34 curiosidades del Castillo de Edimburgo que te sorprenderán

El castillo de Edimburgo es la atracción turística más visitada de Escocia y todo un icono de la ciudad. En lo alto de los restos de un volcán extinto, se ve – casi – desde todas partes y es imposible perdértelo. Tanto si estás preparándote para una visita al castillo de Edimburgo como si necesitas motivos para acercarte, aquí te vamos a descubrir 34 cosas curiosas sobre la fortaleza que deberías saber. ¿Empezamos?

Aquí tienes un montón de curiosidades sobre el castillo de Edimburgo ideales para descubrir este lugar único de una manera más ligera y entretenida.

1. Está sobre un volcán extinto

El castillo de Edimburgo está sobre Castle Rock, que no es otra cosa que los restos de un volcán extinto hace 700 millones de años. Este lugar de la ciudad ha estado habitado desde la Edad del Bronce, allá por el 850 aC.

2. Una de las siete colinas de Edimburgo

La colina del castillo de Edimburgo es una de las siete colinas de la ciudad, junto con Calton Hill, Arthur’s Seat, Corstorphine Hill, Blackford Hill, Craiglockart y Braid Hills.

3. Sólo tiene un acceso

Es más que obvio que el castillo de Edimburgo está en un lugar estratégico. Lo protegen por casi todos los lados las laderas de la colina sobre la que se levanta y el único acceso posible es por una única calle: la Royal Mile.

4. Tiene unas vistas panorámicas espectaculares

Con sus 130 metros de altura sobre el nivel del mal, el castillo de Edimburgo tiene una de las mejores vistas de la ciudad. Desde aquí se contempla un panorama de 360 grados de toda la ciudad, todas sus colinas y las agujas de los edificios medievales, el estuario del río Forth, las Pentlands y hasta la región de Fife.

5. Se construyó en memoria de una reina y santa

Se construyó a principios del siglo XII, en memoria de la Reina Margarita de Escocia. Se trata de una reina que luego fue santa y que, cuenta la leyenda, falleció en 1093 con el corazón roto pocos días después de recibir la noticia de la muerte en batalla de su marido, el rey Malcolm III.

6. Es el castillo más importante de Escocia

Es el castillo más importante de Escocia y ha estado en el ojo del huracán en varias guerras. Lo han sitiado en varias ocasiones, con mayor o menor éxito.

7. Es muy versátil

Ha sido utilizado como residencia real, prisión y guarnición del ejército a lo largo de su historia. Hoy es un monumento nacional, museo y la atracción turística de pago más visitada de Escocia entera.

8. Siglos de Historia

Su aspecto actual no es el original de sus inicios, ya que se han ido haciendo cambios, alteraciones y ampliaciones a lo largo de su historia. Por eso se dice que el castillo de Edimburgo tiene edificios desde el siglo XII hasta el siglo XVIII.

9. Contiene uno de los edificios más antiguos de Edimburgo y Escocia

El edificio más antiguo del Castillo de Edimburgo es la Capilla de Santa Margarita (St. Margaret’s Chapel). Se construyó en 1130 y es uno de los edificios más antiguos de Edimburgo y de Escocia.

10. Sus mazmorras están encantadas

Las mazmorras tenebrosas del castillo de Edimburgo han sigo testigo de infinitas historias de prisioneros a lo largo de los tiempos. Tanto es así que se cuenta que el lugar está encantado y que se pueden notar presencias fantasmales. Hoy el lugar es un museo que reproduce la vida de los prisioneros del siglo XVIII pero si prestas atención quizás notes algo. Como curiosidad, aquí ha habido prisioneros de la Guerra de los Siete Años, de la Guerra de Independencia de Estados Unidos, las Guerras Napoleónicas o la I Guerra Mundial, entre muchas otras.

11. La Cena Negra inspiró a George R.R. Martin para la Boda Roja de “Juego de Tronos”

En noviembre de 1440, dos jóvenes miembros del Clan Douglas fueron asesinados en el castillo de Edimburgo en un episodio que se conoce como “Black Dinner” o “la Cena Negra”. En resumen, William Douglas, de 16 años y sexto conde de Douglas, y su hermano de diez años fueron invitados a cenar con el rey Jacobo II de Escocia, que también tenía 10 años. La cena la organizó el Lord Canciller, Sir William Crichton, y James Douglas, el futuro séptimo conde de Douglas, que quería el título, las tierras y las riquezas del joven conde. Mientras comían, un sirviente llevó a la mesa la cabeza de un toro negro. A pesar de que el joven rey Jacobo II se quejó, los dos hermanos Douglas fueron arrastrados fuera del castillo, juzgados falsamente y decapitados. Fue la inspiración para la Boda Roja de la serie “Juego de Tronos” y la saga “Canción de Hielo y Fuego” de George R. R. Martin.

