Qué ver y hacer en un día en Howth, un pueblo de pescadores en Dublín

La ciudad de Dublín es lo suficientemente pequeña como para que en un fin de semana te dé tiempo a salir de sus fronteras y hacer alguna excursión. Además del Castillo de Malahide, otra buena idea es acercarse al pequeño pueblo de pescadores de Howth. Esta villa marinera está llena de encanto, es accesible en transporte público y tiene mucho por ofrecer (además de un pescado de primera calidad). ¿Me acompañas?

Más allá de las colinas al norte de la Bahía de Dublín, Howth es el sueño de los amantes del pescado, un paraíso para senderistas y un destino tan pintoresco como romántico. Durante mi reciente fin de semana en Irlanda aproveché unas horas del domingo para escaparme y explorar las calles que anduve hace más de una década… Y para descubrir que el encanto de Howth sigue intacto. ¿No sabes por dónde empezar? Pues sigue leyendo.

Howth Restaurant

 

Aquí van las 9 cosas que deberías ver y hacer en el pueblo de Howth, a las afueras de Dublín:

1. Dar un paseo por los muelles y el puerto de Howth

Nada más llegar a Howth, si hace buen día, date un paseo hasta el final del West Pier, pasa junto a los restaurantes y los barcos de pescadores, siéntate un rato a admirar la isla de Ireland’s Eye (“el ojo de Irlanda”) y a escuchar las canciones de algún músico callejero. Si te sobra el tiempo, incluso podrías acercarte a este islote… ¡tú eliges!

Puerto de pescadores en Howth

Vistas de Ireland's Eye desde Howth

2. Guiarte por tus sentidos en el Howth Market

Situado casi frente a la estación del DART (el tren que te llevará hasta Howth), este pequeño mercado al aire libre es el lugar ideal para comprar artesanía local, antigüedades, regalos y, de paso, llenar la panza a base de aceitunas y quesos de todo tipo, chocolate o unos cupcakes para derretirse. Si el hambre aprieta, híncale el diente a una de sus hamburguesas o hazte con unos noodles para llevar, unas cuantas gyozas o un bocadillo y haz un picnic junto al mar.

Howth Market Howth Market Howth Market

3. Perderte en el Castillo de Howth

Pese a que ya había estado en Howth (hace más de una década) ignoraba totalmente que tenían un castillo… Así que en mi última visita uno de mis objetivos fue encontrarlo. Está a la entrada del pueblo, a poca distancia de la estación del DART. Y aunque no se puede visitar por dentro (hoy en día es la sede de una escuela de cocina), los terrenos valen la pena y permiten hacerte una idea de la historia del lugar.

Sus orígenes se remontan al siglo XVI, pero a lo largo de los años el Castillo de Howth sufrió cambios y mejoras hasta la reforma modernista que le dio en 1910 Sir Edwin Lutyens. Date una vuelta y admira el lugar.

Castillo de Howth

Si tienes tiempo, en los terrenos del castillo también te toparás con las ruinas del Castillo Corr (también del siglo XVI) y un dolmen conocido como “la tumba de Aideen”. Y con los restos de la Abadía de Santa María (St. Mary’s Abbey). No siempre está abierta, pero no pierdes nada por acercarte.

4. Comer pescado (o marisco) fresquísimo junto al mar

Nada mejor para después de un paseo de aires marineros que catar un buen pescado o un excelente marisco frente al puerto pesquero de Howth. Elijas el lugar que elijas, dudo que te equivoques. Aquí la mercancía no podría ser más fresca. Prepárate porque tus papilas gustativas van a disfrutar. Dos recomendaciones:

Octopussys

Este pequeño restaurante con terracita está casi al final del paseo, muy cerca del espigón, y está especializado en tapas con un estilo muy mediterráneo. Tienen un menú que está bien de precio pero también puedes elegir lo que quieras de su carta y combinarlo con una copa de vino blanco. Nosotros probamos los “Scallops Octopussy Style”, el “Fish and chips” y los calamares. Todo estaba de vicio. Si puedes, intenta conseguir una de las banquetas junto a la ventana. Las vistas valen la pena. ¡Ah! Y si vas en fin de semana, llega pronto porque se llena rápido.
Comida en Octopussys en Howth

Comida en Octopussys en Howth

Beshoffs

Toda una institución en Dublín, Beshoffs lleva más de 1 siglo alimentando a generaciones a base de pescado y marisco fresquísimos. Si quieres saber por qué siempre se forma cola frente a su tienda o en su food truck tan sólo tienes que unirte a la fila y pedir un fish and chips o una ración de calamares. Siéntate en el paseo marítimo y disfrútalo. ¿Quién le hubiera dicho al último superviviente del motín en el acorazado soviético Potemkin cuando abrió su primera tienda en el puerto de Howth?

Restaurante en Howth

5. Ir a saludar (o a dar de comer) a las focas

Las focas de Howth son posiblemente las más simpáticas que te encontrarás en la naturaleza. Aunque sólo sea por el interés, te seguirán si te paseas por el Western Pier de Howth, esperando que les caiga un poco de pescado fresquito. En teoría no está permitido alimentarlas… pero son tan adorables que aunque no les des de comer seguro que salen a saludarte.

