Guía para visitar la Catedral de Saint Giles

Joya invaluable del patrimonio escocés, la Catedral de St Giles se levanta majestuosa en el corazón de la Royal Mile. Este imponente monumento, que destaca sobre el paisaje urbano de Edimburgo, lleva siglos cautivando por su belleza arquitectónica y su trascendental protagonismo en el pasado político y religioso de Escocia.

La Catedral de Saint Giles de Edimburgo ofrece una experiencia inolvidable y la oportunidad de conectar con una parte significativa de la cultura escocesa. Con nuestra guía te llevamos a descubrir la fascinante historia y todo el encanto que han guardado los sagrados y antiguos muros de St Giles, un lugar tan emblemático como sublime.

La Catedral de St Giles: icono de Edimburgo

La Catedral de St Giles es la más grande y famosa de las iglesias de Edimburgo que realza las vistas de la ciudad con su distintiva cúpula en forma de corona real. Situada en pleno corazón medieval de la Old Town, entre el Castillo de Edimburgo y el Palacio de Holyroodhouse, Saint Giles se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos más visitados de la capital escocesa.

Catedral de St Giles Edimburgo

La iglesia fue levantada sobre un antiguo santuario románico y, a pesar de que se le conoce como la Catedral de Edimburgo, St Giles técnicamente no es una catedral desde el siglo XVII, a raíz de la Reforma. Es el principal centro religioso presbiteriano de Escocia que fue consagrado a San Giles el patrón de Edimburgo y santo de los leprosos y enfermos.

Edimburgo alberga dos catedrales oficiales, una católica y la otra protestante, cada una con un acervo digno de apreciar, por lo que vale la pena visitarlas. St Mary’s Catholic Cathedral en el East End – en Broughton Street – fue erigida en 1814. Es la sede de la Arquidiócesis de St Andrews y Edimburgo y la iglesia central del catolicismo escocés. Por su parte, St Mary’s Episcopal Cathedral, de estilo neogótico, fue construida en 1879. Su aguja principal mide 90 metros, lo que lo convierte en el edificio más alto de Edimburgo. Está ubicada en Palmerston Place, en el West End de la New Town.

St Giles Cathedral realmente es la High Kirk of Edinburgh (Gran Iglesia de Edimburgo). Es un lugar profundamente respetado por los escoceses que ofrece un espacio excepcional para la oración, la contemplación y para disfrutar de la cultura por su variada agenda de eventos anuales.

Historia de la Catedral de St Giles

Establecida en el siglo XII, la Catedral de St Giles está reconocida como la iglesia madre del presbiterianismo, tanto en Escocia como en el mundo. Saint Giles es un lugar imprescindible para apreciar el Edimburgo medieval o conocer sobre la Reforma escocesa desde el epicentro de los acontecimientos. Acompáñanos a descubrir más de 900 años de historia de la Catedral de Edimburgo, desde su origen hasta la relación que guarda con su Majestad la Reina Isabel II.

Origen de St Giles

El origen de St Giles data alrededor del año 1124 y se le atribuye su fundación al rey David I (hijo del rey Malcom II) a partir de una parroquia ya existente de los monjes de la Orden de San Lázaro. Esto significa que Sant Giles es anterior a la mayor parte del casco antiguo de Edimburgo.

St Giles fue consagrada por David de Bernham, obispo de St Andrews, en octubre de 1243. Tanto Edimburgo como la pequeña iglesia románica fueron atacados e incendiados dos veces en el siglo XIV, ambas por ejércitos ingleses. Primero por orden del rey Eduardo II, en represalia por la Declaración de Arbroath que proclamaba la independencia de Escocia. Posteriormente, bajo el mandato de Ricardo II, como escarmiento luego de una exitosa incursión de caballeros y barones escoceses y franceses en suelo inglés.

Durante el siglo XIV se inició la transformación arquitectónica de la futura Catedral de St. Giles a su aspecto gótico y en el siglo XV, además de recibir una reliquia de San Gil, la iglesia parroquial fue elevada a la categoría de colegiata por el Papa Pablo II. St Giles siguió siendo católica hasta la Reforma.

Detalle de la fachada de la catedral de st giles en Edimburgo

Reforma y presbiterianismo

En 1560, Escocia se volvió oficialmente protestante cuando su parlamento puso fin a la autoridad del Papa sobre la Iglesia escocesa. No solo abolieron los rituales católicos, también St Giles sufrió cambios para darle una imagen de austeridad más acorde con los ideales del presbiterianismo. Sin embargo, en 1633 Carlos I de Inglaterra elevó su estatus oficialmente a Catedral de St Giles para servir como sede del nuevo obispo de Edimburgo, pero las imposiciones de la iglesia inglesa no duraron mucho.