12. Más de 200 personas fueron asesinadas de brujería y quemadas frente a sus puertas

Entre 1563 y 1722 alrededor de 200 personas – la mayoría mujeres – fueron acusadas de brujería y quemadas en la hoguera en la explanada del castillo de Edimburgo. Por lo visto, Edimburgo es la ciudad con más asesinados acusados de brujería. En recuerdo a las víctimas se instaló el “Witches’ Well”, el pozo de las brujas, en la explanada del castillo. Es una fuente con figuras que representan la dualidad del bien y el mal.

13. Es el lugar de nacimiento del primer rey de Escocia e Inglaterra

El primer rey de los escoceses e ingleses, el futuro Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra, nació en el castillo de Edimburgo el 19 de junio de 1566.

14. El Gran Salón se proyectó para una boda

El Gran Salón se construyó para celebrar la boda del rey Jacobo IV con Margarita Tudor, hermana de Enrique VIII de Inglaterra. En 1650 fue reconvertido en cuartel por Oliver Cromwell cuando tomó el castillo. Luego volvió a ser un gran salón, hasta que en 1887 se transformó en un hospital. Su aspecto actual le debe mucho a la restauración que hizo durante el siglo XIX el arquitecto Hippolyte Blanc.

15. Es ideal para espías

El Gran Salón del Castillo de Edimburgo tiene un lugar secreto perfecto para espías o curiosos. Se trata de las “Laird’s lugs”, “Lord’s Ears” (en inglés) o directamente las “Orejas del Señor”. Son una pequeña apertura en la pared sobre la chimenea desde donde se dice que se puede escuchar cualquier cosa que se diga en el Gran Salón sin ser visto. Por lo visto a los reyes de Escocia les gustaba escuchar lo que se decía de ellos cuando se ausentaban de los grandes banquetes. Como curiosidad, cuando el presidente ruso Gorbachov visitó el castillo de Edimburgo en 1984 para una conferencia su equipo de seguridad KGB pidió que las “Laird’s Lugs” se taparan.

16. Hace 400 años que ningún rey duerme aquí

El último rey que se hospedó en el castillo de Edimburgo fue el rey Carlos I de Inglaterra y Escocia. Fue antes de su coronación en 1633. Murió en Londres en 1649 ejecutado por traidor.

17. El misterio de la Piedra del Destino

El castillo de Edimburgo es el hogar de la Piedra del Destino – o Piedra de Scone, o piedra de la Coronación, como quieras llamarla. Se trata de la piedra que desde tiempos inmemoriales se ha usado para las coronaciones de los reyes de Escocia. El primero en usarla fue el rey Kenneth MacAlpin, alrededor del año 841 dC. Pero en 1296 el rey inglés Eduardo I se la llevó de Scone a Inglaterra y la colocó en la abadía de Westminster, donde se usaba para coronar a todos los monarcas británicos.

En 1996, durante el gobierno de John Mayor, volvió a Escocia para residir aquí cuando no se tiene que usar en ninguna coronación.

La piedra del destino está rodeada de varias historias y leyendas. La leyenda dice que la verdadera piedra de Scone fue cambiada en la Edad Media, que la que se llevó a Londres Eduardo I era falsa y que la de verdad no se sabe dónde está.

La historia (verídica) es que en las Navidades de 1950 un grupo de estudiantes de la Universidad de Glasgow se colaron en la Abadía de Westminster en Londres y robaron la piedra. Durante el robo, la piedra se rompió en dos partes pero ellos consiguieron traerla de vuelta a Escocia. Finalmente, después de varios meses de búsqueda, la piedra del destino fue dejada a cargo de la Church of Scotland en la Abadía de Arbroath. Aquí es donde el 11 de abril de 1951 la policía de Londres se la volvió a llevar a Westminster. Por cierto, hay una película estupenda sobre este suceso que se llama precisamente “La Piedra del Destino”.

18. Las Joyas de la Corona estuvieron desaparecidas más de 100 años

En el Castillo de Edimburgo también encontrarás las Joyas de la Corona escocesa, los “Honours of Scotland”. Son del siglo XV y XVI y son las joyas de la corona más antiguas del Reino Unido. Se usaron desde la coronación de la reina María Estuardo en 1543 hasta la del rey Carlos II en 1603.

Este tesoro nacional estuvo desaparecido durante más de un siglo. Para protegerlas de Oliver Cromwell y sus tropas, en 1651, primero fueron llevadas al castillo de Dunnottar. Pero cuando Cromwell asedió el castillo consiguieron sacarlas a escondidas para enterrarlas en la Old Kirk de Kineff, un pueblo pequeño de la zona de Aberdeenshire.

