícia Cuní, la periodista de viajes que escribe https//madaboutravel.com y te voy a contar qué son las cookies y por qué son importantes para este blog de viajes sobre Escocia (y más allá, que también me gusta viajar).

Eso sí, si has accedido a este blog, aceptado las cookies y seguido navegando, es que aceptas la instalación de estos pequeños archivos que siempre puedes eliminar y que a mí me sirven para conocer tus hábitos de navegación y, en consecuencia, crear contenidos que te interesen.

Pero vamos por pasos, que quizás esto de las cookies te suene a chino.

¿Qué son las cookies?

Las “cookies” (que significa “galleta”, en castellano) son unos pequeños ficheros de texto totalmente inofensivos que se almacenan en el navegador del usuario (tú) cuando visitas cualquier página web. Su función es facilitar el uso y la navegación por esa página y, en algunos casos, son esenciales para que blogs como éste funcionen.

Las cookies, entre otras cosas, recuerdan si ya has visitado una página web o blog cuando regresas. Pero no son nada nuevo. Llevan siendo parte de Internet desde hace más de 20 años, cuando se crearon los primeros y rudimentarios navegadores para la Web.

Pero no te preocupes ni te asustes. Las cookies, a pesar de su nombre raruno, no son virus, ni troyanos, ni gusanos ni spam ni nada por el estilo y no dañarán tu ordenador.

¿Qué tipo de información almacenan las cookies?

Me imagino que esto es lo que más te interesa. Pues bien, puedes respirar tranquilo/a porque las cookies nunca van a almacenar tu información personal, ni tus datos de contacto, ni tus datos bancarios, ni las fotos de tus últimas vacaciones ni si te pierde el helado de vainilla o tu color favorito es el verde. Tu privacidad está más que asegurada.

Los datos que guardan las cookies son de índole técnica: preferencias personales, contenidos personalizados, si ya has pasado por este blog o no, qué artículos has leído y poco más.

Es más, el servidor de la web no sabe quién eres como persona. Sólo sabe que tu navegador ha pasado por aquí, no que Fulanito o Menganito ha hecho lo mismo. Es más, si normalmente usas Google Chrome y un día, de casualidad, optas por entrar en esta web usando Firefox o Internet Explorer, la cookie se pensará que eres otra persona. Así que tampoco son tan listas las cookies estas, ¿no?

¿Cuántos tipos de cookies hay?

En base a su origen hay dos tipos de cookies:

  • Las cookies propias: las que han sido creadas por la página web (o blog) que estás visitando.
  • Las cookies de terceros: las que han sido generadas por proveedores o servicios externos como Google, Facebook Twitter, WordPress, etc.

Pero la cosa no se queda aquí. Pensabas que esto era más corto, ¿eh?

Pues además de las cookies imprescindibles para el funcionamiento de la web (sin ellas te sería imposible navegar), hay varias tipologías de cookie, en función de lo que hacen y para lo que sirven:

  1. COOKIES DE ANÁLISIS: son cookies de terceros y recaban información sobre el tipo de navegación que estás realizando como, por ejemplo, las secciones que visitas, tu franja horaria, el idioma de tu navegador. Es el caso de las cookies de Google Analytics, una herramienta de analítica web gestionada por Google Inc. Su objetivo, tal y como te contaba, es cuantificar el número de personas que visitan cada web o blog y hacer un análisis estadístico para contarme qué tipo de contenido es el que más os gusta. Si tienes curiosidad, te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo en la web de Google sobre cómo funcionan sus cookies.
  2. COOKIES TÉCNICAS: es el tipo de cookie más básico que existe y su función es facilitar la navegación por blogs y páginas web. Por ejemplo, permiten conocer cuándo está navegando una persona o cuando lo hace una aplicación automatizada. Así como saber cuándo está navegando un usuario de forma anónima o cuando lo hace alguien que se ha registrado. Vamos, cosas básicas para que cualquier web funcione.
  3. COOKIES DE PUBLICIDAD: aunque no es el caso de este blog, lo cierto es que existe un tercer tipo de cookie que te muestra publicidad en función de tu navegación, país de origen, idioma y mucho más. Pero como Mad About Travel no muestra publicidad, pues de esas no tenemos.

¿Puedo desactivar las cookies?

Si así lo deseas, puedes desactivar las cookies en cualquier momento desde el navegador que estés usando para acceder a Internet. Pero esto tiene algunas consecuencias que quizás te interese conocer. Aquí van algunos ejemplos.

Si desactivas tus cookies:

  • Las páginas web no podrán adaptar su contenido a tus preferencias personales.
  • No podrás compartir contenido o artículos de esa web o blog en redes sociales como Facebook o Twitter ni a través de servicios de mensajería como WhatsApp.
  • No podrás personalizar tus preferencias geográficas (franja horaria, divisas, idioma, etc.).
  • La web o blog no tendrá ningún tipo de información analítica sobre sus visitantes y el tráfico, de manera que no podrá trabajar para mejorar tu experiencia de usuario.
  • No podrás usar redes sociales ya que todas usan cookies. Dile adiós a tu perfil en Twitter, Facebook o Instagram, para empezar.

Aun así, si todavía quieres desactivar tus cookies, en estos enlaces te cuentan cómo hacerlo en cada uno de los navegadores web más populares:

Y hasta aquí hemos llegado. Si tienes dudas o necesites que te aclare alguna cosa, escríbeme y lo hablamos. Yo te esperaré, como “el Monstruo de las Galletas” (“Cookie Monster”, en inglés) zampándome unas cuantas.

via GIPHY