Con la llamada “guerra del taburete” desatada por Jenny Geddes dentro de la Catedral de Edimburgo se sucedieron varios años de acontecimientos turbulentos. Como resultado, la religión presbiteriana regresó a St Giles y con ella la ausencia de obispos y catedrales, aunque el título de catedral terminó siendo popular y aceptado por la población hasta el día de hoy.

Estatua dedicada al taburete de Jenny Geddes en la catedral de St Giles en Edimburgo

Como homenaje a las luchas de esa época, en una vitrina en la esquina sureste de la Catedral de Saint Giles de Edimburgo se muestra una copia del manifiesto firmado por los Covenanters rebeldes a la iglesia inglesa llamado El Pacto Nacional.

Copia de la declaracion de los covenanters en la catedral de st giles en edimburgo

John Knox y la Catedral de St Giles

La Reforma escocesa fue un proceso de rebelión política y religiosa que se desarrolló durante el siglo XVI encabezada por John Knox, el líder y padre del presbiterianismo. Knox fue un escritor y predicador muy respetado que ayudó a reclutar seguidores y convencer a los sectores más influyentes y poderosos de la sociedad escocesa para la causa protestante.

El 29 de junio de 1559 John Knox pronunció un famoso sermón desde la Catedral de St Giles que avivó las llamas de la Reforma, cambió el futuro de la Iglesia de Escocia y lo llevó a ser presbítero de la nueva congregación.

Estatua de John Knox en la catedral de St Giles, Edimburgo

En la nave central de la Catedral de Edimburgo se levanta una estatua con su efigie y en la Plaza del Parlamento – detrás de la Catedral – podrás ver la que se cree que es su tumba, tan austera y sencilla como los valores de la religión que defendió hasta la muerte.

Las continuas reformas de St Giles

A Saint Giles se le considera uno de los edificios de iglesias parroquiales medievales más importantes de Escocia. De la primera estructura románica del siglo XII sobreviven un par de capiteles; pero, desde sus inicios han sido numerosas las reconstrucciones que la llevaron al grandioso edificio que es hoy.

La remodelación definitiva llegó a la Catedral de Saint Giles a finales del siglo XIX por iniciativa del Lord Provost de Edimburgo William Chambers, el mismo que le otorgó su licencia al perrito más querido de Edimburgo, Greyfriars Bobby. Chambers contrató al destacado arquitecto escocés William Hay para que le devolviera a St Giles lo que él mismo llamó “su espacio sagrado medieval original”.

Catedral de St Giles, Edimburgo

La Catedral de Saint Giles y la reina Isabel II

St Giles fue el último lugar en Escocia donde se rindió honores a Su Majestad, la Reina Isabel II tras su fallecimiento y antes del traslado del féretro a Londres. El 12 de septiembre de 2022, el ataúd de la reina fue llevado en procesión por la Royal Mile hasta la Catedral de Saint Giles, en compañía de la familia real británica, del Regimiento Real de Escocia y la Real Compañía de Arqueros. A su llegada a la iglesia se colocó encima del ataúd la Corona de Escocia, se llevó a cabo un servicio de acción de gracias y el Salmo 118 fue cantado en gaélico escocés.

El ataúd de la Reina Isabel II permaneció dentro de la Catedral de Saint Giles en capilla ardiente durante 24 horas, donde el rey Carlos, la princesa Ana, el príncipe Andrés y el príncipe Eduardo celebraron la Vigilia de los Príncipes como parte del funeral de estado.

Arquitectura de la Catedral de Saint Giles

Desde sus comienzos como iglesia románica en el siglo XII hasta su transformación en una imponente obra maestra gótica, la Catedral de Saint Giles es dueña de un rico legado arquitectónico que da cuenta de su encanto atemporal.

La Catedral de Edimburgo consta de cinco naves, su nave central está rematada por una torre en forma de corona que se eleva sobre el crucero denominado Crown Spire erigida en 1495. Entre los siglos XIII y XVI St Giles se extendió y el edificio desarrolló su estilo gótico con los elementos constructivos y arquitectónicos característicos medievales, como las bóvedas de crucería; los arbotantes; esbeltas columnas e intrincados ornamentos y tallas de piedra; además de varios pasillos exteriores y capillas.