Tras la restauración del rey Carlos II en 1660, se volvieron a llevar al castillo de Edimburgo, donde no se volvieron a ver hasta que el futuro rey Jorge IV le encargó al escritor Walter Scott que las volviera a localizar. Rompieron la puerta sellada del Salón del Trono el 4 de febrero de 1818 y allí, dentro de un baúl que no se había abierto en 111 años, estaban las Joyas de la Corona de Escocia.

Durante la II Guerra Mundial la corona de Escocia se escondió del enemigo en la torre de David, enterrado en un water medieval.

19. El cañonazo de la una

Cada día a las 13h se oye el disparo del cañón de la II Guerra Mundial, el famoso One o’Clock Gun. Se trata de un cañonazo que a lo largo de la historia se usaba para indicar la hora a los marineros y que la gente local usaba para sincronizar relojes. Hasta 2005 lo disparaba un hombre al que se conocía popularmente como “Tam Gun”.

20. Mons Meg, uno de los cañones más antiguos de Europa, vive aquí

Si antes os hablábamos del cañonazo de la una del mediodía, en el castillo de Edimburgo hay otro cañón célebre. Es Mons Meg, uno de los cañones de asedio más antiguos de Europa. Esta bombarda del siglo XV pesa más de 16 toneladas y lanzaba piedras de granito de más de 15 kilos. Su nombre, dicen, viene dado por la ciudad belga de Mons, donde fue construido, y el nombre de la mujer de uno de los fundidores que, por lo visto, se llamaba Meg.

21. Hay uno de los únicos cementerios de mascotas de toda Escocia

En una pequeña terraza del castillo de Edimburgo se encuentra uno de los pocos cementerios de mascotas que hay en todo el Escocia. Se construyó en 1840 para las mascotas de los soldados acuartelados en la fortaleza.

22. El gaitero solitario todavía toca la gaita bajo sus túneles

El fantasma más famoso del castillo es el del gaitero solitario o Lone Piper, en inglés. Hace siglos se dice que descubrieron unos túneles secretos bajo el castillo. Las autoridades enviaron a un gaitero a investigar que debía tocar su instrumento todo el rato para que, en la superficie, pudieran seguir sus pasos. El sonido se paró al llegar a la altura de The Tron Kirk en la Royal Mile y nunca más se le volvió a ver.

Se dice que de vez en cuando todavía se oye al gaitero tocar bajo la espina central de la Old town de Edimburgo, donde su espíritu vaga eternamente. Si quieres saber más sobre esta historia de fantasmas, no te pierdas este artículo con las mejores historias de fantasmas del Castillo de Edimburgo.

23. Un tamborilero decapitado aparece cuando el castillo está en peligro

Otra leyenda misteriosa del castillo de Edimburgo es la del niño sin cabeza que apareció tocando el tambor sobre las almenas en 1650, un día antes del asedio por parte de las tropas de Oliver Cromwell. Cuentan que este fantasma solo aparece cuando el castillo va a ser atacado de forma inminente y, por supuesto, hay más información en esta guía de fantasmas del castillo de Edimburgo.

24. ¿Murió el futuro Jacobo VI de Escocia al nacer y lo cambiaron por otro bebé?

Cuentan las malas (y las buenas) lenguas que en unas excavaciones arqueológicas en el castillo de Edimburgo hace siglos apareció el esqueleto de un bebé envuelto en ricos ropajes. Se cree que podría ser el verdadero hijo de María Estuardo, muerto al nacer y cambiado por otro bebé que luego sería el futuro Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra.

25. Un elefante en el castillo de Edimburgo

¿Sabías que en el siglo XIX un elefante vivió en el castillo de Edimburgo? Pues bien, en esa época las tropas que residían en esta fortaleza volvieron de una campaña en la antigua Ceylán (actual Sri Lanka) con un acompañante especial: un elefante. Se convirtió en la mascota del castillo de Edimburgo y, por lo visto, su cuidador y él bebían cerveza juntos y luego dormían la borrachera en los establos.

Sabemos que esta historia es cierta porque sobreviven varias pruebas de ello. La primera es un boceto que dibujó un vecino de Edimburgo donde se puede ver al elefante y el regimiento siendo seguidos por niños. La segunda es que se conservan varios de los dedos del animal. Ambas cosas se pueden ver en el National War Museum, que está dentro del castillo.

26. Estudiantes supersticiosos, abstenerse de visitarlo

No apto para estudiantes supersticiosos. Según la leyenda, los estudiantes de la Universidad de Edimburgo que crucen las puertas del castillo de Edimburgo suspenderán sus exámenes finales. Eso sí, con los precios que se marcan en esta fortaleza es difícil que un estudiante se anime a visitarlo. En cualquier caso, si te da cosa y quieres equilibrar la balanza, entonces baja por la Royal Mile y ve a tocar el dedo de David Hume. Dicen que da buena suerte para los exámenes.

