De cata de vinos en un castillo de Carcassonne

El finde de chicas tuvo uno de sus momentos álgidos con una deliciosa cata de vinos en un château a 5 minutos a las afueras de CarcassonneEl Château Auzias, dentro del término municipal de Pennautier, es una agradable sorpresa escondida entre viñedos y elaboran unos caldos deliciosos que no tienen nada que envidiarle a los mejores vinos que uno pueda imaginar.

Entrada al Château Auzias, Carcassonne

Entrada al Château Auzias, Carcassonne

Era una tarde gris y amenazaba lluvia. La opción de pasar un rato catando diferentes tipos de vino y descubriendo cómo los galos se toman el arte de convertir la uva en un delicado néctar nos apetecía. Y la experiencia no solo satisfizo todas nuestras expectativas, sino que las superó.

UN POCO DE HISTORIA

La historia de este viñedo de Cabardès se remonta al siglo V aC. Desde entonces se sabe de la existencia de vides y uvas en la zona, que han sobrevivido a los avatares de la historia y el tiempo con la misma fuerza con que las plantas clavan sus raíces en la tierra y se empeñan en perdurar, para fortuna de los aficionados al buen vino, por supuesto. La casa, el château, el Domaine Auzias está documentada des de principios del siglo XII, aunque varios documentos históricos hablan de una villa gala en el mismo lugar.

Vista del patio del Château Auzias

Vista del patio del Château Auzias

Un poco vetusta y con un encanto rústico que únicamente los franceses pueden convertir en chic, el château pasó por las manos de varias familias hasta que en 1872 Léon y Emile Auzias se hicieron cargo del negocio, crearon la marca e impulsaron la producción y la distribución de un vino de producción familiar de una gran calidad. Hasta hoy, cuando Nathalie y Dominique Auzias (y sus cuatro hijos) se encargan del negocio con cariño y cuidado.

Château Auzias

Puerta con el escudo de los Auzias en el Château Auzias

LA CATA

La cata de vinos que hicimos fue totalmente gratis. Una trabajadora de las bodegas nos llevó primero al almacén donde están las cubas y donde se realiza todo el proceso de transformación de la uva en vino tinto, rosado y blanco. Nos explicó con todo detalle porqué hacer un buen vino es todo un arte y cómo es de importante la tierra.

Bodega del Château Auzias

Bodega del Château Auzias

Una cuba de vino en las bodegas del Château Auzias

Una cuba de vino en las bodegas del Château Auzias

Acto seguido llegó la mejor parte. Catamos una grandíiiiisima selección de los vinos que se producen en el château, y nos soprendieron por su gran calidad. He estado en catas de vinos en las que me gustaba 1 o, a lo sumo, 2… pues bien, en Carcassonne me gustaron todos! Algunos por su cuerpo, otros por su delicadeza… al final salí de la bodega con varias botellas (una de tinto, otra de rosado y otra de blanco) para disfrutar en casa. Además de ser deliciosos, tienen unas etiquetas vintage preciosas que han perdurado y le dan un valor añadido muy mono.

Vinos del Château Auzias

Vinos del Château Auzias

Como al salir el tiempo nos dio una tregua, nos paseamos un buen rato entre los viñedos. Libres de su carga (la visita fue en enero, y la vendimia ya se había producido), las vides huérfanas verdeaban y se extendían hacia el horizonte, en un paisaje espectacular justo al lado de Carcassonne. Verdaderamente, si pasáis por la zona y os gustan los buenos vinos, no dejéis de pasar por el Château Auzias. No os arrepentiréis ;)

Viñedos del Château Auzias

Viñedos del Château Auzias

Château Auzias

Verja de salida del Château Auzias

 

Me encanta viajar, descubrir rincones, perderme por callejuelas, encantarme con la inmensidad del mar, soñar despierta mientras me tomo un chocolate caliente con vistas a algun paisaje, explorar y dejarme llevar por la intuición. Con este blog, la idea es contaros mis experiencias viajeras, compartir información y aprender cada día un poco más.