Las restauraciones a partir del siglo XIX incorporaron los estilos neogóticos de la época y terminaron por darle a la catedral de St Giles el esplendor que le ha valido su fama. En el interior de St Giles cabe destacar el coro, considerado la mejor muestra local de arquitectura religiosa durante la Baja Edad Media; las magníficas vidrieras del siglo XIX y XX y la Capilla de la Orden del Cardo; así como una infinita cantidad de detalles que invitan a la contemplación y al asombro.

Curiosidades de la Catedral de St Giles en Edimburgo

A continuación, te contamos algunas peculiaridades de St Giles que seguramente desconocías:

  • A pesar de ser conocida como la catedral de Edimburgo, St Giles en realidad no es una catedral ya que, por definición, las catedrales son las sedes de los obispados. Saint Giles no conservó el status de catedral que llegó a tener en el siglo XVII, dado que la Iglesia de Escocia es presbiteriana y, por tanto, carece de obispos. El título o nombre oficial en realidad es High Kirk of St Giles.
  • Después de la Reforma escocesa, la planta de Saint Giles Cathedral se dividió en cuatro espacios con altos muros de piedra y albergó cuatro iglesias en una, cada una con sus respectivos ministros y feligresía.
  • En St Giles llegaron a funcionar una estación de bomberos, una comisaría de policía, una escuela y un almacén de carbón. Incluso la terrible guillotina escocesa conocida como “The Maiden” estuvo alojada en San Giles y actualmente forma parte de la colección del Museo Nacional de Escocia.
  • William Chambers, el artífice de la gran restauración de St Giles en el siglo XIX, no pudo estar presente el día de la gran apertura de la renovada catedral, ni disfrutar su obra. Sin embargo, a pesar de su delicado estado de salud, fue llevado discretamente tres días antes de morir y pudo comprobar la belleza de su proyecto terminado.
  • La propia reina Victoria colaboró con una donación de £200 para los planes de restauración de Chambers, lo que ayudó a atraer más donativos. Hay constancia que poco antes de culminar las reformas, la catedral de St Giles atraía visitantes locales y foráneos, incluso de Inglaterra y Estados Unidos.
  • Se sabe que Saint Giles recibió en el siglo XV un hueso del brazo del propio santo traído de Francia por Sir William Preston de Gorton. Las reliquias eran muy codiciadas en la Edad Media porque otorgaban prestigio y dinero a la parroquia. Sin embargo, el hueso desapareció durante los saqueos de la Reforma y hoy su ubicación es un misterio.

Visitar la Catedral de St Giles

Visitar la catedral de St Giles es una oportunidad estupenda para conocer un lugar que ha sido testigo de episodios clave para Edimburgo y Escocia. St Giles muestra con orgullo su dramático pasado, a través de su valiosa herencia espiritual, histórica y arquitectónica, como una de las iglesias más importantes del mundo. Si te preguntas qué ver en la catedral de Edimburgo, aquí te lo contamos.

Qué ver en el exterior de la Catedral de St Giles

La majestuosa presencia de la fachada gótica de la Catedral de Saint Giles, con su impresionante cúpula y campanario en forma de corona real, arranca elogios desde la Royal Mile. Vale la pena tomarse un tiempo para admirar los intrincados detalles de la ornamentación exterior antes de entrar y ver algunos de los sitios interesantes que hay a las afueras.

Cerca de la puerta oeste de St. Giles se encuentra el “Corazón de Midlothian”, un gran corazón de mosaico formado por adoquines de piedra. Marca el lugar donde se encontraba la horrenda prisión Tolbooth y el cadalso público en el siglo XV. Una de las tradiciones escocesas consiste en escupir sobre este corazón, posiblemente por su relación con un lugar tan despreciable. Los escupitajos se volvieron una señal de rivalidad futbolística, una expresión de molestia hacia la política local y un gesto para atraer la buena suerte. No importa la razón, es una auténtica guarrada y nosotros te recomendamos no hacerlo.

En la parte trasera de la Catedral de Saint Giles está la Plaza del Parlamento y un parking asfaltado. Sobre el espacio marcado con el número 23 hay una sencilla placa que señala la última morada del célebre John Knox. A dos pasos de este lugar está una estatua de tamaño natural de Carlos II erigida en 1685, a la muerte del rey. Se cree que es la estatua ecuestre de plomo más antigua de Reino Unido y también de Edimburgo.

