10 motivos para visitar el Riverside Museum de Glasgow

El río Clyde y Glasgow han tenido una relación de amor-odio a lo largo de los años. Fuente de vida y de riqueza en algunos momentos, olvidado en otro, ahora mismo los glaswegians y el Clyde viven un dulce idilio. El curso del río se ha regenerado y en sus orillas los edificios de diseño han sustituido a los antiguos astilleros, insuflándole nueva vida a este rincón poco turístico de Escocia.

Museo Riverside de Glasgow

Uno de los edificios más espectaculares de Glasgow está precisamente junto al Clyde y es el Museo Riverside que desde 2011 acoge la colección del antiguo Museo del Transporte. Aunque algo lejos del centro, es tan bonito como interesante y en 2013 consiguió el premio al Museo Europeo del Año. Así que si vas a visitar Glasgow y buscas un buen plan, acércate. ¿Por qué? Aquí van mis 10 motivos para visitar el Riverside Museum:

1. El edificio de Zaha Hadid

La célebre arquitecta Zaha Hadid es la responsable del ondulante aspecto del Museo Riverside de Glasgow. A su pluma se le debe este hangar en forma de túnel abierto por los dos lados donde la luz entra a raudales e ilumina los 7.500 metros cuadrados de salas de exposiciones. Su exterior se podría interpretar como una ola o un movimiento de pliegue y tanto la cubierta como las fachadas están revestidas completamente con 200 toneladas de zinc-titanio. El edificio de Zaha Hadid para el Riverside Museum es sofisticado, elegante y funcional. El espacio perfecto para unas exposiciones tan interactivas que grandes y pequeños disfrutan como nunca.

2. Su espectacular colección de coches y motos

Una de las cosas que más sorprende del Riverside Museum de Glasgow es su manera de exponer los coches y las motos. Como si se tratara de una colección de vehículos a motor de juguete están expuestos en la pared, en unas pequeñas estanterías que sostienen su peso. Debajo hay unos paneles táctiles en los que encontrarás mucha información y fotos de todos y cada uno de los coches.

Museo Riverside de Glasgow

3. Sus exposiciones interactivas

El Museo Riverside de Glasgow es súper interactivo. Tanto que tus hijos se lo pasarán genial… y tú volverás a sentirte un poco niño jugueteando con las pantallas y entrando en los vehículos. Podrás asomarte a las locomotoras, toquetear tanto como quieras las 90 pantallas táctiles llenas de imágenes, recuerdos y películas sobre las colecciones, además de pasar un buen rato en las 20 exposiciones interactivas.

Museo Riverside de Glasgow

Museo Riverside de Glasgow

4. Las locomotoras

Los amantes de los trenes alucinarán en el Museo Riverside cuando vean las locomotoras que se han repartido por su planta baja. Preciosa la última adquisición, una de las mayores del Reino Unido traída desde Sudáfrica pero diseñada y construida en Glasgow.

Museo Riverside de Glasgow

5. Los autobuses y tranvías

A lo largo y ancho del primer piso del Riverside Museum de Glasgow hay varios tranvías y autobuses de varias épocas históricas. Es posible subir, como si fueras a hacer un viaje… Y lo cierto es que en cuanto te sientes dentro viajarás, pero en el tiempo gracias a los vídeos y audios con testimonios de la época.
Museo Riverside de Glasgow

6. Las reconstrucciones de calles de Glasgow

En el nuevo Museo del Transporte de Glasgow han reconstruido fielmente el aspecto de tres calles de la ciudad en diferentes momentos de su historia, con todos sus detalles y tiendas perfectamente ambientadas en las que podrás entrar. Hay carruajes tirados por caballos, coches de época, tranvías, un estudio de fotografía eduardiano, un café de estilo italiano de la década de 1930 y un garaje de 1960.

Museo Riverside de Glasgow Museo Riverside de Glasgow Museo Riverside de Glasgow

7. El metro

Al igual que los tranvías y las locomotoras, en este curioso museo de Glasgow podrás subir a bordo de dos metros históricos, con estación de época incluida. Es verdaderamente interesante dejarte llevar por las sensaciones y el confort de esos vagones de madera decorados con sumo detalle que usaban los glaswegians hace ya unos cuantos años.
Museo Riverside de Glasgow Museo Riverside de Glasgow

Museo Riverside de Glasgow

8. Las bicicletas

¿Te gustan las bicicletas con historia? Pues nada mejor que un vistazo al montaje de las míticas “Flying Scot”. O quizás deberías alzar la mirada y escrutar ese velódromo aéreo que cuelga del techo en el que se han montado un montón de bicicletas.

Museo Riverside de Glasgow

Museo Riverside de Glasgow

9. El “tall ship” Glenlee

Anclado en el río Clyde justo enfrente del Museo Riverside de Glasgow verás un barco espectacular. El tall ship Glenlee (que se puede visitar gratis) es el único barco de vela construido en la ciudad que hay en el Reino Unido. Aprovecha y sube a bordo, haz una visita guiada y descubre todos los entresijos de este navío tan espectacular. En la página web de The Tall Ship tienes mucha más información.

10. El río Clyde

Una de las mejores maneras de acercarse al Riverside Museum de Glasgow es andando o en bicicleta, siguiendo el curso del río Clyde desde el centro de la ciudad. El paseo está arreglado y condicionado. Verás algunas de las mejores piezas de arte urbano de Glasgow y también descubrirás el pasado y el presente de la mayor ciudad de Escocia. Fíjate en la antigua grúa de Finnieston, en algunos edificios antiguos… Y también en el célebre SSE Hydro, el Armadillo, la sede de la BBC y algún puente de diseño. Al final, te espera el Museo del Transporte.

Museo Riverside de Glasgow

Museo Riverside de Glasgow

Más información sobre el Museo del Transporte de Glasgow

Precio: Gratis

Horario: 10 – 17h (lunes – jueves y sábado) y 11 – 17h (viernes y domingo)

Dirección: 100 Pointhouse Place, Glasgow, G3 8RS

Teléfono: +44 (0) 131 287 2720

Email: museums@glasgowlife.org.uk

Página web del Riverside Museum

 

Cómo llegar al Museo del Transporte de Glasgow en transporte público:

– En bus: el Glasgow Citybus 100 Riversider va de George Square hasta el Museo Riverside. Hay uno cada 30 minutos pero puedes consultar los horarios en esta página web.

– En metro y tren: la estación de metro y de tren más cercana es la de Partick. Desde allí tendrás que andar unos 10 minutos hasta el Museo del Transporte. Está bien señalizado.

 

Atrévete a visitar el Museo Riverside de Glasgow. ¡Te gustará!

Periodista, viajera y soñadora enamorada de Escocia y sus paisajes pero siempre dispuesta a descubrir nuevos rincones del mundo.