Puerto de Howth

6. Subir al pico de Howth

Básicamente una gran colina rodeada por acantilados, la Cima de Howth (Howth Summit) con sus 171 metros de altura es un excelente mirador de la Bahía de Dublín y el condado de Wicklow. Si te gusta andar, ni te lo pienses.

7. Visitar el Museo del Transporte

OK, sólo está abierto en temporada alta (de lunes a sábado de junio a agosto, y los sábados y domingos en mayo y septiembre) pero si te gustan los vehículos, esta es la tuya. Está casi al lado del Castillo de Howth, pero aquí las exposiciones son algo más modernas: autobuses de dos pisos, camiones de bomberos antiguos e incluso un tranvía eléctrico que funcionó en la colina de Howth entre 1901 y 1959.

La entrada vale 3€ (adulto) o 1’25€ (niños y estudiantes).

8. Deambula por las calles del pueblo marinero

Las calles empinadas con casas de colores de Howth tienen un cierto nosequé que te atrapará. Callejea, déjate que tus pasos te lleven y, sencillamente, disfruta. A veces las mejores cosas son las más sencillas. Uno de sus rincones con más encanto son las ruinas de la iglesia de Santa María, rodeadas por el cementerio.

Calles de Howth

9. Sube hasta la Torre Martello

En un pequeño promontorio en la parte más alta del pueblo verás una Torre Martello, una de esas construcciones que se repiten por toda la costa irlandesa. Se construyeron en el siglo XIX y su pasado defensivo ha quedado olvidado. Hoy algunas son museos, otras alojamientos y la de Howth es un Museo de la Radio. Aunque no te apetezca entrar, sube la colina y disfruta de las vistas.

Torre Martello de Howth

Vistas desde la Torre Martello de Howth

 

Cómo llegar a Howth desde Dublín en transporte público

Llegar hasta Howth desde el centro de la capital irlandesa es facilísimo. Tienes dos alternativas:

  • Tren: toma el DART desde cualquiera de las estaciones del centro de Dublín y bájate en la Howth DART Station
  • Autobús: toma el bus 31/a en Talbot Street y bájate en Howth.

En cualquiera de los dos casos, estarás en el centro de Howth en 30 minutos. El billete de ida y vuelta para un adulto cuesta 6€ (es más barato que comprar dos billetes sencillos, que valen cada uno 3’15€).

Si te apetece algo un poco diferente puedes tomar el barco al sur de Dublín en Dun Laoghaire y disfrutar de un paseo la mar de apacible con Dublin Bay Cruises.

DART a Howth

 

MAPA DE MI RUTA DE UNA MAÑANA EN HOWTH


Si quieres completar la excursión de fin de semana, acércate al castillo de Malahide en busca de más historia y más paisajes bonitos.

 

¿Has estado en Howth? Si conoces algún lugar chulo, déjame un comentario y cuéntame qué te pareció.

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.

8 pensamientos en “Qué ver y hacer en un día en Howth, un pueblo de pescadores en Dublín

  1. Cristina

    Hola! Me llamo Cristina, y estuve en Howth el verano pasado ( quizás recuerdas que te pedí consejo para ir a Escocia pero al final no pudo ser y nos fuimos a Dublín). Me perdí alguna cosa de las que recomiendas, pero en tu post falta la ruta de senderismo por los acantilados que rodean la península en la que se enclava el pueblo y que es increíble. Hice un post hace poco con alguna foto. http://nueveglobos.blogspot.com.es/2015/04/dublin-howth-saboreando-irlanda.html
    Me encanta tu blog!
    Un abrazo

    Responder
    1. Patricia Autor

      Hola Cristina! Claro que me acuerdo de ti! Totalmente cierto, me dejé la super ruta senderista… pero es que en medio día no nos dio tiempo a hacerla. Así que te agradezco muchísimo que la compartas con un enlace. Así los viajeros que se pasen por Howth y tengan tiempo no se la perderán.

      Tu blog también está genial! Un abrazo

      Responder
  2. Pingback: Qué ver y hacer en un día en Dublín | Madaboutravel

  3. Marieta.

    HOla buenos días, en 15 días voy a pasar 4 días en Dublín, y me encantaron tus sugerencias para aprovecharlos a tope, sobre todo me gustó Malahide y Howth, te agradecería que me contestaras si ¿es posible ivisitar los dos destinos en un día, es decir, están comunicados por transporte público?, gracias.

    Responder
    1. Patricia Cuni Autor

      Hola Marieta! Muchísimas gracias por tu comentario 😉 Yo visité Malahide y Howth en un mismo día, eso sí, mírate bien el tema del transporte público, porque en domingo hay menos frecuencias y puedes tener que dar mucha vuelta… Aún así, están cerca y es factible ir en tren (tienes que hacer un cambio).

      Un abrazo y cualquier duda, ya sabes dónde estoy

      Responder

Deja un comentario