Por el lado de High Street se alza la Mercat Cross, un monumento victoriano de 1882 que conmemora el relevante status de ciudad comercial de Edimburgo en la Edad Media y marca el lugar donde se reunían los comerciantes y se realizaban las proclamaciones públicas. Aunque el sitio original estaba a 14 metros de la Catedral St Giles en su extremo este. Si quieres descubrir cuál es el animal nacional de Escocia, solo tienes que alzar la vista hasta lo alto de este monumento.

Qué ver en el interior de la catedral de St Giles

Traspasar el umbral de la Catedral de St Giles es encontrar una sinfonía de esplendor por su riqueza arquitectónica y artística. Las impresionantes bóvedas de crucería ofrecen una sensación de grandeza y los estilizados pilares custodian la profusa y exquisita mampostería. En el lado sur, no pierdas detalle del vibrante azul de los techos altos que se mezcla con los arcos de piedra blanca y recuerdan a la bandera de Escocia.

El interior de St. Giles es amplio y majestuoso, alberga más de cien estatuas y monumentos a figuras distinguidas de la historia y la cultura escocesa. El gris de la piedra contrasta con el colorido que brindan numerosas banderas heráldicas y estandartes. Mención especial merecen las espectaculares vidrieras, la estatua de John Knox y la Capilla de la Orden del Cardo.

Estatua de John Knox

Hablar de St Giles es hablar de John Knox, líder de la Reforma escocesa y padre de la iglesia presbiteriana. En su honor la catedral St Giles exhibe cerca de su extremo oeste una estatua en bronce del célebre predicador, realizada en 1904 por el escultor Pittendrigh MacGillivray.

El monumento muestra a un imponente Knox de pie con su cabeza erguida sosteniendo una biblia, como si estuviera a punto de lanzar un poderoso sermón, tal y como seguramente lo hizo en el siglo XVI desafiando a la iglesia de Inglaterra en esta misma catedral.

Estatua de John Knox en la catedral de St Giles, Edimburgo

Vidrieras

Las vidrieras de la Catedral de St. Giles son piezas artesanales de una maestría extraordinaria que inundan de infinitas tonalidades sus espacios para crear un espectáculo de luz y color. Estos hermosos ventanales fueron colocados a finales del siglo XIX y durante el siglo XX, y muestran diferentes temas históricos, culturales y religiosos.

Desde la Reforma las ventanas de St Giles eran simples, conforme con los valores de austeridad de la Iglesia de Escocia. Sin embargo, las vidrieras de colores fueron permitidas bajo el argumento que ilustraban historias bíblicas. Hay constancia que algunos fragmentos del vidrio medieval fueron incorporados durante la restauración de 1871 a la vidriera del extremo este, llamada “Ventana de la Transfiguración”, que muestra a Cristo con Moisés y Elías.

La Capilla de la Orden del Cardo

En la esquina sureste de la Catedral de St Giles se encuentra la capilla de la Orden del Cardo (Thistle Chapel) construida en 1911. Es la capilla oficial de los caballeros de la Orden del Cardo, la más alta orden de caballería en Escocia.

Esta capilla tiene un encanto excepcional y es un lugar imperdible para ver en St Giles. Tiene un ábside poligonal y una bóveda de piedra con un rico patrón de nervaduras, además de una exquisita sillería de madera tallada a mano con los escudos de armas de los miembros de la orden.

La Capilla de la Orden del Cardo exhibe una gran cantidad de meticulosos detalles, tanto heráldicos como religiosos, que muestran magistralmente la herencia escocesa, como los tiernos ángeles de madera tocando la gaita y hermosas flores de cardo de todos los tamaños.

Tours guiados Catedral de St Gile’s

La catedral de St Giles ofrece tours guiados dos veces al día durante la semana y los sábados por la mañana, totalmente recomendados. Son recorridos ideales si tienes tiempo y quieres escuchar la historia que envuelve a St Giles desde sus cimientos, mientras admiras sus atractivos más emblemáticos. El tour se realiza únicamente en la nave principal de la catedral, son gratuitos y duran 45 minutos. Es indispensable reservar en línea en la página web oficial de St Giles, ya que son muy populares y se llenan rápidamente.

Mirador, tejado y vistas de la catedral de Edimburgo St Giles

La privilegiada ubicación de St Giles, en pleno corazón del Edimburgo medieval, permitía hasta no hace mucho una perspectiva de la catedral y de la ciudad realmente excepcional gracias a un tour guiado hasta su mirador. Actualmente no está disponible al público.

Subida a la torre

El elemento arquitectónico medieval más distintivo de la Catedral de St Giles es su icónica torre en forma de corona, donde también funciona el campanario. El reloj actual fue instalado en 1912 en sustitución del antiguo reloj del siglo XVI, el cual se exhibe en el Museo de Edimburgo. Las horas y los cuartos se tocan en las tres campanas originales: la gran campana, que data del siglo XV, y las dos más pequeñas, del siglo XVIII.