27. Es el hogar desde el Military Tattoo

El festival artístico del Military Tattoo tiene lugar cada mes de agosto en la explanada del castillo desde 1950. Es un espectáculo de bandas militares increíble que sólo se ha cancelado en 2020 y 2021 por la pandemia y que realmente vale la pena.

28. Fuegos artificiales

El primer castillo de fuegos artificiales de Escocia tuvo lugar en el castillo de Edimburgo. En 1507 se lanzaron al aire como parte de un torneo de justas que había organizado el rey Jacobo IV.

El Castillo de Edimburgo es el lugar desde donde se lanzan los fuegos artificiales durante el Festival y la Nochevieja – que en Escocia se llama Hogmanay.

29. Sólo es gratis por San Andrés, el 30 de noviembre

El único día del año en el que la entrada al castillo de Edimburgo es gratis es el 30 de noviembre, día de San Andrés. Al ser el patrón nacional de Escocia, Historic Environment Scotland hace una jornada de puertas abiertas, aunque hay que reservar la entrada (gratis) con antelación aquí.

30. Es el lugar más asediado de todo el Reino Unido

En efecto, no hay ningún otro lugar del Reino Unido que haya vivido más asedios.

31. Fue capturado por los Covenanters

Contra todo pronóstico, en 1639 las fuerzas de los Covenanters – liderados por el general Alexander Leslie – tomaron el castillo de Edimburgo en sólo 30 minutos. Ahí es nada.

32. Los Jacobitas no lo conquistaron

Donde los Covenanters acertaron, los Jacobitas fallaron. La verdad es que durante el Alzamiento Jacobita de 1715 las fuerzas jacobitas fracasaron en su intento de capturar el castillo de Edimburgo debido a su mala planificación. Por lo visto la escalera que llevaron consigo para escalar la muralla era demasiado corta.

33. Pilotos nazis

En 1939 varios pilotos de aviones de la Luftwaffe que habían sido derribados sobre el río Forth fueron tratados de sus heridas en el hospital militar del castillo de Edimburgo.

34. El «agujero» de los franceses

Todavía hoy se puede ver en un muro del castillo el agujero que hicieron 49 prisioneros de guerra en 1811. Todos excepto uno consiguieron escapar tras excavar el muro y usando cuerdas para deslizarse por la cara sur.

Información práctica para visitar el castillo de Edimburgo

 

¿Conoces alguna otra curiosidad del Castillo de Edimburgo? ¿Cuál de estas es la que más te ha sorprendido? Deja un comentario y cuéntame lo que te parecen estas anécdotas del castillo más visitado de Escocia.

Recuerda que también puedes seguir este blog de viajes sobre Escocia en Facebook, Twitter e Instagram si quieres más fotos, rutas, historias y vídeos en directo.

¡Suscríbete al blog y no te pierdas nada!

4 comentarios en “34 curiosidades del Castillo de Edimburgo que te sorprenderán”

  1. Me encanta Escocia, fui en el 90 y estoy planeando volver.
    Pero pretendo ir a mi aire y varios días.
    Si me dan alguna idea lo agradeceré.
    Me ha gustado mucho lo del Rey Jorge que creen que murió al nacer y fue un niño cambiado

    Responder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

- Responsable: Patrícia Cuní

- Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestión de comentarios.

- Legitimación: Tu consentimiento.

- Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.

- Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.

- Contacto: hola @ madaboutravel . com

- Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Patricia Cuni
Patricia Cuni

✍️ Journalist and travel writer.
💚 Living and loving #Scotland since 2005.
🌍 Exploring the world

No pares aquí
Más destinos

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

No se captura IPs ni siquiera para el servicio de Analytics así que tu visita es privada.

_ga, _gat, _gid, gdpr

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros con servicios, también garantes de tu privacidad, que analizan tus usos de navegación para que podamos mejorar los contenidos, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales y el formulario de comentarios.

1P_JAR, APISID, CONSENT, HPSID, NID, SAPISID, SID, SIDCC, SSID, act, c_user, datr, fr, m_pixel_ratio, presence, sb, wd, xs, _pinterest_cm, _cfduid, _ga, _gid, _cfduid, wp_api, wp_api_sec, tk_tc
1P_JAR, APISID, CONSENT, HPSID, NID, SAPISID, SID, SIDCC, SSID
act, c_user, datr, fr, m_pixel_ratio, presence, sb, wd, xs
_pinterest_cm
_cfduid, _ga, _gid
_cfduid
wp_api, wp_api_sec, tk_tc

Analytics

Other