Tejado y vistas

Las vistas desde las alturas de la Catedral de St Giles son espectaculares. Además de apreciar con detalle la intrincada ornamentación del techo, la panorámica de la Old Town desde el tejado de la iglesia permite admirar el encanto del casco antiguo, el Castillo de Edimburgo y los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Conciertos gratuitos en St Giles

La catedral de St Giles acoge una gran variedad de eventos anuales, como conciertos, conferencias y exposiciones de arte. La agenda de conciertos gratuitos es bastante popular, y visitantes y público local aprovechan la ocasión para disfrutar de una experiencia musical memorable rodeada de la maestría gótica de St Giles. Te recomendamos consultar la página web oficial donde encuentras toda la información de cada presentación.

Información práctica para visitar la catedral de St Giles, Edimburgo

Toma nota de los datos útiles que te ofrecemos a continuación, para que puedas planificar de forma práctica tu visita a la Catedral de Saint Giles en Edimburgo.

Detalles

La página web oficial es St Giles Cathedral, donde encontrarás toda la información que necesitas saber para visitar la catedral, incluida la agenda de eventos y las reservaciones para los tours.

Horario

St Giles está abierta al público todos los días de la semana en el siguiente horario:

  • Lunes a viernes: 10 am a 6 pm
  • Sábado: 9 am a 5 pm
  • Domingo: 1 pm a 5 pm

Precio

La entrada a la Catedral de St Giles es gratuita, aunque las donaciones son bienvenidas, ya que el edificio se gestiona mediante estos donativos. Lo recomendable son £6. Puedes hacer una donación en la recepción al entrar, así como en varios puntos en el interior de la iglesia.

Ubicación de la Catedral de Edimburgo

La Catedral de St Giles está ubicada en el centro del casco antiguo de Edimburgo, en el High Street de la Royal Mile, a solo diez minutos a pie desde el Castillo de Edimburgo.

Cómo llegar a la Catedral de Saint Giles

La mejor manera de llegar a la Catedral St Giles es andando, porque está en plena Royal Mile. Sin embargo, dependiendo en qué punto de la ciudad te encuentres, el servicio de transporte público te deja relativamente cerca.

Bus

Si bien no hay ningún autobús que pare directamente frente a St Giles, hay muchas paradas de autobús cercanas como la de Victoria Street en el puente George IV. Hay servicios regulares a través de la ciudad desde las paradas de autobús de South Bridge y del Museo de la Infancia que están disponibles caminando por la Royal Mile

Preguntas frecuentes sobre la Catedral de St Giles en Edimburgo

Algunas de las preguntas más frecuentes de nuestros lectores sobre St Giles las respondemos en esta sección.

¿Cuánto cuesta la entrada a la catedral de Edimburgo?

La entrada a la Catedral de Edimburgo es gratuita, pero lo ideal es hacer una donación de £6.

Explorar un lugar tan fascinante como la Catedral de St Giles es un plan imprescindible en tu viaje a Edimburgo. Te recomendamos incluir una visita a este santuario medieval, ícono de la capital escocesa. Si ya lo conoces, nos encantaría que compartieras con nosotros tu experiencia en los comentarios.

Recuerda que también puedes seguir este blog de viajes sobre Escocia en Facebook, Twitter e Instagram si quieres más fotos, rutas, historias y vídeos en directo.

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

- Responsable: Patrícia Cuní

- Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestión de comentarios.

- Legitimación: Tu consentimiento.

- Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.

- Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.

- Contacto: hola @ madaboutravel . com

- Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Patricia Cuni
Patricia Cuni

✍️ Journalist and travel writer.
💚 Living and loving #Scotland since 2005.
🌍 Exploring the world

No pares aquí
Más destinos

Qué hacer en el mes de agosto en Edimburgo

¿Vas a viajar a Edimburgo en agosto? Pues sigue leyendo porque aquí tienes todos los mejores planes: festivales, conciertos, actividades, exposiciones, etc. Exacto, todas esas cosas que deberías hacer en Edimburgo si vienes en agosto.

35 excursiones desde Glasgow por libre

Descubre las mejores escapadas de un día desde Glasgow. Explora destinos cercanos llenos de encanto e historia. Desde pintorescos pueblos hasta paisajes naturales impresionantes. ¡Planifica tu próxima aventura fuera de la ciudad!